Suscríbase para recibir notificaciones de nuevos artículos.

Apocalipsis: análisis de las profecías y visiones. Comentario extenso en esta Web. Muchísimas gráficas.

Las señales de los tiempos. Muchas identificadas y ubicadas en la línea del tiempo.

 

Ocho predicciones fracasadas de ecologistas y meteorólogos

Por Maxim Lott

www.FoxNews.com

30 de diciembre de 2010 

  
Danbury, Connecticut, Estados Unidos de América. 10 de enero de 2010.

1.  Predicción registrada 20 de marzo de 2000. Dentro de pocos años “los niños simplemente no sabrán lo que es la nieve”. Una nevada será “un excitante evento poco frecuente”. Dr. David Viner, científico investigador superior de la Unidad de Investigaciones Climáticas, de la Universidad de East Anglia, entrevistado por el periódico UK Independent.


El aeropuerto Heathrow, Londres, Inglaterra, el 19 de diciembre de 2010.

Diez años más tarde, en diciembre del 2009, la nevada más fuerte durante veinte años cayó sobre Londres. Justamente la semana pasada [anterior al 30 de diciembre, 2010], una nevada resultó en el cierre del aeropuerto Heathrow, dejando a miles de viajeros navideños aislados.

 


Nebraska, Estados Unidos de América. 2010. www.agricultura.com

2.  Predicciones hechas en 1990 por Michael Oppenheimer, y publicadas en Dead Heat, por St. Martin’s Press. Michael Oppenheimer es Director del Programa de Ciencia, Tecnología y Política Ambientalista, de la Universidad Princeton. “[Para] 1995, el efecto invernadero estaría devastando las tierras centrales de Norte América y Euro-Asia, con una sequía horrífica, causando la pérdida de cosechas y motines por falta de alimento… [Para 1996] El río Platte, de Nebraska, estaría seco, mientras, al ancho del continente, una tempestad de viento, y tierra negra seca arrancada por el viento, hará detenerse el tráfico en las autopistas, arrancando la pintura de casas y apagando computadoras.”

-Contrario a las predicciones de Oppenheimer, “data del Centro de Vuelo Espacial Goddard, de la NASA, enseña que la precipitación –lluvia y nieve- se ha incrementado levemente durante un siglo”. ¡Y el río Platte sigue fluyendo!

3.  Proyección hecha el 8 de junio de 1972. Bernt Balchen, especialista en asuntos del Ártico, dice que una tendencia general de calentamiento sobre el Polo Norte está causando el derretimiento de la capa polar de hielo, y pudiera resultar en un Océano Ártico sin hielo para el año 2000.”

-El estado actual de la capa polar de hielo para noviembre de 2010. Bien que el área cubierta de hielo se haya disminuido, el Océano Ártico aún tiene 3.82 millones de millas cuadradas de hielo, un espacio más grande que los cuarenta y ocho estados contiguos de Estados Unidos de América, según El Centro Nacional de Data sobre Nieve y Hielo.

4.  Predicción hecha el 15 de mayo de 1989. Prensa Asociada. “Usando modelos computarizados, investigadores concluyeron que el calentamiento global aumentaría por dos grados la temperatura nacional promedio para el año 2010.”

-Estatus de la predicción. Según la NASA, la temperatura global ha aumentado por cerca de 0.7 grados Fahrenheit desde 1989. Y para los Estados  Unidos de América, el aumento ha sido aún menos.

5.  Predicción hecha en enero del 1970. Revista Life. “Para el año 1985, la contaminación atmosférica habrá reducido en un 50% la cantidad de luz solar que llega a la tierra”.

-Lo que ha pasado en realidad. Según estudios realizados, la cantidad de luz solar alcanzando la tierra se redujo en un 3%, quizás hasta el 5%, durante el período en cuestión.

6.  Predicción hecha por Kenneth E. F. Watt, en 1970, en la ocasión del “Día de la Tierra”. “De continuarse las tendencias actuales, para el año 2000, el mundo será más frío… por once grados. Esto es aproximadamente dos veces más de lo que haría falta para traer sobre nosotros otra edad de hielo.”

-La realidad. Según la NASA, la temperatura global se ha incrementado por cerca de un grado Fahrenheit desde 1970.

 


Londres, Inglaterra, de noche. www.bing.com  Año 2011. Enorme ciudad moderna y próspera.

7.  Predicción hecha por el Dr. Paul Ehrlich, autor de La bomba poblacional y presidente del Centro de Conservación Biológica, de la Universidad Stanford, en septiembre del 1971, en una ponencia pronunciada en el Instituto Británico de Biología. “Para el año 2000,  el Reino Unido [Inglaterra] será meramente un grupo pequeño de islas empobrecidas, habitadas por setenta millones de gente hambrienta. … Si yo fuera jugador, apostaría dinero por dinero, en igual suma, que Inglaterra no existiría en el año 2000.”

-¡Hubiera perdido desastrosamente la apuesta!

8.  Predicción por el mismo Dr. Paul Ehrlich, el “Día de la Tierra”, 1970, sobre la extinción de la vida marina. “Dentro de diez años, toda la vida marina importante será extinta. Habrá que evacuar vastas áreas de las costas por la peste de los peces muertos.”

-La realidad. Debido a la sobrepesca, algunas especies están en peligro de extinción, más sin embargo, en el 2010, enormes cantidades de peces, mariscos y animales marinos fueron pescados para el consumo humano.

 

////////////////////////////////////

 

Así que, ¡los “profetas” de entre ecologistas y meteorólogos no tienen más éxito que los profetas pentecostales y evangélicos!

Pero, mientras aquellos hacen predicciones basadas en observaciones y estudios científicos, ¡estos alegan profetizar por inspiración divina, poniendo fecha tras fecha para terremotos, irrupciones de volcanes, inundaciones, huracanes, hambrunas, desastres globales, tragedias personales, el Milenio, la Segunda Venida de Cristo, el fin del mundo, etcétera, etcétera!

En cuanto a las predicciones de científicos, tengamos presente nosotros los cristianos la siguiente promesa de Dios. “Mientras la tierra permanezca, no cesarán la sementera y la siega, el frío y el calor, el verano y el invierno, y el día y la noche” (Génesis 8:22). “Mi arco he puesto en las nubes, el cual será por señal del pacto entre mi y la tierra. Y sucederá que cuando haga venir nubes sobre la tierra, se dejará ver entonces mi arco en las nubes. Y me acordaré del pacto mío, que hay entre mí y vosotros y todo ser viviente de toda carne; y no habrá más diluvio de aguas para destruir toda carne” (Génesis 9:13-15).

Tratándose de los incontables profetas y profetisas religiosos de tiempos actuales, mayormente de los de estirpe “pentecostal”, los que han enunciado infinidad de “profecías en el nombre de Dios”, no perdamos de vista los siguientes textos bíblicos relevantes:

“No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos. Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos mucho milagros? Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad (Mateo 7:21-23).

“Amados, no creáis a todo espíritu, sino probad los espíritus si son de Dios; porque mucho falsos profetas han salido por el mundo (1 Juan 4:1).

“El amor nunca deja de ser; pero las profecías se acabarán, y cesarán las lenguas, y la ciencia acabará(1 Corintios 13:8).

Toda profecía inspirada por Dios y dada a su iglesia se encuentra en el Nuevo Testamento. Desde el día cuando el apóstol Juan terminó de escribir las profecías de Apocalipsis, en el año 95 d. C., hasta el sol de hoy, Dios no ha dado a su pueblo nuevas profecías.

Solo entrará “en el reino de los cielos… el que hace la voluntad de mi Padre…” dice Cristo. Esta “buena voluntad de Dios, agradable y perfecta” (Romanos 12:2) es que “todos los hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad” (1 Timoteo 2:3-4). Los términos para perdón de pecados y reconciliación con Dios se expresan en la Gran Comisión proclamada por Cristo y puesta en práctica por los apóstoles: “El que creyere y fuere bautizado, será salvo; mas el que no creyere será condenado” (Marcos 16:16). En Pentecostés, el día del establecimiento de la iglesia, a la multitud “Pedro les dijo: Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo, para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo” (Hechos 2:38). Creer, arrepentirse y bautizarse (sumergirse en agua), pues, para ser salvo. Luego, andar en “nueva vida” (Romanos 6:3-9). ¿Lo ha hecho usted? “Profetizar” no es necesario para salvación, como tampoco “entender toda profecía”, sino hacer “la voluntad” del Dios Padre.

 

Apocalipsis: análisis de las profecías y visiones. Comentario extenso en esta Web. Muchísimas gráficas.

Las señales de los tiempos. Muchas identificadas y ubicadas en la línea del tiempo.

  

¿Le gusta esta página? Por favor, ayúdenos a difundir la información por medio de compartirla automáticamente con sus amistades de Facebook, Google+, LinkedIn, y Twitter pulsando en los botones arriba colocados.

Derechos reservados. Permiso concedido para hacer una copia, o múltiples copias pero ninguna para la venta.