Suscríbase para recibir notificaciones de nuevos artículos.

Alejandro confía en el bautismo que recibió en la Iglesia Bautista.
¿Tiene razón?

"DIOS LO BENDIGA, HERMANO EN CRISTO. Si yo quiero asistir y congregarme en una iglesia de CRISTO, ¿tengo que bautizarme y por qué, si yo me bauticé en una Iglesia Bautista? ¿No es contradecir el mandato divino de DIOS? Y no es por estar en contra de usted, pero el mismo Pablo dice una FE y un solo BAUTISMO, y de las Escrituras sé, como buen cristiano respetuoso de nuestras autoridades, que fueron puestas por DIOS para gobernar. Me pondría algo triste si me lo pidieran. Alejandro"

Respuesta breve

Estimado siervo Alejandro, saludos en el nombre de Cristo, esperando que se encuentre usted bien de salud, juntamente con los suyos.

Le ruego analice los siguientes hechos y conclusiones. La Iglesia Bautista, según su Manuel de Fe, oficialmente repudia el bautismo para el perdón de los pecados, pese a la clara declaración de Pedro en Pentecontés. "Bautícese... para perdón de los pecados " (Hechos 2:28). O sea, es evidente que la Iglesia Bautista no bautiza en armonía con el designio establecido por Dios para el bautismo. Por consiguiente, ¿cómo puede ser válido el bautismo que sus oficiales practican? Si Dios ordena que el bautismo sea "para perdón", ¿tenemos derecho, o autoridad, de afirmar lo contrario? ¿No importa la determinación de Dios en el asunto? ¿No importa que me bautice con un propósito distinto? "Dios, me voy a bautizar por inmersión, como usted manda, pero no me voy a bautizar para perdón de los pecados, porque el pastor bautista que me va a bautizar dice que la salvación es por fe sola y que el bautismo no es necesario para recibir el perdón de mis pecados pasados. Él me bautizará para que pertenezca yo a la Iglesia Bautista." ¿No percibe usted en estas aseveraciones algunos errores doctrinales serios? Por ejemplo:

-La salvación no es por fe sola, pues la fe sola es "muerta", asegura Santiago, en el Capítulo 2 de su carta.

-Definitivamente, el bautismo es necesario para perdón de los pecados pasados, no solo según Hechos 2:38 sino también Hechos 22:16, Marcos 16:15-16, 1 Pedro 3:21 y otros textos relevantes.

-Las personas bautizadas conforme al modo (inmersión) y propósito (para perdón) establecidos por Dios son añadidas a la iglesia que Cristo edificó, y no a la Iglesia Bautista, como tampoco a cualquier otra iglesia establecida por hombres. "Y el Señor añadía cada día a la iglesia a los que habían de ser salvos" (Hechos 2:47). ¿A cuál iglesia? Obviamente, a la que Cristo mismo edificó. "Edificaré mi iglesia" (Mateo 16:18).

-A propósito, ¿en qué texto de la Biblia aparece el nombre "Iglesia Bautista"? Ahora bien, la mención de este nombre en estos comentarios no se hace con el ánimo de lastimar a ningún miembro o simpatizante de la Iglesia Bautista sino con el de poner a relieve hechos importantes, los que una vez entendidos nos encaminan hacia la iglesia fundada por Jesucristo. Usted no fundó la Iglesia Bautista, ¿correcto? Entonces, ¿con qué lógica sentirse obligado a defender sus doctrinas, o confiar en sus prácticas?

Tratándose de "autoridades puestas por Dios para gobernar" , ciertamente, su actitud de "respetarlas" es muy loable. ¿Está usted de acuerdo en que la "autoridad" de la Palabra de Dios revelada en el Nuevo Testamento es suprema? Pues, fijando el Nuevo Testamento el propósito del bautismo como "para perdón", pero negando este propósito el Manual de Fe de la Iglesia Bautista, ¿a cuál de estas "autoridades" deberíamos respetar y seguir?

Muy cierto es que hay un solo bautismo autorizado y aprobado por Dios. Lastimosamente, el que administra la Iglesia Bautista no reúne todos los rasgos del único bautismo verdadero, siendo por inmersión pero no "para perdón de los pecados" . ¿Es correcta esta conclusión?

¿Qué pierde usted con asegurar tener el bautismo completamente bíblico, bautizándose con el pleno conocimiento de que el bautismo ordenado por Dios es"para perdón" ? Bautizarse "de nuevo" no es pecado, siempre y cuando realizado conforme a las instrucciones divinas. A la verdad, si el primer bautismo, o los bautismos anteriores, no son bíblicos, al bautizarse correctamente, este último bautismo no es "de nuevo" sino el único bíblico.

Con todo, de insistir usted en la validez bíblica de su bautismo, personalmente le aceptaría como hermano mío en la iglesia de Cristo al desear usted pertenecer, pero con la siguiente salvedad: la validez de su bautismo sigue siendo un asunto entre usted y Dios, no juzgando este servidor de parte de Dios.

Para servirle en el amor del Señor,

Homero S. de Álamo

 

  

¿Le gusta esta página? Por favor, ayúdenos a difundir la información por medio de compartirla automáticamente con sus amistades de Facebook, Google+, LinkedIn, y Twitter pulsando en los botones arriba colocados.

Derechos reservados. Permiso concedido para hacer una copia, o múltiples copias pero ninguna para la venta.