Suscríbase para recibir notificaciones de nuevos artículos.

-Contenido completo de "Buenos ministros de Jesucristo"

 

"Maestra preparada, activa y eficaz"

Querida dama cristiana, si tiene usted el deseo y reúne los requisitos básicos, usted puede prepararse para ser una maestra activa y eficaz.

Recursos para este tema

-Texto para este tema

-Presentaciones gráficas en CorelDraw para este tema. Desglose a continuación.

 

Para ver la Presentación gráfica en su tamaño original, presionar la miniatura o el enlace que la sigue.

 

-Presentación gráfica 1. "¿Cuáles son mis verdaderas cualificaciones para maestra?" Hacer un auto análisis imparcial. Tomar en cuanta su edad. Sus puntos fuertes y sus puntos débiles. Su conocimiento de las enseñanzas bíblicas, preparación académica, alcance del conocimiento y del entendimiento de la naturaleza humana, experiencia en el arte de la pedagogía eficaz, rasgos de carácter y talentos particulares. Cuatro gráficos figuran en esta "Presentación gráfica".

 

-Presentación gráfica 2. ¿Cuáles son algunos grupos que la maestra cristiana puede enseñar? Mujeres mayores de edad, mujeres maduras, candidatas para maestra, mujeres adultas jóvenes, solteras, divorciadas, madres solteras, universitarias, víctimas del maltrato, casadas, con matrimonios al borde del fracaso, señoritas, adolescentes, niños y párvulos. Dieciséis gráficos ilustran los distintos grupos.

 

-Presentación gráfica 3. "¿Cuáles temas puedo enseñar?" Temas doctrinales. ¡Hay centenares! Valores morales. Responsabilidades sociales y espirituales. Crianza de hijo. Noviazgo. Matrimonio. Crisis espirituales. Obras correspondientes a la dama cristiana. Preguntarse: "¿Domino a perfección el tema que pienso enseñar? ¿Responde este tema a las necesidades espirituales de las personas que me escucharán? ¿Es realmente importante, edificante y bíblico este tema?" Diez gráficos ilustran estas enseñanzas.

 

-Presentación gráfica 4. "¿A cuántas personas puedo enseñar a la vez?" A una sola persona, a tres, quince, treinta o el número que sea. Gráfico: una mujer cristiana instruye a una sola dama inconversa. Gráfico: una maestra cristiana enseña a solo tres niñas. No es preciso tener una clase de diez o más para hacer una obra eficaz e importante. Gráfico: una dama cristiana hace el papel de consejera para una sola jovencita. Gráfico: una mujer cristiana madura imparte normas espirituales de buena conducta a tres señoritas. No es necesaria una audiencia de treinta, cincuenta o cien para impactar vidas con las sanas enseñanzas del evangelio. La instrucción de "tú a tú", es decir, cara a cara con una sola persona, suele ser la más eficaz y productiva.

 

-Presentación gráfica 5. "¿A cuántas personas puedo enseñar a la vez?" Mientras más pequeño el grupo, más eficaz y productiva suele ser la enseñanza en muchos aspectos. Casi toda mujer cristiana puede prepararse y cualificar para enseñar a una sola persona a la vez, o tal vez, a grupos pequeños de dos, tres, cinco o siete. La mentalidad de siempre proyectarse como maestra frente a grupos nutridos de damas es contra producente.

 

-Presentación gráfica 6. "¿Dónde puedo enseñar?" En salones del lugar de reunión de la congregación. Limitarse a este medio significa perder muchas oportunidades para impactar todas las almas a su alcance con el conocimiento, los consejos y la sabiduría espiritual que usted ha acumulado. En su propio hogar. Planificar los temas, adaptándolos a su comunidad. Invitar personalmente. Inventar medios llamativos de comunicar las enseñanzas. Influenciar, cambiar vidas, ganar almas para salvación. En hogares de familiares, vecinos o conocidos. Temas de interés para este foro: Conducta moral saludable, libertinaje -su significado y grandes peligros, noviazgo, problemas emocionales, relación a padres, maestros, etcétera. Informar, orientar, encaminar hacia Dios, su iglesia y el cielo. Siete gráficos forman parte de esta "Presentación gráfica".

 

-Presentación gráfica 7. "¿Cómo me preparo?" Motivarse. Vencer el temor, la timidez, la dejadez, la vagancia y la vanagloria. Purificar la mente y el espíritu. Hacer suyo el espíritu "de poder, de amor y de dominio propio".  Estudiar la Biblia asiduamente. Escudriñar fuentes de información relevantes, en adición a la Biblia. Informarse de los medios audiovisuales disponibles. Aprovechar cursos avanzados de capacitación espiritual. Observar, aprender e imitar los métodos efectivos de maestras y maestros exitosos. Analizar la condición espiritual y las necesidades de los que oirán sus enseñanzas. Consagrarse. Orar a menudo, pidiendo sabiduría celestial y que Dios le use para la edificación de sus alumnos u oyentes. ¡Entrar en acción! Aceptar el reto. Decir a los administradores de la congregación que usted desea cooperar en la enseñanza conforme al rol que Dios asigna a la mujer cristiana y los talentos particulares que usted posee.

 

-Texto para este tema

-Contenido completo de "Buenos ministros de Jesucristo"

 

 

 

Twittear Seguir a @editoriallapaz   

¿Le gusta esta página? Por favor, ayúdenos a difundir la información por medio de compartirla automáticamente con sus amistades de Facebook, Google+, LinkedIn, y Twitter pulsando en los botones arriba colocados.

Derechos reservados. Permiso concedido para hacer una copia, o múltiples copias pero ninguna para la venta.