Cuatro grandes temas interrelacionados

 

Profecías, Fe, Dudas e Incredulidad

 

Para sermones, clases bíblicas o conferencias

 

Primera conferencia

 

Primera diapositiva

Con el texto acompañante

 

Esta imagen (diapositiva) es la número 1, con texto acompañante, para la primera conferencia de Cuatro grandes temas interrelacionados: Profecías, Fe, Dudas e Incredulidad, en editoriallapaz.

 

 

Estimado amigo, amiga, se le saluda con todo respecto y mucho calor humano.

Usted está viendo, en las cuatro esquinas de la Primera imagen de esta serie, los Cuatro grandes temas interrelacionados que, muy cordialmente, le invito a examinar, juntamente con este servidor. Profecías, Fe, Dudas e Incredulidad. Los subtemas de cada uno ni los mencionaré por el presente, dejando a su discreción tomar tiempo, o no, para revisarlos. Aflorarán en distintos escenarios durante el transcurso de estas tres conferencias. “Conferencias” suena muy formal. Más bien, quisiera que charlemos sobre estos temas. Que tengamos un diálogo ameno. Aportando yo mediante mis palabras escritas y respondiendo usted en su propia mente. Mi desventaja es no poder saber sus aportaciones, a menos que me las haga llegar de alguna forma.

Ya invité al Sr. Pedro Puzzle –Rompecabezas, en español puro- a acompañarnos, pues sus Dilemas de mente y espíritu los he confrontado también, una y otra vez, a través de los años de mi juventud y adultez sobre la faz de este extraordinario planeta azul, Tierra, del sistema Solar, de la galaxia Vía Láctea. Ojalá su presencia no le haga sentirse incómodo. Quizás estos Dilemas usted los haya experimentado al igual que nosotros.

Encarecidamente, pido a usted, y al Sr. Puzzle, no rechazar mi invitación al diálogo a causa de “Profecías” en el cuadro de temas. Su inclusión se debe a que, en mis luchas personales para vencer Dudas, aislar Incredulidad y tener una Fe robusta con la que esté a gusto, Profecías bíblicas cumplidas, o cumpliéndose, están haciendo un papel decisivo. Profecías halladas en la Biblia, y no en otros libros, como tampoco en las bocas de infinidad de autonombrados “profetas y profetisas” de actualidad.

A cinco kilómetros de la empresa donde trabaja Pedro, hay un espacioso campo fértil donde siembran trigo. A menudo, él se detiene un ratito para contemplar aquella naturaleza hermosa. Pensando en cómo la tierra produce tantísimo grano para el consumo humano, fascinado por el gran árbol solitario apenas visible en el horizonte y maravillado de la vasta bóveda celestial encima, con sus azules y nubecillas blancas, dice para sus adentros: Verdaderamente, existen razones fuertes para creer en un Creador Todopoderoso. En la imagen a la derecha que tiene de sí mismo, visualiza una enorme galaxia, proyectándola, en su imaginación, en los cielos arriba del árbol, y su fe crece aún más.

Pero, en otras ocasiones, como en la imagen de sí mismo a la izquierda, frente a más o menos la misma escena, pocas piezas del rompecabezas de su vida permanecen unidas. Cruzan por su mente visiones del hambre que sufren multitudes de hombres y mujeres, especialmente niños. Visiones de las injusticias de la vida. De terribles enfermedades que conducen a la muerte segura. De violentísimas tormentas que destruyen aun estos sembrados de cuando en cuando. Se llenan su mente y espíritu de tinieblas, dudas le agobian y su fe se la llevan los vientos.

En las dos imágenes del centro, su “yo”, su “ego”, su “hombre interior”, sale de su cabeza, de cara a nosotros, descubriendo un estado espantoso. ¡Falta la parte superior! Vital para un ser íntegro, formado completamente, capaz de formular conclusiones correctas sobre grandes temas de la vida. Faltan muchos conocimientos claves. Para colmo, el propio Pedro Puzzle ha confeccionado en su propio cerebro una parilla de aros duros que obstruyen la entrada fácil de tales conocimientos. Aros tales como: Ideas o filosofías preconcebidas y endurecidas, Prejuicios religiosos-espirituales calcificados, Resistencia viva a nueva información, Inercia intelectual, Razonamientos ilógicas, etcétera. Esta parilla impide que caigan en su lugar muchas piezas del rompecabezas de la vida. En la imagen de la cabeza destapada, una sola pieza reluciente descansa sobre la parilla. Esta representa todo un grupo grande de piezas interconectadas relacionadas con “Profecías”. Una pista importantísima aparece en la pieza clave de este grupo, a saber: Tenemos la palabra profética más segura.

 


 

¿Huyendo de Apocalipsis?

¿Ficción enigmática inentendible?

¡De modo alguno! En las primeras oraciones,
se pronuncian Bienaventuranzas para la persona
que la lee, u oye, guardando y atesorando para sí sus
fantásticas revelaciones.

Haz la prueba, comenzando con este estudio sobre
el Trasfondo histórico de Apocalipsis.

Su naturaleza fundamental, valor,
origen, quién lo escribió y dónde.

 

En la isla de Patmos, el anciano apóstol Juan, sentado en la ladera de una montaña, con un pergamino en la falda, contempla los cielos altos delante de él, mientras le revela Cristo, mediante un ángel de Dios, las profecías y visiones que componen el libro de Apocalipsis.

 

En la isla de Patmos, que hoy día pertenece a Grecia, el apóstol Juan
recibe:
"La revelación de Jesucristo, que Dios le dio, para manifestar
a sus siervos las cosas
que deben suceder pronto; y la declaró
enviándola por medio de su ángel a su siervo Juan
.
Apocalipsis 1:1

Y ya tú sabes, con meramente leer estas primeras treinta y dos
palabras de Apocalipsis
, que el contenido del libro Dios lo
concibió en su totalidad, revelándosele a Juan por medio
de Jesucristo y el ángel encargado de guiar al apóstol.
Además, ya sabes el propósito de la “revelación”.

¿No te impresiona el tono sencillo, directo, aun sublime y
sobremanera autoritativo, de estas primeras palabras?
Tono mantenido hasta la última palabra de Apocalipsis.

 


 

 

Próxima imagen 2

 

Profecías, Fe, Dudas e Incredulidad. LISTA de las doce imágenes con sus textos acompañantes.

Profecías, Fe, Dudas e Incredulidad. LISTA COMPLETA de TEMAS y FORMATOS, con enlaces.

 

El reloj profético. Mensaje de texto completo. Numerosos ejemplos.

Apocalipsis: Análisis de las profecías y visiones. Comentario cuya versión impresa ocupa mil cien páginas, tamaño carta.

 

¿Huyendo de Apocalipsis?

¿Ficción enigmática inentendible?

¡De modo alguno! En las primeras oraciones,
se pronuncian Bienaventuranzas para la persona
que la lee, u oye, guardando y atesorando para sí sus
fantásticas revelaciones.

Haz la prueba, comenzando con este estudio sobre
el Trasfondo histórico de Apocalipsis.

Su naturaleza fundamental, valor,
origen, quién lo escribió y dónde.

 

En la isla de Patmos, el anciano apóstol Juan, sentado en la ladera de una montaña, con un pergamino en la falda, contempla los cielos altos delante de él, mientras le revela Cristo, mediante un ángel de Dios, las profecías y visiones que componen el libro de Apocalipsis.

 

En la isla de Patmos, que hoy día pertenece a Grecia, el apóstol Juan
recibe:
"La revelación de Jesucristo, que Dios le dio, para manifestar
a sus siervos las cosas
que deben suceder pronto; y la declaró
enviándola por medio de su ángel a su siervo Juan
.
Apocalipsis 1:1

Y ya tú sabes, con meramente leer estas primeras treinta y dos
palabras de Apocalipsis
, que el contenido del libro Dios lo
concibió en su totalidad, revelándosele a Juan por medio
de Jesucristo y el ángel encargado de guiar al apóstol.
Además, ya sabes el propósito de la “revelación”.

¿No te impresiona el tono sencillo, directo, aun sublime y
sobremanera autoritativo, de estas primeras palabras?
Tono mantenido hasta la última palabra de Apocalipsis.

 

 

Twittear Seguir a @editoriallapaz   

¿Le gusta esta página? Por favor, ayúdenos a difundir la información por medio de compartirla automáticamente con sus amistades de Facebook, Google+, LinkedIn, y Twitter pulsando en los botones arriba colocados.

Derechos reservados. Permiso concedido para hacer una copia, o múltiples copias pero ninguna para la venta.