Suscríbase para recibir notificaciones de nuevos artículos.

 

Sermones. Más de ciento cuarenta en esta Web. De texto completo, audio, video, PowerPoint.

La Segunda Venida de Jesucristo. El milenio, rapto, poco de tiempo, ARMAGEDÓN y muchos otros temas relevantes disponibles en esta Web.  Lista, con enlaces.

Ateísmo, materialismo, humanismo y hedonismo en el mundo de hoy. Mucho material en esta Web. Artículos, estudios a fondo e intercambios.

Vuelo del Falcón Pesado; Vuelo del Alma-Espíritu. Una analogía. Parte 1. Tema: De pesos iniciales, ruidos y cargas. Adaptable para clases, conferencias o mensajes. Incluye una imagen (diapositiva) en JPEG.

El tenso vuelo de Starman a la Primera Órbita. El vuelo obligatorio del Alma-Espíritu a la Primera Parada. Una analogía. Parte 2. De la serie: Vuelo del Falcón Pesado; Vuelo del Alma-Espíritu.

 

Vuelo del Falcón Pesado

Vuelo del Alma-Espíritu

Una analogía

Parte 3

El triste vuelo espacial de Starman en su Tesla Roadster, al encuentro con la eventual destrucción total

El vuelo feliz del Alma-Espíritu Puro al PARAÍSO, su Segunda Escala en las Regiones Celestiales

 

Tema adaptable para clases, conferencias o mensajes

 

En esta creación artística el maniquí astronauta Starman, al volante de su lucido Tesla Roadster, pasa bien cerca de un cuerpo interestelar en su órbita peligrosa alrededor del Sol. Cualquier asteroide, cometa, conglomeración de piedras o polvo denso en el espacio negro puede liquidar tanto a Starman como al Tesla.
 

En esta creación artística el maniquí astronauta Starman, al volante de su lucido Tesla Roadster, pasa bien cerca de un cuerpo interestelar en su órbita peligrosa alrededor del Sol. Cualquier asteroide, cometa, conglomeración de piedras o polvo denso en el espacio negro puede liquidar tanto a Starman como al Tesla.

 
 
En este abstracto, el Alma-Espíritu, habiendo sido validado de “Puro” su estatus espiritual cuando arribó a la Primera Escala Celestial, vuela feliz y tranquilamente a través de dimensiones espirituales muy lindas hacia la Segunda Escala, el Paraíso, en las regiones del Hades, adonde fue también Jesucristo al fallecer su cuerpo mortal en la cruz.

 

En este abstracto, el Alma-Espíritu, habiendo sido validado de “Puro” su estatus espiritual cuando arribó a la Primera Escala Celestial, vuela feliz y tranquilamente a través de dimensiones espirituales muy lindas hacia la Segunda Escala, el Paraíso, en las regiones del Hades, adonde fue también Jesucristo al fallecer su cuerpo mortal en la cruz.

 

 

Texto amplio con numerosas enseñanzas y aplicaciones

Incluye una imagen (diapositiva) en JPEG

 

La forma y apariencia del Alma-Espíritu Puro, al despojarse este de su cuerpo físico terrenal y entrar en las regiones espirituales, el apóstol Pablo lo representa como “desnudo”. Análisis de 2 Corintios 5:1-8. “…vestidos, y no desnudos.”

¿Tiene “sustancia y forma” el Alma-Espíritu Puro que acaba de salir del cuerpo físico fenecido? Análisis de 1 Tesalonicenses 5:23. El significado de: “…el espíritu” vuelve “a Dios que lo dio”, en Eclesiastés 12:7. Salido del cuerpo físico muerto, ¡se le quita al Alma-Espíritu la facultad del libre albedrío!

El significado de “…aún no se ha manifestado lo que hemos de ser”, en 1 Juan 3:2.

La figura, aspecto o parecer del Dios que es Espíritu.

¿Tienen locomoción propia las Almas-Espíritus salidas de cuerpos físicos fallecidos? Partir o abandonar al cuerpo muerto: acciones preprogramadas en toda Alma-Espíritu.

Estudio de Juan 5:24. “…NO viene a juicio”el Alma-Espíritu de la persona que muere “en el Señor”

¡Vuelo jubiloso al Paraíso!

En la actualidad, ¿dónde se encuentran Starman y el Tesla Roadster?

Muchos puntos y aplicaciones adicionales.

 
Esta imagen JPEG es la tercera diapositiva de múltiples gráficas y textos para la serie de analogias intitulada El vuelo del Falcón Pesado y el Vuelo del Alma-Espíritu, con textos completos para sermones, conferencias o clases bíblicas.

 

La secuencia de gráficas y textos

 

El tema de la Parte 3 de esta Analogía entre el Vuelo del Falcón Pesado y el Vuelo del Alma-Espíritu es El triste vuelo espacial de Starman en su Tesla Roadster al encuentro con la eventual destrucción total, y la contraparte de la Analogía: El vuelo feliz del Alma-Espíritu Puro al PARAÍSO, su Segunda Escala en los lugares celestiales. Este tema no se registra en la imagen-diapositiva.

A la izquierda, en la esquina inferior. La fotografía de Starman al volante del carro Tesla, con el globo del planeta Tierra claramente visible a su derecha. Esta no es una creación gráfica sino una fotografía tomada por una de las tres cámaras conectadas al carro de tal manera que podían captar tan impresionantes escenas.

El vehículo Tesla Roadster, con su chofer Starman, permanecieron en órbita más de 170 kilómetros (100 millas) por encima de la Tierra durante solo seis horas. Esta maniobra se hizo para confirmar que el sistema de control funcionaba sí correctamente para colocar cargas en órbita alrededor del planeta.

El texto: En órbita alrededor del planeta Tierra por seis horas.

Así, representamos en esta Analogía la Primera Escala de Starman en el Tesla. Por cierto, ¡una escena espectacular para un automóvil fabricado en la tierra y un maniquí también de manufactura terrenal! Allá en órbita alrededor del planeta Tierra. El carro, un descapotable. Starman, expuesto al ambiente. Ambos, al descubierto, sin la protección de algún casco metálico grande que los encubriera. Confiado y orgulloso Starman, seguro en esta primera órbita, disfrutando tan tremenda aventura y escenas, pues, ¡fuera de este mundo!

Por “analogía” no queremos implicar que hubiese similitudes entre Starman y el Alma-Espíritu PURO. Se subraya: PURO. En el lado derecho de la imagen el enfoque es sobre el “Alma-Espíritu PURO”, no incluyéndose los “IMPUROS” en este cuadro. Similitudes las habría más bien entre Starman y las Almas-Espíritus IMPURAS, tema que planificamos explorar más adelante en esta serie, con el favor del Señor.

Hacia la derecha, inferior, cuatro gráficas juntas, y debajo de las gráficas las palabras: Primera Escala.

Esta escena reproduce la del mensaje anterior donde el Alma-Espíritu Puro, librado de su cuerpo físico fallecido y acompañado por un ángel, llega a la Primera Escala de su muy emotivo y fantástico vuelo por lugares celestiales. Seleccionamos una figura diferente para representarlo en esta escena, a saber, la de un varón vestido de blanco, parcialmente transparente. Pese a que sean visibles ciertas líneas y rasgos de su cuerpo terrenal, tengamos presente que ya él no habita tal cuerpo. Se utiliza la gráfica solo como ayuda para la visualización del escenario de la Primera Escala.

La FORMA y APARIENCIA del Alma-Espíritu Puro

En lo referente a la forma y apariencia del Alma-Espíritu Puro, al despojarse este de su cuerpo físico terrenal y entrar en las regiones espirituales, el apóstol Pablo lo representa como “desnudo” (2 Corintios 5:1-8).

Al cuerpo físico lo llama una “morada terrestre”, y un “tabernáculo”, o sea, una especie de casa de campaña. Este cuerpo terrenal lo deshace la muerte.

Pero, el justo, el puro, el salvo, por morir “en el Señor”, tiene “en los cielos”, “un edificio, una casa no hecha de manos, eterna”, la cual Pablo también llama una “habitación celestial”.

“…vestidos, y no desnudos”

Sin embargo, el propio Pablo, explica, por el Espíritu, que referida nueva “habitación celestial” para el Alma-Espíritu salvo eternamente se adquiere en la resurrección (1 Corintios 15:42-58), y no inmediatamente después de la muerte del cuerpo físico. Resulta, pues, que al salir el Alma-Espíritu del cuerpo físico fenecido, se halla, efectivamente, sin cuerpo en que morar hasta no entrar en el nuevo “cuerpo espiritual”, glorioso, poderoso e inmortal, el que emerge mediante la resurrección. Y este es el estado del Alma-Espíritu durante su Vuelo al Paraíso en el Hades, y su estadía en el Paraíso, donde aguarda la resurrección, la cual envuelve la transformación del “cuerpo animal” en “cuerpo espiritual” (1 Corintios 15:42-44, 51-53). Estado que representa Pablo como el de “desnudez”, diciendo que al recibir las Almas-Espíritus en la resurrección cada una su nueva “habitación celestial”, entonces serán “hallados vestidos, y no desnudos”. “…desnudos”, es decir, sin cuerpo en que morar. “…desnudos”, pues, solo en este contexto, y no en el de cuerpos físicos humanos desnudos.

De la manera que el cuerpo físico humano puede existir y ejecutar sus funciones necesarias, aunque no esté vestido de indumentarias materiales, asimismo el Alma-Espíritu puede existir y manifestarse dentro de los parámetros que rigen en el Paraíso del Hades, pese a no estar “vestido” de un cuerpo físico.

De la manera que el Alma-Espíritu puede hacerlo sin un cuerpo físico, asimismo puede hacerlo sin un cuerpo espiritual, y lo hace en el Paraíso del Hades.

Pero, de la manera que el ser humano normal-moral quisiera presentarse vestido decentemente, asimismo el Alma-Espíritu Puro quisiera ser revestido de su nueva “habitación celestial”, la cual será su “vestimenta” apropiada en la “tierra nueva”, el nuevo “Paraíso de Dios” (Revelation 2:7), donde se halla “la ciudad del Dios vivo, Jerusalén la celestial” (Hebreos 12:22; Apocalipsis 21).

A propósito, el apóstol Pablo no dice ni implica que la promesa de esta “habitación celestial… edificio… casa no hecha de manos… eterna… en los cielos” sea solo para los 144.000. Los testigos de Jehová aplican el texto solo a los 144.000, haciendo lo mismo con gran parte del Nuevo Testamento, pero cualquier estudioso objetivo discierne en un dos por tres que se equivocan inexcusable y garrafalmente, pues las epístolas de Pablo, Pedro, Juan, Santiago y Judas no fueron escritas solo para los 144.000 sino para todos los cristianos a los cuales fueron dirigidas específicamente, y, por extensión, para los cristianos de todos los tiempos y lugares de la Era Cristiana.

¿Tiene “sustancia y forma” el Alma-Espíritu Puro que acaba de salir del cuerpo físico fenecido? No tiene cuerpo físico; tampoco, todavía, cuerpo espiritual glorificado, y en este contexto es “desnudo”, pero, ¿tiene alguna sustancia o forma? Tiene ambas conforme a los siguientes textos bíblicos.

1 Tesalonicenses 5:23. Siendo “espíritu” (1 Tesalonicenses 5:23) engendrado por el “Padre de los espíritus” (Hebreos 12:9), el Alma-Espíritu que sale del cuerpo físico muerto conservaría la misma sustancia espiritual que recibió del Padre Dios de los espíritus. No la pierde.

“…el espíritu” vuelve "a Dios que lo dio"

¡Se le quita al Alma-Espíritu la facultad del libre albedrío!

Eclesiastés 12:7. Salomón dice que cuando el “el polvo”, es decir, el cuerpo físico hecho de elementos materiales, vuelve “a la tierra, como era, el espíritu” vuelve “a Dios que lo dio(Eclesiastés 12:7). Por vuelve “a Dios que lo dio, entiendo que Dios toma potestad absoluta sobre el espíritu (Alma-Espíritu) que sale del cuerpo físico vuelto “a la tierra” a consecuencia de la muerte.

Estando en el cuerpo físico vivo, al Alma-Espíritu el Dios Creador le concede libre albedrío para elegir entre el Bien y el Mal. Para decidir a quién servir -que si a su Creador amoroso y benévolo o a Lucifer, el Enemigo acérrimo de Dios, los ángeles buenos y las almas buenas. Para determinar su propio destino eterno.

Salido del cuerpo físico muerto, ¡se le quita al Alma-Espíritu la facultad del libre albedrío! Puede pensar en su estado y desear fervientemente cambiarlo, pero ya no puede implementar decisiones sobre estilos de vida, prioridades, desenlaces de su actual existencia, destinos eternos, etcétera. Puede desear habitar otro cuerpo físico y revivir la vida en la tierra, pero no puede hacer nada al respecto. Puede maquinar deshacerse de los ángeles y huir del Hades, pero no puede levantar un dedo ni moverse un centímetro por su cuenta. Está totalmente a la merced del Padre Dios que lo engendró “a su imagen y semejanza”, esperanzado en que honrara semejante origen divino.

Este es, a mi entender, el significado de vuelve “a Dios que lo dio, y no que el espíritu de cada ser humano, tanto de los malos como de los buenos, sea absorbido de nuevo en el propio Espíritu de Dios.

“…aún no se ha manifestado lo que hemos de ser”

1 Juan 3:2. “…aún no se ha manifestado lo que hemos de ser”, apunta el apóstol Juan, “pero sabemos que cuando él se manifieste, seremos semejantes a él, porque le veremos tal como él es (1 Juan 3:2), tratándose de Jesucristo en su venida “por segunda vez, sin relación con el pecado” (Hebreos 9:28). O sea, la forma o apariencia que tienen las Almas-Espíritus que han salido ya de cuerpos físicos muertos no se han dado a conocer a los seres humanos que aún ocupamos cuerpos de carne y sangre. Sencillamente, no podemos explicar la composición, forma o apariencia del nuevo cuerpo espiritual que tendremos. Ni siquiera utilizando los programas de computadora más sofisticados podríamos confeccionar un cuadro que represente, verdaderamenrte, los rasgos y la apariencia del cuerpo espiritual, poderoso, glorioso, incorruptible e inmortal.

Filipenses 3:21. Se trata de un cuerpo “semejante al cuerpo de la gloria” en que habita Jesucristo en la actualidad en su posición a la derecha del Padre (Filipenses 3:21). Pero, no tendremos tal “cuerpo de la gloria” hasta no ser resucitados los muertos en el Señor que están en el Paraíso y transformados los justos vivos en la tierra justamente previo a la aparición de Cristo “por segunda vez, sin relación al pecado” (1 Tesalonicenses 4:13-18; Hebreos 9:28). Entonces, sí. “le veremos tal como él es” porque habremos recibido, mediante la resurrección y la transformación, ¡el mismo tipo de cuerpo espiritual glorificado!

“Dios es Espíritu”

Su “figura… aspecto… parecer… apariencia”

Juan 4:24 y Juan 5:37. “Dios es Espíritu” (Juan 4:24), y como tal tiene “figura” (Nueva Versión Internacional), “aspecto” (Reina Valera Revisada), o “parecer” (Reina Valera Antigua). Estas son las traducciones del griego εἶδος en Juan 5:37, según las versiones indicadas. “Forma, figura y apariencia” son traducciones encontradas también en el Diccionario Griego Strong. La oración completa de Jesucristo en Juan 5:37 dice: “Nunca habéis oído su voz, ni habéis visto su aspecto”. Los seres humanos en cuerpos de carne y sangre no podemos ver la “figura”, “aspecto” o “parecer” del Padre Dios Creador; solo el Hijo. “No que alguno haya visto al Padre, sino aquel que vino de Dios; éste ha visto al Padre” (Juan 6:46).

Así que, teniendo “figura” (aspecto o apariencia) el “Padre de los espíritus”, seguramente no erramos al postular que también la tiene el Alma-Espíritu que sale del cuerpo físico que acaba de morir. No podemos describirla, pero sí la tiene.

Y tiene mente y memoria; inteligencia, conciencia, juicio y la capacidad para comunicarse con los demás seres espirituales. Esta aseveración descansa en el relato de Jesucristo sobre el rico y Lázaro (Lucas 16:19-31) y la enseñanza en torno a “dar cuenta de sí los humanos sometidos a juicio” encontrada en textos tales como 2 Corintios 5:10, Mateo 7:21-23 y Mateo 25:31-46.

Locomoción del Alma-Espíritu salido del cuerpo físico muerto

“…llevado por los ángeles al seno de Abraham”

“…PARTIR y estar con Cristo.” “…debo ABANDONAR al cuerpo.”

En la imagen, las cinco formas blancas indistintas, es decir, prácticamente sin rasgo alguno que las identifique, que suben hacia el Paraíso en el Hades, simbolizan las Almas-Espíritus Puras que, sin cuerpo físico y sin cuerpo espiritual glorificado, vuelan a la Segunda Escala donde esperarán la resurrección y el retorno de Cristo en gloria.

“Vuelan.” Según el cuadro del rico y Lázaro, al fallecer el mendigo Lázaro su cuerpo físico, “fue llevado por los ángeles al seno de Abraham”, o sea, al Paraíso en el Hades (Lucas 16:22). Es decir, como Alma-Espíritu sin cuerpo físico, y aún sin cuerpo espiritual glorificado, fue llevado por los ángeles”. ¿No tienen fuerza propia para moverse las Almas-Espíritus sin cuerpo? ¿No la tenía Lázaro después de morir su cuerpo físico?

El apóstol Pablo expresa el deseo de partir y estar con Cristo” (Filipenses 1:23). “…en breve debo abandonar el cuerpo” escribe el apóstol Pedro (2 Pedro 1:12). “…partir” o “abandonar” -para los efectos, sinónimos- son acciones de traslación que tomarían obligatoriamente las Almas-Espíritus de Pablo y Pedro al morir el cuerpo físico de cada uno. Acciones ya programadas en el Alma-Espíritu de todo ser humano. Del todo, inevitables. Igualmente, preprogramado e ineludible el vuelo del Alma-Espíritu a la Primera Parada donde se determina su rumbo o al Paraíso o al Tártaro, ambos lugares en el Hades.

Resulta, pues, más o menos académica la cuestión sobre si el Alma-Espíritu salido del cuerpo muerto tenga o no tenga locomoción propia. De tenerla, su partida y subsiguiente traslación a la Primera Parada ya están preprogramadas en su ser. De no tenerla, los ángeles se encargan de la transportación.

En el relato del rico y Lázaro, Abraham, estando en el Paraíso, y con él, Lázaro, responde a la petición del rico en el lado del Tártaro, diciendo: “…de manera que los que quisieran pasar de aquí a vosotros, no pueden, ni de allá pasar acá” (Lucas 16:26). Bien que el verbo “pasar” indique locomoción propia y el verbo “quisieran”, voluntad propia, los movimientos de los habitantes de ambos lugares están limitados y controlados por las leyes divinas que los rigen.

Reiteramos: ya el Padre de los espíritus ejerce control absoluto sobre estas Almas-Espíritus. No cuentan con el libre albedrío de tomar decisiones propias, implementándolas. Por ejemplo, de pasar de un lado al otro de la gran sima que separa el Paraíso del Tártaro. Huelga decir que si las que se hallan en el Tártaro contaran con la facultad del libre albedrío y potestad para actuar, ¡se quedaría absolutamente vacío el Tártaro en un santiamén!

Qué tome nota toda Alma-Espíritu de actualidad que ocupa y utiliza para mal su cuerpo físico aún vivo. Siguiendo así hasta la muerte del cuerpo físico, su inescapable Vuelo de “Alma-Espíritu Impuro” lo llevará al Tártaro, donde podrá conocer al rico egoísta y presumido que ni siquiera tuvo compasión del enfermo mendigo Lázaro. Tal cual el rico, querrá pasar al lado del Paraíso, pero no hay paso. ¡Nunca! Así que, más le vale rectificar su vida terrenal, arrepentirse, bautizarse “para perdón de los pecados” (Hechos 2:37-47) y vivir el resto de sus días terrenales en santidad, terminándolos “en el Señor”. Solo así recibirá pase en la Primera Escala para proseguir al Paraíso.

El texto a la izquierda de las cuatro gráficas. En la Primera Escala, el Alma-Espíritu confiado de haber sido fiel a Dios hasta el fin de su jornada en la Tierra se presenta, dando su nombre. Pudiera haber alguna posibilidad de que se engañara a sí mismo respecto a la preparación necesaria para este momento decisivo, pero, en el caso de nuestro ejemplo, rápido aparece su nombre en el Libro de la Vida, constatándose que, de hecho, en términos de su vida en la Tierra, había muerto “en el Señor” (Apocalipsis 14:13).

El Alma-Espíritu que termina “en el Señor” su jornada en la tierra “no será juzgado.” “…no viene a juicio.”

A la derecha extrema, la columna de texto al lado de los seres que suben hacia la Segunda Escala. El ser humano que se convence que Jesucristo es el Mesías, obedece su evangelio y lo vive fielmente hasta el fin de sus días, al morir “en Cristo”, su Alma-Espíritu es PURO. Hecho así por Dios mediante su gracia y misericordia. Cristo dice que no viene a la Primera Escala a juicio. Se le autoriza a ir directo al PARAÍSO. 

¿Con qué razón someter a juicio al que ya tiene la vida eterna segura al haber muerto “en el Señor”? De hecho, el Señor Jesucristo enseña que tal procedimiento judicial NO está programado para el Alma-Espíritu PURO. Dice:

Juan 5:24. (Nueva Versión Internacional) Ciertamente les aseguro que el que oye mi palabra y cree al que me envió tiene vida eterna y no será juzgado, sino que ha pasado de la muerte a la vida.”

Juan 5:24. (La Biblia de las Américas) “En verdad, en verdad os digo: el que oye mi palabra y cree al que me envió, tiene vida eterna y no viene a condenación [i], sino que ha pasado de muerte a vida.”  [i] Juan 5:24 Lit., juicio. Fíjese bien en la anotación: la palabra griega traducida “condenación” significa, literalmente, “juicio”. “…no viene a JUICIO.”

Κρίσις es la palabra griega traducida “juzgado” en la NVI, y “condenación” en la LBA, con la anotación: literalmente “juicio”. El Diccionario Griego Strong la define como sigue: “(Subjetivamente u objetivamente; a favor o en contra); por extensión, un tribunal; por implicación, justicia (especialmente, ley divina): -acusación, condenación, maldición, juicio”.

Perdonando Jesucristo al ladrón arrepentido en la cruz, este no tuvo que esperar juicio alguno que determinara su destino espiritual sino que aquel mismo día fue admitido al Paraíso en el Hades (Lucas 23:42-43).

A la izquierda, el texto en el medio que dice: Se enciende el sistema de propulsión por tercera vez y sale para una órbita alrededor del planeta Marte.

En la fotografía arriba de estas palabras, Starman y su carro Tesla se ven alejándose del planeta Tierra, visible solo una porción del globo terráqueo.

A la derecha de las palabras y la fotografía, una gráfica larga que comienza en la parte inferior con elementos rojos, anaranjados, amarillos y blancos los que indican el momento del tercer encendido del sistema de propulsión del Falcón Pesado. Luego se extiende la trayectoria en diagonal hacia la cabeza de la imagen como un vapor blanco, lo cual indica el desplazamiento a gran velocidad de Starman y el Tesla en su vuelo para colocarse en órbita alrededor del planeta Marte.

¡Vuelo JUBILOSO al Paraíso!

En el centro de la imagen, el texto que dice: Confirmado su estatus espiritual, jubiloso, parte en vuelo para el PARAÍSO, llevado por los ÁNGELES.

De la manera que Starman y el Tesla parten de su Primera Escala, la órbita de seis horas alrededor del planeta Tierra, para ubicarse en órbita alrededor de Marte, analógicamente, el Alma-Espíritu, confirmado su estatus espiritual de “Puro, en el Señor”, parte desde su Primera Escala en vuelo para el PARAÍSO, acompañado por unos ÁNGELES, eventos y circunstancias ya comentados, aunque solo someramente.

Lo que sí quisiéramos resaltar es el sentimiento de “jubiloso”. ¡Imagínese! ¡Volando para el Paraíso! ¡Acompañado por los ángeles de Dios! Posiblemente entre vistas panorámicas de belleza inimaginable para nosotros en la tierra. Que nunca han sido concebidas en mente de ser humano alguno. Con la certeza absoluta de una felicidad pura y eterna en lugares idílicos preparados por el Creador amoroso y su Hijo para los que les aman, respetan y siguen.

Por otro lado, si Starman fuera un astronauta humano vivo, ¿qué sentimientos experimentaría durante su vuelo a una órbita imprecisa, pero que, fuera cual fuera, lo dejaría dando infinidad de vueltas en el espacio peligroso, sin esperanza alguna de algún desenlace positivo?

A la izquierda extrema, el texto hacia la esquina superior que dice: Un error de velocidad lo lanza más allá de la trayectoria planificada.

Debido a este error de velocidad, Starman y el Tesla sobrepasan el destino planificado, introduciéndose cada vez más lejos en el sistema Solar de la galaxia Vía Láctea.

El texto en el centro superior, al lado izquierdo de un espiral rojo-amarillo, que dice: En este traslado nunca hay errores de trayectoria o destino.

De hecho, una gran diferencia entre los eventos planificados por los humanos y los planificados por el Dios Creador es que a menudo errores humanos hacen fracasar a aquellos mientras estos se ejecutan sin equivocaciones.

En la actualidad, ¿dónde se encuentran Starman y el Tesla Roadster?

A la izquierda, en la esquina superior. ¡Alejándose! ¡Alejándose! ¡Alejándose! ¡Alejándose! Última fotografía. La creciente de la Tierra a la izquierda.

Para el 07 de marzo de 2018, más o menos a las 11 a. m. EST, Starman y su carro Tesla se encontraban a 8.430.401 kilómetros (5.238.000 millas) distantes de la Tierra, alejándose del planeta a 11.650 kilómetros por hora (7.239 millas por hora).

La órbita que trazan Starman y el Tesla no es alrededor de Marte, como planificado, sino alrededor del Sol, órbita que toma 571 días.

“Recientemente, algunos científicos calcularon en un 6% la posibilidad de que el Tesla Roadster colisione con la Tierra durante los próximos mil miles de años, y en un 2.5% la posibilidad de una colisión con el planeta Venus. De ocurrirse alguna vez que el Tesla Roadster cayera hacia la Tierra, sería consumido en llamas, sin causar daños, antes de llegar a la superficie.

“No dándose ninguna interferencia, Starman continuará su viaje solitario en el espacio interplanetario entre las órbitas de la Tierra y Marte durante millones de años. Pero, no hay problema. ¡Está escuchando a Ziggy Stardust en el radio!”

www.space.com/39791-track-tesla-roadster-in-space-with-mobile-apps.html

¡Mentira! Starman no está escuchando nada sino el silencio del espacio, pues la batería del Tesla se agotó a las seis horas de haberse iniciado el vuelo del Falcón Pesado.

Pero, ¿qué música sublime más allá de todo concepto humano estarán escuchando las Almas-Espíritus Puras durante su vuelo al Paraíso?

El texto en el centro, superior que dice: ¡Hacia una órbita cargada de tremendos peligros y eventual destrucción total!

El texto en la esquina superior, a la derecha. La Segunda Escala es el PARAÍSO.

Ya que el Paraíso es un lugar en las dimensiones celestiales-espirituales no hay pintura, abstracto o creación esotérica terrenal alguna que transmitiera una idea sustancial de sus encantos para el Alma-Espíritu Puro.

Cosas que ojo no vio, ni oído oyó, ni han entrado al corazón del hombre, son las cosas que Dios ha preparado para los que le aman. Pero Dios nos las reveló a nosotros por el Espíritu; porque el Espíritu todo lo escudriña, aun lo profundo de Dios” (1 Corintios 2:9-10). Por lo menos, sabemos que existen allá en el “mundo venidero” (Hebreos 2:5), proporcionándonos escenas impresionantes e intrigantes, bien que descritas en el lenguaje y con imágenes de este mundo, de esas “cosas que ojo no vio” algunas visiones de Apocalipsis, por ejemplo, las de los capítulos 21 y 22.

 “Conozco a un hombre en Cristo, que… fue arrebatado hasta el tercer cielo. … que fue arrebatado al paraíso, donde oyó palabras inefables que no le es dado al hombre expresar. De tal hombre me gloriaré; pero de mí mismo en nada me gloriaré, sino en mis debilidades.” Así escribió el apóstol Pablo en 2 Corintios 12:2-5, siendo el propio Pablo el “hombre en Cristo… que fue arrebatado al paraíso”.

 


 

Vuelo del Falcón Pesado; Vuelo del Alma-Espíritu. Una analogía. Parte 1. Tema: De pesos iniciales, ruidos y cargas. Adaptable para clases, conferencias o mensajes. Incluye una imagen (diapositiva) en JPEG.

El tenso vuelo de Starman a la Primera Órbita. El vuelo obligatorio del Alma-Espíritu a la Primera Parada. Una analogía. Parte 2. De la serie: Vuelo del Falcón Pesado; Vuelo del Alma-Espíritu.

Sermones. Más de ciento cuarenta en esta Web. De texto completo, audio, video, PowerPoint.

La Segunda Venida de Jesucristo. El milenio, rapto, poco de tiempo, ARMAGEDÓN y muchos otros temas relevantes disponibles en esta Web.  Lista, con enlaces.

Ateísmo, materialismo, humanismo y hedonismo en el mundo de hoy. Mucho material en esta Web. Artículos, estudios a fondo e intercambios.

 

  

¿Le gusta esta página? Por favor, ayúdenos a difundir la información por medio de compartirla automáticamente con sus amistades de Facebook, Google+, LinkedIn, y Twitter pulsando en los botones arriba colocados.

Derechos reservados. Permiso concedido para hacer una copia, o múltiples copias pero ninguna para la venta.