Suscríbase para recibir notificaciones de nuevos artículos.

Pentecostalismo. Estudios, artículos e intercambios en esta Web

Falsos profetas. Falsas enseñanzas. Análisis en cuatro Partes.

Daniel, universitario español, defiende el pentecostalismo.

Fotografía de pentecostales en España para el intercambio Daniel, universitario español, defiende el pentecostalismo, en editoriallapaz.

 

Estimado Sr. Daniel:

Saludos en el nombre del Señor.

Intercalo en su carta algunos comentarios, observaciones y orientaciones. Le ruego no tropiece sobre mis señalamientos o el estilo de expresión, pues la verdad de Dios es lo que cuenta. Usted escribe (copiado, sin cambios):
 
 

“He tenido la cautela de leer cuidadosamente los artículos relacionados con el tema que pienso abordar puesto que doy por echo que el proposito de esta Web no es otro que el de llegar a conclusiones por el uso de la razón exclusivamente.

Soy estudiante universitario de la Universidad de Santiago de Compostela, una de las más prestigiosas de España y también soy asistente a una Iglesia pentecostal desde mi nacimiento.”

Comentarios. Querido Daniel, respetuosamente, observo que, siendo usted adulto joven, cae en la categoría de “neófito” (1 Timoteo 3:6), tanto en asuntos de la vida social como en los de “religión” o “fe”. Esto, a pesar de estudios universitarios, los que no capacitan para entender o evaluar cabalmente temas espirituales. Por el contrario, es indispensable el dominio total de todos los textos bíblicos relevantes al tema espiritual que sea, como también la sabiduría celestial, para comprenderlos correctamente en su contexto y aplicarlos acertadamente, preparación que difícilmente tengan las personas de su edad. No desprecio su juventud. Solo señalo algunas de sus limitaciones.

Además, permítame observar que la inmensa mayoría de los católicos lo son porque “nacieron” de padres católicos. Y usted, ¿acaso sea pentecostal por haber nacido de padres pentecostales? Criarse desde la niñez en cualquier religión o iglesia es un proceso que suele forjar una mentalidad con fuertes prejuicios contra todas las demás religiones o iglesias, dificultando enormemente analizarlas objetivamente. Considere el caso de los jóvenes musulmanes ya fanatizados a los cuatro, seis, diez, doce o catorce años de edad.

La fuerza motriz del pentecostalismo proviene principalmente de sus mujeres y jóvenes. Mujeres al frente, dirigiendo, presidiendo, pastoreando y dominando, en franca violación de 1 Timoteo 2:11-15, 1 Corintios 11:3; 1 Corintios 14:33-40, etcétera. Adolescentes, jóvenes y adultos jóvenes, promocionando y avivando mediante sus propias organizaciones juveniles, conjuntos musicales, incluso “espectáculos de música cristiana rock, rap, mariachi o salsa”, y para colmo, “grupos de baile”. Tanto las mujeres pentecostales como la juventud pentecostal toman poderes que no les corresponden bíblicamente. La iglesia verdadera del Señor es dirigida por varones maduros y experimentados, específicamente, por evangelistas, obispos (ancianos) y maestros que llenan los requisitos establecidos por el Espíritu Santo (1 Timoteo 3:1-7) (Tito 1:5-12) (2 Timoteo 2:2) y muchos más).


”A lo largo de mi vida no he podido encontrar un árticulo en relación al movimiento pentecostal tan sesgado y partidista como el que he encontrado en esta página. "Examinadlo todo y Retened lo bueno", este es el lema de su Web site, sin embargo no he logrado hallar ni una sóla frase a favor de ninguna postura diferente a la que defienden en esta Web, ya sea del movimiento pentecostal o del cualquier otro, por ese motivo creo que es mi deber contrastar las informaciones que tan a la ligera se han vertido en su pagina.”

No “tan a la ligera”, querido joven Daniel, sino después de largos años de estudio y análisis, tiempo que a usted le hace falta vivir y aprovechar para adquirir el conocimiento necesario a fin de poder emitir evaluaciones objetivas, y no subjetivas.

La verdad de Dios es, por naturaleza, única y absoluta. No es relativa. No se contradice. Siquiera un poco de madurez y sobriedad en el raciocinio basta para comprender esta realidad innegable. Por lo tanto, si el “movimiento pentecostal” predica la verdad de Dios, la cual es sinónima de la sana doctrina de Cristo (Hebreos 6:1), no la tiene este servidor, ya que sostengo que la abrumadora mayoría de las doctrinas y prácticas del movimiento pentecostal no son bíblicas. Igualmente, de ser bíblico lo que enseña este siervo, entonces los pentecostales no tienen gran parte de la verdad de Dios. Esta misma lógica es aplicable a toda iglesia, movimiento o religión. “Todas las iglesias, distintas en doctrina y práctica como lo son, tienen la misma verdad de Dios” es un dicho o concepto que merece ser catalogado entre las creencias más ilógicas jamás expresadas. Tenga presente, se lo suplico, que Cristo fundó una sola iglesia, con un solo mensaje o doctrina íntegra, y no contradictoria.


”Para empezar debo decir con datos objetivos que el movimiento pentecostal es el que mayor calado social tienen en el mundo, perdicos de renombre como "El Pais" hablan de los pentecostales como el movimiento social del siglo XXI. Es extraño que un periodico laico que no posee relación con los evangélicos hable maravillas de un movimiento del cual ustedes parecen discriminar y juzgar. Tambien el movimiento pentecostal es el de mayor crecimiento dentro del cristianismo ¿Por que? ¿Como es posible que una "religion" tan errada y tan desmesurada atraiga tanto a la gnte? ¿Si realmente es un timo o lo que bscan es quedarse con el dinero, como es posible que hayan desaparecido como a otras sectas que buscan el dinero?”

Referente a la legitimidad bíblica del pentecostalismo, ¿qué prueba esta información -tan importante, al parecer, para su mente joven? ¡Nada, en absoluto!

-“Mayor calado social.” Solo en algunas áreas, particularmente, en Latino América. Solo en esta etapa de la historia, y no durante toda la Era Cristiana. Irrespectivamente de que tenga o no tenga “calado social”, esto nada prueba en absoluto acerca de su legitimidad bíblica.

-Periódicos o periodistas que ensalcen al pentecostalismo. ¿Con qué herramientas espirituales cuentan los “laicos”, o los periodistas seculares, que los capaciten para evaluaciones correctas del pentecostalismo, o de cualquier religión? ¿Cuánta Biblia saben? ¿No es cierto que la gran mayoría de ellos ensalza al catolicismo, y por las mismas razones? Hablan y escriben de lo que no saben ni entienden adecuadamente. Reportan. Informan. Ese es su trabajo. ¿Calificar de “bíblico” o “no bíblico”? Para tal decisión, hay que saber mucha Biblia. ¿Disponen ellos de los recursos necesarios?

-“De mayor crecimiento dentro del cristianismo." Por ahora, pero ¿y durante siglos pasados? ¡Ni ha existido durante la mayor parte de la Era Cristiana! Por ahora, pero, ¿hasta cuándo? Los “movimientos religiosos” nacen, suben, menguan y aun desaparecen. La iglesia que el Señor fundó no es un “movimiento”. Su autenticidad o legalidad espiritual no la determina “crecimiento” o “decrecimiento”. El número de miembros, simpatizantes o enemigos no es determinante.

-“¿Como es posible que una "religión" tan errada y tan desmesurada atraiga tanto a la gente?” , pregunta usted. Estimado Daniel, las razones principales son bastante obvias para el observador maduro e informado, a saber, el pentecostalismo (1) apela a las emociones y no al intelecto, (2) promete salud, soluciones para problemas y hasta prosperidad económica, motivando materialmente a la gente, (3) impresiona a los ingenuos con “señales y profecías”, (4) infunde temor mediante amenazas, maldiciones y proclamaciones de “inminente retorno de Cristo”, “rapto”, “tribulación” y “fin del mundo”, y (5) dirige su mensaje a las masas que de Biblia saben poco o nada. Atrae, sí, y poderosamente, pero no bíblicamente.


”No me parece justo que en una página abierta al mundo y que alardea de sana doctrina se de solamente una cara de la moneda, puesto que si son numeros los testimonios de gente desengañada con los pentecostales, infinitamente más amplio es el número de vidas cambiadas y de familias transformadas a través de esta denominación. Uno de esos casos es el de mi propio padre y mi proio tio. Ambos estaban sumidos en el mundo de las drogas hasta el punto de cometer delitos y verse en muchos problemas, cualquiera de ellos podrá afirmar que fue Dios el que cambio sus vidas a través de iglesias pentecostales. Ambos son pastores, uno en Santiago y otro en Valencia y ninguno de los dos recibe un solo centavo de las ofrendas y diezmos de su iglesia, si no que ese dinero esta destinado a obra social (en su mayoría pryectos misioners como por ejemplo CUBA o GUINEA ECUATORIAL). Los dos han logrado mantener a sus familias con lo que generaban sus manos y nunca hicieron uso del dinero de un miemb! ro de la iglesia. De igual modo que ellos pudieron sentir el poder transformador en sus vidas pueden trasmitir su fe a personas con elmismo probema. Sus vidas no cambiaron por pablaras salidas de una mente, si no que lo que les cambio fue ver que habia personas que sufrian y sentias con ellos y que les daban palabras de aliento que no venian de ninguna cabeza humana.”

-“Testimonios” de esta índole los hay por millones, con la excepción, pienso, de “no tomar los pastores de las ofrendas o diezmos”. En escala mayor o menor, toda clase de iglesia o religión logra cambios en la conducta de sus adeptos o simpatizantes. Las motivaciones o enseñanzas tras los cambios merecen escrutinio. ¿Cuántas decenas de millares de alcohólicos han vencido su vicio mediante la obra de la organización “Alcohólicos anónimos”? ¿Significa que esta organización la debemos tener como fundada por Cristo e instrumento de salvación eterna? Muchas organizaciones sociales, entidades religiosas (Ejército de Salvación), clubes (Leones, Rotarios) y aun logias (la Masona, la Rosacruz) incorporan elementos del evangelio del Señor, haciendo mucho bien, cambiando y rescatando vidas. No por ello integran la iglesia del Señor o sirven de vías para llegar al cielo.

-Que quede bien claro: no estoy juzgando el destino eterno de ningún ser humano. Si a Dios le place coronar de vida eterna a toda persona que venza sus vicios, no importando las motivaciones tras el cambio o la organización instrumento del cambio, pues ¡gloria a su Nombre! Tal posibilidad no quiere decir que los verdaderos siervos del Señor dejemos de predicar la sana doctrina, por ejemplo, que el bautismo es esencial “para perdón de los pecados” (Hechos 2:38), o que declaremos “auténticamente bíblicas” a entidades que siguen otros evangelios (Gálatas 1:6-10).


”Podriamos discutir sobre las bases doctrinales de nuestra fe durante horas y ninguno dejaría de cambiar de posición, pero una cosa es cierta, el movimiento pentecostal es un movimiento vivo llevado a cabo por hombres que pueden equivocarse y que no presumen de perfección, pero esos mismos hombres se arriesgan a hablar de Dios en vez de discutir por detalles que no salvan a nadie. Jesús dijo id y predicar no dijo id y averiguar si lo que dicen estos es cierto o no. Junto con el id y predicar dijo, y os será dado poder. Los pentecostales creemos en eso y creemos que el mismo Jesús que camino por Judea e hizo milagros es el mismo que resucitó y que hoy actua en nuestro entorno. No queremos perder el tiempo en discusiones propias de mentes inmduras si no que queremos cambiar vidas y cambiar sociedades, y con la ayuda de Dios podemos ver como lo que deseamos esta siendo una realidad.”

-Muchos pentecostales están cambiando de posición, aun pastores.

-“Cambiar vidas y cambiar sociedades” es, sin duda, una meta muy loable. ¿Qué me dice de “obedecer a los mandamientos de Cristo”? “Si me amáis, guardad mis mandamientos. El que me ama, mi palabra guardará. El que no me ama, no guarda mis palabras” (Juan 14:15-24). Dos mandamientos de Cristo figuran en la Gran Comisión que usted mismo cita, a saber, (1) creer y (2) bautizarse para ser salvo. “El que creyere, y fuere bautizado, será salvo” (Marcos 16:16). El primero los pentecostales lo obedecen. El segundo ni siquiera lo anuncian cuando predican y hacen el “llamado”. No llaman como el apóstol Pedro en Pentecostés, diciendo “bautícese… para perdón de los pecados”. El bautismo para perdón de pecados, amigo Daniel, no es mero “detalle”, sino requisito impuesto por Cristo y el Espíritu Santo, pero negado por los pentecostales. “Predicar el bautismo para perdón de pecados es FALSA DOCTRINA”, el pastor pentecostal guatemalteco Humberto escribió recientemente en su correo electrónico. Exactamente así, con las palabras “FALSA DOCTRINA” en letra mayúscula. Según el pastor Humberto, Pedro predicó “falsa doctrina” en Pentecostés, pues este apóstol de Cristo dijo enfáticamente a la multitud: “bautícese cada uno… para perdón de los pecados”.

 -Cambiar la conducta moral o social, pero desobedecer a muchos mandamientos del Señor y del Espíritu Santo: he aquí el peligroso dilema en el que mete el pentecostalismo a millones y millones de almas.

Sobre eso de “id y averiguar”, le recuerdo el sabio consejo del apóstol Juan: “Amados, no creáis a todo espíritu, sino probad los espíritus si son de Dios; porque muchos falsos profetas han salido por el mundo” (1 Juan 4:1). Al ir este servidor predicando, proclamo las condiciones exactas de la Gran Comisión para salvación: no solo creer sino también bautizarse. Al escuchar a otro predicar, trato de poner en práctica el consejo de Juan: probar al que predica, comparando su mensaje con el evangelio no adulterado del Nuevo Testamento.


”Por esto les rogaría que si presumen de honestos cuelguen en su Web testimonios favorables al movimiento pentecostal puesto que yo les puedo asegurar que si lo hacen se sentrián culpables de ocultar la verdad y acusar a siervos de Dios por lo que yo creo es una flata de respeto que nunca jamás yo toleraria hacia ustedes en la página de la cual soy Web master yla cual les invito a visitar www.centro-cristiano.net
 

Los sitios de Internet de los pentecostales están disponibles para el público en todo el mundo. Esto lo sabe la persona interesada en investigar cualquier asunto relacionado. La “verdad” según los pentecostales nadie la oculta. Su propia carta la incluimos en nuestro sitio de Internet, donde aparecen decenas de cartas de la misma índole.

Descubrir o señalar sana y bíblicamente no lo llamo yo “falta de respeto” sino cumplimiento del deber que nos impone el Espíritu Santo cuando dice “probad los espíritus”.

Vuelvo a suplicarle que no se ofusque en asuntos secundarios, fijándose más en críticas o estilos literarios que en la verdad de Dios.

El Señor ilumine tanto el entendimiento suyo como el mío, ayudándonos a pensar y hablar “una misma cosa” (1 Corintios 1:10), andando conforme “a una misma regla” (Filipenses 3:16).

Suyo en el amor de Cristo, Homero D. Shappley de Álamo

 

Pentecostalismo. Estudios, artículos e intercambios en esta Web

Falsos profetas. Falsas enseñanzas. Análisis en cuatro Partes.

  

¿Le gusta esta página? Por favor, ayúdenos a difundir la información por medio de compartirla automáticamente con sus amistades de Facebook, Google+, LinkedIn, y Twitter pulsando en los botones arriba colocados.

Derechos reservados. Permiso concedido para hacer una copia, o múltiples copias pero ninguna para la venta.