Suscríbase para recibir notificaciones de nuevos artículos.

Falsos profetas. Falsas enseñanzas. Por Wuiston Medina

El Diezmo: una verdad irrefutable. Por Daniel Neveu

 

Reflexiones sobre “afirmaciones de fe”, “afirmaciones positivas”, “declaraciones”, “decretos”, “pactos”, obediencia y desobediencia

 

Esta fotografía de un varón leyendo la Biblia ilustra el tema Reflexiones sobre afirmación de fe, afirmación positiva, decretos, pactos con Dios, obediencia y desobediencia.

 

También, mi trayectoria espiritual, a grandes rasgos

Por Jaime Jiménez Jamies

Bucaramanga, Santander, Colombia

Agradeciendo al único Dios amado Jehová el haberme dado esta inspiración a través de su Espíritu Santo, con la guía de nuestro Señor Jesucristo, y siendo consciente de su importancia y significado, en medio de mis inseguridades como neófito en el estudio de la Palabra, pero alentado por la semilla que se pudiera sembrar para Salvación de los que creen y para la Honra y Gloria de Jehová, escribo las siguientes reflexiones.

Desde antes de recibir la Bendición más grande de mi vida al serme dada la Salvación al conocer el Verdadero Camino que es por nuestro Señor Jesucristo, siempre me aquejaban dudas sobre las enseñanzas que escuchaba en las predicas cuando asistía a diferentes "iglesias sectarias" referente a las “afirmaciones en fe", a las “afirmaciones positivas", a las "declaraciones" y los "decretos", por no tocar el tema de los "pactos" y demás mensajes.

Con humildad escribo para, con argumentación bíblica, demostrar que esa ideología que nos vende la errada idea de la autoridad, capacidad, derecho y libertad que tenemos todos los seres humanos (aún los no cristianos, según un pastor de la "iglesia" Maranatha) para controlar el curso de nuestra vida acorde a "nuestros deseos", no es bíblica, y nos desvía de la Salvación que para todos sus hijos quiere nuestro amado Padre Jehová.

Estoy convencido, a pesar de ser neófito en el estudio de la Palabra como lo mencione en un principio, de que entre todos los preceptos y bases sobre las que se fundamenta una verdadera Fe Cristiana, sobresale el mandamiento de LA OBEDIENCIA.

Esta hermosa, profunda y a la vez sencilla palabra, OBEDIENCIA, nos marca la pauta a seguir en nuestro trasegar por este mundo en búsqueda de nuestra Salvación. Sin aplicarla diariamente en todos los aspectos de nuestra vida, siempre acompañando a todas las demás enseñanzas dejadas por nuestro Señor Jesucristo, nunca, y repito NUNCA la encontraremos.

No escribiré ni relacionaré en este mensaje el significado de esa ideología del hombre, ya más que suficiente, extensa e innecesariamente difundida en todos los rincones del planeta, referente a los decretos, declaraciones y afirmaciones en fe como fórmula para mejorar su vida, entregando al ser humano lo que él desea escuchar, la falsa esperanza de poder controlar todas sus circunstancias por lo general adversas y siempre según su débil entendimiento, aun a costa de su Salvación.

En cambio, si relacionaré lo correcto y verdadero, lo que dice la Palabra respecto a LA OBEDIENCIA. [Todas las citas de RVR60]

-"…y estando prontos para castigar toda desobediencia, cuando vuestra obediencia sea perfecta” (2 Corintios 10:6).

-"Habiendo purificado vuestras almas por la obediencia a la verdad, mediante el Espíritu, para el amor fraternal no fingido, amaos unos a otros entrañablemente, de corazón puro” (1 Pedro 1:22).

-"…y por quien recibimos la gracia y el apostolado, para la obediencia a la fe en todas las naciones por amor de su nombre” (Romanos 1:5).

-"Porque así como por la desobediencia de un hombre los muchos fueron constituidos pecadores, así también por la obediencia de uno, los muchos serán constituidos justos” (Romanos 5:19).

-"Porque no osaría hablar sino de lo que Cristo ha hecho por medio de mí para la obediencia de los gentiles, con la palabra y con las obras” (Romanos 15:18).

-"Y su cariño para con vosotros es aun más abundante, cuando se acuerda de la obediencia de todos vosotros, de cómo lo recibisteis con temor y temblor” (2 Corintios 7:15).

-"…derribando argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo(2 Corintios 10:5).

-"¿No sabéis que si os sometéis a alguien como esclavos para obedecerle, sois esclavos de aquel a quien obedecéis, sea del pecado para muerte, o sea de la obediencia para justicia?” (Romanos 6:16).

-"Porque vuestra obediencia ha venido a ser notoria a todos, así que me gozo de vosotros; pero quiero que seáis sabios para el bien, e ingenuos para el mal” (Romanos 16:19).

-"…pues por la experiencia de esta ministración glorifican a Dios por la obediencia que profesáis al evangelio de Cristo, y por la liberalidad de vuestra contribución para ellos y para todos” (2 Corintios 9:13).

-"Y aunque era Hijo, por lo que padeció aprendió la obediencia(Hebreos 5:8).

-"…como hijos obedientes, no os conforméis a los deseos que antes teníais estando en vuestra ignorancia” (1 Pedro 1:14).

-"Te he escrito confiando en tu obediencia, sabiendo que harás aun más de lo que te digo” (Filemón 1:21).

-"y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz” (Filipenses 2:8).

-"Porque también para este fin os escribí, para tener la prueba de si vosotros sois obedientes en todo” (2 Corintios 2:9).

-"Y los que están lejos vendrán y ayudarán a edificar el templo de Jehová, y conoceréis que Jehová de los ejércitos me ha enviado a vosotros. Y esto sucederá si oyereis obedientes la voz de Jehová vuestro Dios” (Zacarías 6:15).

Estudiando estas sagradas palabras contenidas en la Santa Biblia nos damos cuenta de la importancia y lo fundamental que es el cumplimiento de la OBEDIENCIA referente a todos los Decretos, Estatutos y Mandamiento de DIOS en el Antiguo Testamento y a las enseñanzas y los dos mandamientos principales que nos dejó nuestro amado Señor Jesucristo en el Nuevo Testamento, el Nuevo Pacto.

Asimismo, nos muestra lo dañino y perjudicial que es no cumplirla, es decir, la DESOBEDIENCIA. Ahora, pues, relaciono las citas referentes a la DESOBEDIENCIA.

-"Porque si la palabra dicha por medio de los ángeles fue firme, y toda transgresión y desobediencia recibió justa retribución…” (Hebreos 2:2).

-"Pues como vosotros también en otro tiempo erais desobedientes a Dios, pero ahora habéis alcanzado misericordia por la desobediencia de ellos…” (Romanos 11:30).

-"Porque así como por la desobediencia de un hombre los muchos fueron constituidos pecadores, así también por la obediencia de uno, los muchos serán constituidos justos” (Romanos 5:19).

-"…y estando prontos para castigar toda desobediencia, cuando vuestra obediencia sea perfecta” (2 Corintios 10:6).

-"…murmuradores, detractores, aborrecedores de Dios, injuriosos, soberbios, altivos, inventores de males, desobedientes a los padres (Romanos 1:30).

-"Procuremos, pues, entrar en aquel reposo, para que ninguno caiga en semejante ejemplo de desobediencia. Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón” (Hebreos 4:11, 12).

-"Haced morir, pues, lo terrenal en vosotros: fornicación, impureza, pasiones desordenadas, malos deseos y avaricia, que es idolatría; cosas por las cuales la ira de Dios viene sobre los hijos de desobediencia (Colosenses 3:5, 6).

-"Porque habrá hombres amadores de sí mismos, avaros, vanagloriosos, soberbios, blasfemos, desobedientes a los padres, ingratos, impíos” (2 Timoteo 3:2).

-"…y: Piedra de tropiezo, y roca que hace caer, porque tropiezan en la palabra, siendo desobedientes; a lo cual fueron también destinados” (1 Pedro 2:8).

-"…así también éstos ahora han sido desobedientes, para que por la misericordia concedida a vosotros, ellos también alcancen misericordia. Porque Dios sujetó a todos en desobediencia, para tener misericordia de todos” (Romanos 11:31, 32).

-"Por la fe Rahab la ramera no pereció juntamente con los desobedientes, habiendo recibido a los espías en paz” (Hebreos 11:31).

-"Nadie os engañe con palabras vanas, porque por estas cosas viene la ira de Dios sobre los hijos de desobediencia. No seáis, pues, partícipes con ellos. Porque en otro tiempo erais tinieblas, mas ahora sois luz en el Señor; andad como hijos de luz (porque el fruto del Espíritu es en toda bondad, justicia y verdad)” (Efesios 5:6-9).

-"Por lo tanto, puesto que falta que algunos entren en él, y aquellos a quienes primero se les anunció la buena nueva no entraron por causa de desobediencia” (Hebreos 4:6).

-"Pues el propósito de este mandamiento es el amor nacido de corazón limpio, y de buena conciencia, y de fe no fingida, de las cuales cosas desviándose algunos, se apartaron a vana palabrería, queriendo ser doctores de la ley, sin entender ni lo que hablan ni lo que afirman. Pero sabemos que la ley es buena, si uno la usa legítimamente; conociendo esto, que la ley no fue dada para el justo, sino para los transgresores y desobedientes, para los impíos y pecadores, para los irreverentes y profanos, para los parricidas y matricidas, para los homicidas” (1 Timoteo 1:5-9).

-"Y él os dio vida a vosotros, cuando estabais muertos en vuestros delitos y pecados, en los cuales anduvisteis en otro tiempo, siguiendo la corriente de este mundo, conforme al príncipe de la potestad del aire, el espíritu que ahora opera en los hijos de desobediencia, entre los cuales también todos nosotros vivimos en otro tiempo en los deseos de nuestra carne, haciendo la voluntad de la carne y de los pensamientos, y éramos por naturaleza hijos de ira, lo mismo que los demás” (Efesios 2:1-3).

-Desde el principio de la historia del hombre, este se ha caracterizado por su dificultad a OBEDECER. En el mismo Jardín del Edén por su DESOBEDIENCIA cedió ante la tentación de querer ser igual a Dios, de tener su mismo conocimiento, él del bien y el mal, siendo el inicio de todos sus males hasta la venida de nuestro Salvador. Cito: "Porque así como por la desobediencia de un hombre los muchos fueron constituidos pecadores, así también por la obediencia de uno, los muchos serán constituidos justos” (Romanos 5:19).

El significado de la palabra OBEDIENCIA indica SUJECIÓN, es decir, que se acepta estar sujeto a los designios, voluntad, mando y poder de alguien que está por encima de nosotros, en este caso, Dios. Implícita y explícitamente, como fieles cristianos aceptamos que Dios es el único infalible y que su sabiduría es infinita. Que su Plan Divino es perfecto y SIEMPRE recibiremos en nuestra vida lo que más nos convenga, que es, según la Voluntad Divina para los que creemos y OBEDECEMOS, lograr la Salvación Eterna en su glorioso reino. No necesariamente disfrutando en carne de riquezas y/o prosperidad, porque como es bien sabido por todos, el dinero o la salud nunca garantizan la felicidad, y esta felicidad para un cristiano es tener la esperanza de justicia divina, no en este mundo sino en el Reino Eterno.

Los falsos profetas y pastores, algunos ciegos que guían ciegos y otros con conocimiento de causa, utilizan a su favor y en contra de la Salvación, ese deseo profundo y ancestral del hombre de querer ser igual a DIOS y de poder controlar su vida para lograr lo que "quiere", mas no lo que "necesita" (el único que lo sabe es Jehová de los ejércitos, alabado sea su Santo Nombre), con el equivocado pretexto de que se pueda ayudar a otros, generalmente familia o a sus seres queridos, a mejorar sus actuales circunstancias. Y terminan intentando usurpar (para los ciegos creyentes) la Potestad Divina según su Perfecto Plan de entregarnos lo que más nos conviene para lograr la Salvación, que en ultimas, es el objetivo del verdadero cristiano, no las comodidades, lujos, ganancias, logros, reconocimiento, riqueza, salud o vanagloria que venden en sus sermones televisados, con subtítulos de cuentas en donde consignar, perdón, pactar con DIOS el logro de esos favores. Dios pasa a un segundo plano;  ya no lo necesitan porque Él simplemente se debe limitar a cumplir con sus deseos, órdenes y decretos.

Con ese poder de decretar lo que, según ellos, por derecho les pertenece (nótese la similitud con lo sucedido en el Edén: "Entonces la serpiente dijo a la mujer: No moriréis; sino que sabe Dios que el día que comáis de él, serán abiertos vuestros ojos, y seréis como Dios, sabiendo el bien y el mal” (Génesis 3:4-5)"), el hombre, confiando en su inteligencia, no sabiduría, porque la sabiduría proviene de DIOS, termina buscando todo lo opuesto a lo que nos enseñó Jesús y termina afirmando que Él nos prometió riquezas, salud y abundancias en este mundo. Justifican esos despropósitos buscando cualquier párrafo corto en la Santa Biblia, y con sesgo, lo acomodan a su terrenal interpretación repitiéndolo constantemente, acompañado de jerigonzas y manipulaciones músico-sensoriales, siempre aduciendo todo esto a la presencia del Espíritu Santo y a su mensaje divino, inexistente, obviamente.

Así, tratan de cumplir la frase que dice: "Una mentira repetida muchas veces, escondida y acompañada siempre de algunas verdades, se convierte en una verdad completa".

Sus seguidores, al decretar en fe, reniegan de la sujeción a la Santa Voluntad y a la aceptación de su Divino Plan, el cual es perfecto en todo y para todos. La palabra “decreto” significa “Voz de mando, poder de alguien que no está sujeto a ningún otro”. Así, se pretende disfrazar con que se decreta bajo el poder de Dios. Esto es falso porque es explícito que decretar quiere decir mandar u ordenar y que no se necesita el permiso de nadie.

Ningún ser humano puede afirmar que puede estar totalmente seguro de saber si una circunstancia adversa, ya sea económica o de salud, no va a contribuir de una u otra forma a su Salvación, o que conoce los pensamientos de nuestro Creador al permitir esas situaciones, y que, al "ordenar" que esas cambien según su parecer, no reniega del plan que Él nos trazó. ¿Cómo pueden estar seguros que al recibir riquezas y prosperidad hasta que "abunde y sobreabunde", no serán corrompidos por ese dios terrenal?

Cito: "Entonces Pedro le dijo: Tu dinero perezca contigo, porque has pensado que el don de Dios se obtiene con dinero (Hechos 8:20).

La Santa Biblia dice que nuestras palabras tienen poder, y es verdad. Por eso, en el nombre de Cristo y por el poder de sus palabras algunos pastores equivocados podrán echar fuera demonios. Cito: "No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos. Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros? Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad” (Mateo 7:21-23).

También dicen que nosotros podemos escoger nuestro camino. Es cierto, pero el punto crucial de todo este ensayo es que, al Jehová darnos el Libre Albedrío, deja finalmente en nuestras manos la decisión de confiar total, plena e incondicionalmente en su Voluntad, entregándole nuestra vida, siendo OBEDIENTES y SUJETOS en todo a sus enseñanzas y mandamientos, pidiendo siempre con verdadera Fe, que es la esperanza de recibir lo mejor en nuestras vidas para lograr la Salvación Eterna.

Si deciden "declarar y decretar en fe", ponen en riesgo esa meta cristiana, porque confían en su entender e inteligencia al considerar que están en capacidad de decidir lo mejor para su futuro terrenal, y más importante aún, para su futuro espiritual.

A grandes rasgos, mi trayectoria espiritual

Jaime Jiménez Jaimes

“Después de haber pasado por varias iglesias sectarias (antes no sabía lo que eso significaba), un día en que estaba lleno de desasosiego y ansiedad después de llegar de un ‘encuentro’, me humillé y realicé una petición profunda a Dios para que me mostrara el verdadero camino, Su Verdad.

Es así como ingrese a las páginas de ‘Editorial La Paz’ (www.editoriallapaz.org), sin que nadie me las enseñara ni me dijera que existían. Simplemente sentía un vacío espiritual muy grande porque después de asistir a los cultos, mi ansiedad crecía al igual que mis inseguridades. Yo sentía que no estaba bien lo que escuchaba, aun sin tener el conocimiento que se adquiere al leer la Biblia. Yo sabía en mi corazón que el mensaje era errado, pero no sabía por qué, ni cómo. Por eso nunca me había bautizado; aunque estaba iniciando un curso, tomé la decisión de no asistir más.

A medida que iba leyendo, sentía literalmente, que todas las piezas faltantes en mi rompecabezas espiritual empezaban a aparecer y a encajar, poco a poco. Y en la medida que fui aprendiendo y meditando en todos los artículos tuve la visión clara de que este era el camino que buscaba.

Así, por medio de su directorio [www.editoriallapaz.org/directorio_Colombia.htm ],  llegué a la Iglesia de Cristo en Bucaramanga, a donde asistí con mi esposa inmediatamente al siguiente domingo y desde entonces (noviembre del 2012) no he faltado.

Con alegría y júbilo le comparto que independientemente de lo difícil que haya sido todo este proceso por el que he atravesado, el Espíritu Santo me mostró claramente desde al principio cuál era el camino correcto y, cumpliendo el mandato de nuestro Señor Jesucristo, me bautice en enero de este año con la colaboración de los hermanos y evangelistas Hernán Rueda, Ricardo Martínez y otros hermanos de la iglesia quienes me han acogido con inmenso amor y aprecio. Su ejemplo me ha servido para entender la verdadera labor de los servidores y líderes de la Iglesia de Cristo.

Mi bautismo, el congregarme con los hermanos y mi continua lectura de la Palabra, es lo que me ha dado la fortaleza para perseverar en la Fe y continuar adelante porque tengo clara cuál es la meta, el premio y la esperanza de Salvación para los que creemos. También estoy seguro que estoy cumpliendo con el perfecto Plan Divino de nuestro amado Dios y él dispondrá de mi vida. Estoy dispuesto a servirle incondicionalmente todos los días que me resten y si mi testimonio ayuda a otros, que vean el reflejo de Cristo en mi vida, porque “nueva criatura” soy.


Con el Amor de Cristo nuestro Salvador, me despido,
Jaime A. Jiménez Jaimes
Iglesia de Cristo
Bucaramanga, Santander, Colombia

 

Falsos profetas. Falsas enseñanzas. Por Wuiston Medina

El Diezmo: una verdad irrefutable. Por Daniel Neveu

 

  

¿Le gusta esta página? Por favor, ayúdenos a difundir la información por medio de compartirla automáticamente con sus amistades de Facebook, Google+, LinkedIn, y Twitter pulsando en los botones arriba colocados.

Derechos reservados. Permiso concedido para hacer una copia, o múltiples copias pero ninguna para la venta.