Suscríbase para recibir notificaciones de nuevos artículos.
-Dos páginas

¿INFALIBILIDAD?  

Por Luis López Hernández

Mixto, Guatemala

En la Iglesia Romana, se empezó a aseverar la infalibilidad de la iglesia en su conjunto, habiendo dado a luz esta doctrina en el año 1070 d.C. Luego se dijo que eran infalibles los concilios, como órganos de la iglesia. Más tarde, se sostuvo que la infalibilidad residía en los concilios, unidos al Papa, o sea, confirmados por él. Y en nuestros días termina con decir que infalibilidad reside solamente en el Papa. Este es el dogma más reciente de la Iglesia Romana, el que fue votado por mayoría en el Concilio Vaticano, 13 de julio de 1870. Ahora bien, esto es absurdo y anticristiano.

El Papa, pues, fue declarado infalible desde el día 13 de julio de 1870, no por la autoridad suprema de Dios o de las Santas Escrituras, sino por la débil voz de un concilio reunido en la ciudad de Roma.

El Papa se hizo proclamar igual a Dios , desde que la infalibilidad es atributo de Dios solamente , y pretender que  un hombre lo sea es la blasfemia más atrevida que pueda imaginarse. Pero, estaba previsto en las profecías bíblicas, que el anticristo debía “hacerse igual a Dios” ( 1 Tesalonicenses 2:4 ), y así la proclamación de la infalibilidad del Papa ha sido el cumplimiento más evidente de uno de los caracteres delineados en la profecía.

Para demostrar que todos los hombres son falibles y que Pedro, el apóstol, de quien dice la Iglesia Romana que fue el primer Papa, fue falible, citamos los textos siguientes:

-“Cuando hubieron cantado el himno, salieron al monde de los Olivos. Entonces Jesús les dijo: Todos os escandalizaréis de mí esta noche; porque escrito está: Heriré al pastor, y las ovejas serán dispersadas. Entonces Pedro le dijo: Aunque todos se escandalicen, yo no. Y le dijo Jesús: De cierto te digo que tú, hoy, en esta noche, antes que el gallo haya cantado dos veces, me negarás tres veces. Mas él con mayor insistencia decía: Si me fuere necesario morir contigo, no te negaré. También todos decían lo mismo” ( Marcos 14:26-27 , 29-31). Pero, cuando Jesús fue arrestado aquella noche todos aquellos que le habían prometido que si fuera necesario se iban con él a la cárcel y aun su propia vida darían por él, le negaron ( Lucas 22:33 ). ¿Fueron falibles? Sí. Le dejaron solo; todos ellos huyeron ( Marcos 14:50-52 . “Mas Pedro le seguía de lejos hasta el patio del sumo sacerdote; y entrando, se sentó con los alguaciles, para ver el fin.”

-“Pedro estaba sentado fuera en el patio; y se le acercó una criada, diciendo: Tú también estabas con Jesús el galileo . Mas él negó ante todos, diciendo: No sé lo que dices. Saliendo él a la puerta, le vio otra vez, y dijo a los que estaban allí: También éste estaba con Jesús el nazareno . Pero él negó otra vez con juramento: No conozco al hombre. Un poco después, acercándose los que por allí estaban, dijeron a Pedro: Verdaderamente también tú eres de ellos, porque aún tu manera de hablar te descubre. Entonces él comenzó a maldecir , y a jurar: No conozco al hombre. Y en seguida cantó el gallo. Entonces Pedro se acordó de las palabras de Jesús, que le había dicho: antes que cante el gallo, me negarás tres veces. Y saliendo fuera lloró amargamente” ( Mateo 26:58 , 69-75).

Cristo jamás prometió a su iglesia la infalibilidad. Pedro mismo cayó aun después que fue restaurado, en materia religiosa , y tuvo que soportar la reprensión de Pablo ( Gálatas 2:11-17 ).

Muchos grandes doctores de la Iglesia Romana en todas las épocas han negado la infalibilidad papal. Y los concilios de Constanza y de Basilea se colocaron con toda franqueza por encima del Papa. En el Concilio Vaticano mismo, no pocos obispos se declararon contrarios a aquel dogma.

Pero, la misma historia nos dice que más de una vez los mismos Papas cayeron en la herejía y se han contradicho a menudo sobre cuestiones de fe y de moral. Por consiguiente, es absurdo decir que son infalibles.

-Inocencio I y Gelacio I declararon tan necesario que los niños recibieran la comunión, que sin ella irían al infierno. Sin embargo, el Concilio de Trento anatematizó aquella doctrina.

-El Papa Gelacio declaró necesario que el bautismo se hiciera en nombre de la Trinidad. El Papa Nicolás I (858 – 867 d.C.) aseguró a los búlgaros que era suficiente hacerlo en el nombre de Cristo solamente.

-Los Papas en general han declarado el matrimonio indisoluble, aun cuando fuese contraído con una esclava. En cambio, el Papa Esteban II (752 d.C.) enseño que el matrimonio con una esclava podía disolverse.

-Celestino I declaró nulo el matrimonio si uno de los cónyuges se volvía hereje. Inocencio III (1198 – 1216 d.C.) anuló esta decisión, y Adriano IV (1154 – 1159) llamó hereje a Celestino por lo que decretó.

-El Papa Gregorio I declara que aquel que se hace obispo universal, o pretende serlo, es precursor del anticristo. Pero, su sucesor, Bonifacio III (607 d.c .) se hace dar aquel título por el emperador Focas.

-Pascual II (1099 – 1118) y Eugenio III (1145 – 1153) autorizan el duelo, mientras Julio III (1550 – 1555) y Pío IV (1559 – 1565) lo prohíben.

“El Papa Alejandro VI (Borja), nacido en Játiva (España) en el 1431, Papa de 1492 a 1503. Político eminente, hizo una guerra despiadada a los grandes señores italianos; pero su vida privada, su duplicidad y su nepotismo, correspondían más bien a un príncipe del Renacimiento que a un verdadero Papa” (Diccionario Larousse Universal, Tomo I).

Aquí tenéis a vuestros infalibles, ¡ que se declaran falibles !

Estas declaraciones deben ser más que suficientes para convencer a todos los papistas que acepten la verdad que solo Dios es infalible .

Luis López Hernández

9 Av. 0-57 “B”, Zona 1, Mixto

Guatemala

 

  

¿Le gusta esta página? Por favor, ayúdenos a difundir la información por medio de compartirla automáticamente con sus amistades de Facebook, Google+, LinkedIn, y Twitter pulsando en los botones arriba colocados.

Derechos reservados. Permiso concedido para hacer una copia, o múltiples copias pero ninguna para la venta.