Suscríbase para recibir notificaciones de nuevos artículos.

La iglesia ideal, según Dios.

El Plan de Dios para salvación del alma

Lista de estudios sobre el bautismo disponibles en esta Web

 

¿Está usted pensando unirse a una iglesia, o cambiar de iglesia?

¡Caminos, caminos! Muchos caminos religiosos. ¿Cuál conduce a la salvación segura y eterna? ¡Iglesias, iglesias! ¡Muchísimas iglesias! ¿A cuál escoger? ¿No importa? ¿A cualquiera? ¿Todas son buenas? Este dilema no existía al principio de la Era Cristiana, pues Jesucristo estableció una sola iglesia. Dijo: “Edificaré mi iglesia” (Mateo 16:18), singular.

¡Caminos, caminos! Muchos caminos religiosos. ¿Cuál conduce a la salvación segura y eterna? ¡Iglesias, iglesias! ¡Muchísimas iglesias! ¿A cuál escoger? ¿No importa? ¿A cualquiera? ¿Todas son buenas? Este dilema no existía al principio de la Era Cristiana, pues Jesucristo estableció una sola iglesia. Dijo: “Edificaré mi iglesia” (Mateo 16:18), singular.

¿Con cuánto conocimiento bíblico cuenta para tan importante decisión?

¿Quiere adquirir, en poco tiempo, suficiente conocimiento para una selección juiciosa?

PDF de este documento

 

I.  La problemática de “escoger una iglesia” no existía en el día de Pentecostés, del año 30 d. C., cuando los apóstoles invitaron a las almas arrepentidas a bautizarse, ya que no había “una pluralidad de iglesias” sino solo la iglesia de Señor. Para la multitud de almas que escucharon el evangelio en aquel día de Pentecostés en Jerusalén, respecto al tema de “iglesia”, se ofrecieron solamente dos opciones: (1) aceptar la de Cristo, o (2) no pertenecer a ninguna iglesia, pues la de Cristo era la única presentada en aquel día. Hoy por hoy, existen miles de iglesias diferentes en doctrina y práctica. ¿Está usted pensando unirse a una de ellas, o cambiar de iglesia?

A.  ¿Tiene algún criterio que le guíe en la selección?

1.  Al tener la oportunidad de escoger una casa donde ubicarse, ¿cuáles factores serían importantes para usted?

a)  “Que sea bella, cómoda y acogedora.”

b)  ¿Estos, nada más? ¿La compraría sin informarse acerca del subsuelo, la zapata, la calidad de materiales utilizados en la construcción, la legalidad del título, como también de los permisos de uso, etcétera?

c)  De comprarla sin tener el conocimiento de varios asuntos importantes, aquella “casa preciosa de sus ensueños” bien podía tornarse una pesadilla, ¿no le parece?

2.  Al contemplar seleccionar una iglesia, ¿cuáles factores serán determinantes para usted?

a)  “Que me guste, que me sienta cómodo en ella, que me quede cerca.”

b)  ¿Estos son los que tendrían prioridad para usted? ¿Acaso no habrá otros de más peso? Por ejemplo, el nombre y las credenciales del arquitecto y fundador, la solidez de su fundamento espiritual, la autenticidad divina de su credo, la legalidad bíblica de su doctrina y práctica, el sello celestial de aprobación para su misión, organización y actividades.

c)  De escoger usted una iglesia sin contar con el conocimiento de las características de la iglesia original fundada por Cristo, quizás no agrade a Dios su selección, arriesgando usted ser rechazado cuando se presente ante el Juez de su alma. Al fin y al cabo, la iglesia de la cual Cristo es cabeza y Salvador (Efesios 5:23) es la que él mismo fundó, y no cualquiera de las miles de iglesias diferentes que confunden el panorama religioso, dificultando la selección.

B.  Tanto en la selección de una casa material, como en la de una “casa espiritual”, o sea, de una iglesia, el CONOCIMIENTO de los hechos importantes relevantes es vital para una decisión juiciosa, teniendo “la casa de Dios, que es la iglesia del Dios viviente, columna y baluarte de la verdad” (1 Timoteo 3:15 ), valor infinito y eterno. “Cristo” es “hijo sobre su casa” (Hebreos 3:1-6). ¿Cuánto conocimiento tiene usted de esta “casa” espiritual que pertenece a Cristo?

C.  Amado, el “conocimiento” indispensable para una sabia decisión ante Dios es el que proporciona el Señor en su Nuevo Testamento, aquella porción de la Biblia donde Cristo revela la naturaleza, doctrina y práctica de la iglesia que él mismo edificó. ¿A qué otra fuente original, auténtica e inspirada acudir para adquirir el conocimiento que proviene del cielo? Por lo tanto, le llevamos al Nuevo Testamento. Nuestra intervención es mínima, pues nos limitamos a identificar para usted algunos pasajes bíblicos claves, resaltando, muy concisamente, el “conocimiento” espiritual impartido sobre la iglesia. A cada persona el Creador confiere la inteligencia necesaria para entender su Palabra. Así pues, usted puede valerse de la suya propia para instruirse correcta y adecuadamente, tarea y responsabilidad que le atañen ya que “Dios… quiere que todos los hombres sean salvos y vengan al CONOCIMIENTO de la verdad” (1 Timoteo 2:4). “ Añadid a vuestra fe virtud; a la virtud, CONOCIMIENTO...” (2 Pedro 1:5).

 

II. Catorce rasgos bíblicos de la iglesia que Cristo fundó

“Edificaré mi iglesia…” (Mateo 16:18)

1.  Predica las condiciones divinas para perdón de pecados tal cual asentadas por Cristo en la Gran Comisión: creer, arrepentirse y bautizarse (zambullirse, sumergirse) en agua para ser salvo. “El que creyere, y fuere bautizado, será salvo” Marcos 16:16). “Que se predicase en su nombre el arrepentimiento y el perdón de pecados en todas las naciones” (Lucas 24:47). La iglesia verdadera de Cristo predica el bautismo como requisito “para perdón” (Hechos 2:38), y no como mero “símbolo” de una salvación ya supuestamente ortogada.

2.  En doctrina y práctica la rige solo el Nuevo Testamento, teniendo por clavado en la cruz el Antiguo Testamento, con sus sábados, diezmos, sacerdocio levítico, instrumentos de música y demás leyes. “Porque cambiado el sacerdocionecesario es que haya también cambio de ley” (Hebreos 7:12). “Al decir: Nuevo pacto, ha dado por viejo al primero; y lo que se da por viejo y se envejece, está próximo a desaparecer” (Hebreos 8:13). Anulando el acta de los decretos… quitándola de en medio y clavándola en la cruz. Por tanto, nadie os juzgue en comida o en bebida, o en cuanto a días de fiesta, luna nueva o días de reposo” (Colosenses 2:14-16). “Nos hizo ministros competentes de un nuevo pacto” (2 Corintios 2:6-17).

3.  Está establecida sobre el fundamento seguro de Cristo, los apóstoles y los profetas. “Sois… miembros de la familia de Dios, edificados sobre el fundamento de los apóstoles y profetas, siendo la principal piedra del ángulo Jesucristo mismo” (Efesios 2:19-20). “Nadie puede poner otro fundamento que el que está puesto, el cual es Jesucristo” (1 Corintios 3:11).

4.  Cristo es la única cabeza que reconoce. Cristo es cabeza de la iglesia, la cual es su cuerpo, y él es su Salvador” (Efesios 5:23). Dios “sometió todas las cosas bajo sus pies, y lo dio por cabeza sobre todas las cosas a la iglesia” (Efesios 1:22).

5.  No llama “padre” a ningún ser humano. No llaméis padre vuestro a nadie en la tierra; porque uno es vuestro Padre, el que está en los cielos” (Mateo 23:9).

6.  Una pluralidad de pastores, también llamados obispos, ancianos o presbíteros, preside y alimenta espiritualmente cada congregación organizada según directrices de Arquitecto divino, velando por su seguridad. Pablo y Bernabé “constituyeron ancianos en cada iglesia”(Hechos 14:23). Pablo “hizo llamar a los ancianos de la iglesia” en Éfeso, exhortándolos: “Mirad por todos vosotros, y por el rebaño en que el Espíritu Santo os ha puesto por obispos, para apacentar la iglesia del Señor” (Hechos 20:17, 28). “Por esta causa te dejé en Creta, para que… establecieses ancianos en cada ciudad, así como yo te mandé” (Tito 1:5).

7.  Sus obispos son hermanos casados, con hijos creyentes. “Es necesario que el obispo sea irreprensible, marido de una sola mujer… que gobierne bien su casa, que tenga a sus hijos en sujeción” (1 Timoteo 3:1-7).   “El que fuere irreprensible, marido de una sola mujer, y tenga hijos creyentes ” (Tito 1:6).

8.  Sus mujeres desempeñan varios ministerios importantes, pero no el de gobernar las congregaciones, ni el de predicar o instruir cuando “toda la iglesia se reúne en un solo lugar” (1 Corintios 14:22). “Como en todas las iglesias de los santos, vuestras mujeres callen en las congregaciones; porque no les es permitido hablar” (1 Corintios 14:33-34). No permito a la mujer enseñar, ni ejercer dominio sobre el hombre” (1 Timoteo 2:12-15). “Que… críen hijos gobiernen su casa” (1 Timoteo 5:14), y “que enseñen a las mujeres ” (Tito 2:3-5). Estas directrices se deben, no a influencias culturales, sino al orden de creación y quién pecó primero. “Porque Adán fue formado primero, después Eva; y Adán no fue engañado, sino…  la mujer” (1 Timoteo 2:13-14).

9.  En sus reuniones y actividades impone el “buen orden” (Colosenses 2:5), no permitiendo confusión, escándalos o gritería. “Hágase todo para edificación.” “Hágase todo decentemente y con orden” (1 Corintios 14:26, 40). Quítense de vosotros toda… gritería(Efesios 4:31).

10.  Celebra la Santa Cena del Señor el primer día de cada semana, o sea, todos los domingos. “Y perseveraban en la doctrina de los apóstoles, en la comunión unos con otros, en el partimiento del pan y en las oraciones” (Hechos 2:42). “El primer día de la semana, reunidos los discípulos para partir el pan” (Hechos 20:7). “La copa de bendición… ¿no es la comunión de la sangre de Cristo? El pan que partimos, ¿no es la comunión del cuerpo de Cristo?” (1 Corintios 10:16). “El que come mi carne y bebe mi sangre, tiene vida eterna” (Juan 6:54).

11.  Sostiene a obreros y realiza obras caritativas mediante ofrendas voluntarias dadas cada domingo. No exige diezmos, ni hace mercadería. “En cuanto a la ofrenda para los santos, haced vosotros de la manera que ordené en las iglesias de Galacia. Cada primer día de la semana cada uno de vosotros ponga aparte algosegún haya prosperado” (1 Corintios 16:1-2). “Porque si primero hay la voluntad dispuesta, será acepta según lo que uno tiene, no según lo que no tiene” (2 Corintios 8:1-12). “Cada uno dé como propuso en su corazón; no con tristeza, ni por necesidad, porque Dios ama al dador alegre” (2 Corintios 9:5-15). “Por avaricia harán mercadería de vosotros con palabras fingidas” (2 Pedro 2:1-3). El apóstol Pablo denuncia a “hombres corruptos de entendimiento y privados de la verdad, que toman la piedad como fuente de ganancia” (1 Timoteo 6:3-10). “Y entrando en el templo, comenzó a echar fuera a todos los que vendían y compraban en él, diciéndoles: Escrito está: Mi casa es casa de oración; mas vosotros la habéis hecho cueva de ladrones” (Lucas 19:45-46).

12.  Sostiene la norma divina de “perfectamente unidos” en Cristo. “Para que todos sean uno; como tú, oh Padre, en mí, y yo en ti… para que sean perfectos en unidad” (Juan 17:20-23). “Os ruego… que habléis todos una misma cosa, y que no haya entre vosotros divisiones, sino que estéis perfectamente unidos en una misma mente y en un mismo parecer” (1 Corintios 1:10). “Solícitos en guardar la unidad del Espíritu en el vínculo de la paz; un cuerpo, y un Espíritu, como fuisteis también llamados en una misma esperanza de vuestra vocación; un Señor, una feun bautismo, un Dios y Padre de todos” Efesios 4:3-6 ).

13.  Su meta es perfeccionarse en conocimiento y santidad. “Siguiendo la verdad en amor, crezcamos… hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de Cristo” (Efesios 4:13-16).“Como aquel que os llamó es santo, sed también vosotros santos en toda vuestra manera de vivir” (1 Pedro 1:15-16). “Seguid la paz con todos, y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor” (Hebreos 12:14).

14.  Proclama las profecías acerca del fin tal y como reveladas por el Espíritu de Dios. (a) Que Cristo vuelve, pero nadie sabe la fecha.“Pero de aquel día y de la hora nadie sabe, ni aun los ángeles que están en el cielo, ni el Hijo, sino el Padre” (Marcos 13:32). (b) Que esta tierra material será destruida. “Las cosas que se ven son temporales, pero las que no se ven son eternas” (2 Corintios 4:18). “Vi un cielo nuevo y una tierra nueva; porque el primer cielo y la primera tierra pasaron, y el mar ya no existía más” (Apocalipsis 21:1). (c) Que toda alma sobrevive la muerte del cuerpo físico, teniendo que presentarse para el Juicio Final. “Es necesario que todos nosotros comparezcamos ante el tribunal de Cristo, para que cada uno reciba según lo que haya hecho mientras estaba en el cuerpo, sea bueno

Querido lector, este “conocimiento” de la iglesia que Cristo fundó le capacita para determinar cuál de las muchas iglesias existentes en el presente se parece más a la original. Al menos, nos ilusionamos con que así sea.

¿Su decisión?

III.  Al encontrar usted una congregación con estos catorce rasgos fundamentales, sabrá que se trata de una iglesia que toma en serio la “doctrina de Cristo” (Hebreos 6:1), que respeta y obedece a su “cabeza” Cristo, que honra a su Señor y que se está preparando para su pronto retorno. ¿Está usted dispuesto a acatar las condiciones de creer, arrepentirse y bautizarse “para perdón de los pecados”? Si responde en lo afirmativo, tan pronto tome los pasos, el propio Jesucristo le añadirá a su iglesia, siendo él su Salvador. “El Señor añadía cada día a la iglesia los que habían de ser salvos” Hechos 2:47).

 

La iglesia ideal, según Dios.

El Plan de Dios para salvación del alma

Lista de estudios sobre el bautismo disponibles en esta Web

 

  

¿Le gusta esta página? Por favor, ayúdenos a difundir la información por medio de compartirla automáticamente con sus amistades de Facebook, Google+, LinkedIn, y Twitter pulsando en los botones arriba colocados.

Derechos reservados. Permiso concedido para hacer una copia, o múltiples copias pero ninguna para la venta.