Regístrese para recibir notificaciones de nuevos materiales. Reciba gratis 100 himnos en PowerPoint al enlazar a nuestro sitio.


 



 

Periodista mexicana, creyente en Cristo, denuncia a evangelistas internacionales tales como Yiye Ávila.


¿Discierne usted el "lobo-oveja" en esta manada?
Muchos "cristianos débiles... no han entendido quién es el Señor y quiénes son sus enviados".
www.apostasywatch.com

 

Extracto:
 “No estoy de acuerdo, y no lo estaré nunca, con los evangelistas internacionales que vienen a nuestra ciudad. Los conozco a todos y, por desgracia, están marcados por la misma soberbia que ha sido producto de años de adulación de cristianos débiles que no han entendido quién es el Señor y quiénes son sus enviados.”

“A quien corresponda:

Espero que alguien lea este correo. Aunque he perdido la esperanza de que lo contesten, pues hasta en eso se advierte la soberbia de los cristianos, en desestimar las opiniones de los demás.

Me motiva escribir este mensaje la carta que envían a Yiye Ávila, el llamado evangelista internacional.

Yo vivo en Ciudad Juárez, Chihuahua, México (frontera con el Estado de Texas, en los Estados Unidos).

Conocí y trabajé con el ministerio de Yiye en su última visita a esta frontera. En ese entonces era un entusiasta nuevo creyente que no tenía la capacidad de discernir las cosas de Dios y cometí el error de creer en la pureza evangélica de todos los que pisaban esta tierra trayendo a nuestra atribulada tierra profecías y promesas divinas que nunca se cumplieron.

No quiero abonar más en contra de la causa de Yiye, porque ustedes lo describieron tal cual es…

El motivo de escribir es ponerme a sus órdenes en el trabajo del análisis de las corrientes religiosas. Soy periodista de carrera con 26 años en la profesión, además dirijo un periódico secular y, en el trabajo de la fe, dirijo un ministerio cristiano que se dedica a alimentar a la gente de extrema pobreza.

Todo es gratuito. No se cobra por el alimento, ni se aplica el diezmo, ni se explota a la gente.

Hablar del ministerio, de su crecimiento y de lo que hacemos no es el caso, pero Dios nos ha bendecido mucho.

Nuestra labor es en un sector de extrema pobreza donde hemos trasladado nuestro hogar; de la opulencia a un sector pobre, ese es el llamado que Dios nos hizo a mi esposa y a mí.

No estoy de acuerdo, y no lo estaré nunca, con los evangelistas internacionales que vienen a nuestra ciudad. Los conozco a todos y, por desgracia, están marcados por la misma soberbia que ha sido producto de años de adulación de cristianos débiles que no han entendido quién es el Señor y quiénes son sus enviados.

Me es grato saludarlos y ponerme a sus órdenes. En mi trabajo pastoral (por llamarle de alguna manera), estoy adiestrado, una parte en la iglesia católica (estuve en un seminario conciliar diocesano) hace muchos años y, la otra, en la formación evangélica cristiana preparándome en el autodidactismo (por llamarle de alguna manera) en una visión abierta de defensa de la fe, así como ustedes lo hacen.

También participo en un programa de televisión secular, en un programa que se transmite seis días de la semanal, los temas son de análisis (muchas veces religiosos).

Como ustedes comprenderán, no ganaría el concurso de simpatía entre los pastores y líderes religiosos de la ciudad.

Que Dios los bendiga en su lucha (si es que es sincera) y estoy a sus órdenes.

 

Rafael Navarro,

Ministro del Señor Jesús

Ciudad Juárez, Chihuahua.

dirjua@prodigy.net.mx

 

 

Twittear Seguir a @editoriallapaz   

¿Le gusta esta página? Por favor, ayúdenos a difundir la información por medio de compartirla automáticamente con sus amistades de Facebook, Google+, LinkedIn, y Twitter pulsando en los botones arriba colocados.

¿Desea colaborar con esta obra? Este sitio de Internet es una obra sin fines de lucro. Su donación la recibirían los ancianos que administran el fondo, utilizándose exclusivamente para ayudar a mantener el sitio y difundir más su contenido por el mundo hispano-parlante. Si usted cuenta con tarjeta de crédito o cuenta de PayPal, pulse sobre el botón "Donar" arriba colocado para hacer su donación completamente voluntaria y del monto con el cual usted desea colaborar.

Derechos reservados. Permiso concedido para hacer una copia, o múltiples copias pero ninguna para la venta.