El pentecostalismo bajo la lupa

Archivos electrónicos de intercambios sobre doctrinas y prácticas del pentecostalismo

 

Sorprendentemente, el quincuagésimo Ramón G. desprecia el “cabal juicio” , afirmando además que “estudiar la Biblia… no es indispensable para ser salvo” .  

Esta gráfica de un portón elegante que conduce a prados tranquilos bajo cielos de colores translucentes ilustra el tema Pentecostal desprecia cabal juico y estudio de la Biblia, en editoriallapaz.

 

“Escribo en el amor del Señor haciendo referencia al estudio ‘Los espíritus avivados’ y deseo hacer una crítica constructiva apoyado en versículos bíblicos. El autor hace un excelente estudio de los temas; pero debo indicarle que le falta amor a referirse a sus hermanos pentecostales llamándolos en varias oportunidades ‘avivados’, término que el mismo indica que se usa ‘comúnmente’.  

Comentario. Estimado siervo Ramón, agradezco sinceramente su aportación, y tendré presente su crítica constructiva para cualquier nueva edición de Los espíritus avivados. Aclaro que en el país donde reside este servidor, "avivados" ha sido aplicado frecuentemente a los pentecostales, no necesariamente en sentido despectivo sino en referencia al “avivamiento” emotivo característico de ellos. De todos modos, a mí no me gustaría que me dijeran “avivado”, como tampoco “pentecostal”, pues este segundo distintivo se deriva de “Pentecostés”, vocablo de origen griego cuyo significado es “quincuagésimo”, aludiéndose a los cincuenta días que transcurrían entre la Pascua judía y la Fiesta de la cosecha, llamada además la de las semanas. Siendo así, “quincuagésimos” es sinónimo de “pentecostales”. Por consiguiente, no hay nada reprochable en dirigirme a usted como “el quincuagésimo Ramón”, ya que toma usted el nombre “pentecostal”, y lo hago en el título, no, de cierto, en son de burla o por falta de amor sino para resaltar el significado de “Pentecostés”. Personalmente, prefiero identificarme como “cristiano”, siguiendo el ejemplo de los discípulos mencionados en Hechos 11:26. Sinceramente le digo que tomar el creyente algún nombre no bíblico es evidencia inerrable de inmadurez espiritual, si bien no de graves desaciertos doctrinales.  

“Los pentecostales tendremos muchos errores, pero buscamos adorar con sinceridad a nuestro Señor Jesucristo, nuestro Salvador y el mismo Cristo dijo a sus discípulos: "El que no es contra nosotros, por nosotros es" Lucas 9:50. 

Aclaraciones. Ninguno de nosotros es perfecto en sentido absoluto. Cada uno de nosotros tiene el solemne deber de ir rectificando sus desperfectos al percatarse de ellos, bien sean de índole moral o de categoría doctrinal. ¿De acuerdo? Respetado siervo Ramón, no pongo en tela de juicio su sinceridad. Referente a la adoración, seguramente usted sabe lo que dijo Cristo a la mujer samaritana: Dios busca a “adoradores que le adoren en espíritu y en verdad” (Juan 4:24). Aunque indispensable la sinceridad, por sí sola no hace acepto el culto rendido. ¿Es sincera gran parte de las personas que se hincan ante imágenes?

-Todo aquel que se declara a favor de Cristo, ¿es de él? El mismo Señor que dijo “El que no es contra nosotros, por nosotros es”, también dijo: “En vano me honran, enseñando como doctrinas, mandamientos de hombres” (Mateo 15:9). Al principio de su ministerio Cristo explicó: “No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos. Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros? Y entonces les declararé: Nunca os conocí…” (Mateo 7:21-23). Los religiosos de actualidad que más insistentemente reclaman profetizar, echar demonios y hacer milagros, ¿quiénes son? Ya usted sabe. Quien clama al Señor pero no acata sus mandamientos, no lo ama, según el mismo testimonio aleccionador de Cristo en Juan 14:15-24. “El que tiene mis mandamientos, y los guarda, ése es el que me ama”. Apoyarse en un solo texto breve y aislado, por ejemplo, Lucas 9:50, es como intentar sostenerse por largo rato en un solo pie. No es natural, tal vez precipitando una caída dolorosa.  

Se explora el verdadero sentido de Lucas 9:50 en el análisis del texto paralelo de Marcos 9:38-41. Ojala se anime a leerlo. El solitario siervo que expulsaba demonios. Lección 3 de la serie Los demonios y los endemoniados.

“Cristo también afirmó que un reino dividido no puede prevalecer. El autor mismo reconoce el crecimiento increíble de las iglesias pentecostales, cuyo propósito principal no es ‘hablar en lenguas, ni hacer alborotos’ sino predicar la salvación por medio de Jesucristo. 

Pregunta. ¿Existe rama del “cristianismo” con más divisiones que la fabricada por los quincuagésimos? Cientos de concilios, cada uno con su organización y credo distintos. Miles de iglesias independientes. Tanto los “Jesús solo” como ahora los “G-12”, y, últimamente, los proponentes tan populares del “evangelio de prosperidad”, revuelcan al movimiento pentecostal en muchos lugares. Pese a que muchos quincuagésimos profesan “unidad”, otros tantos se denuncian abiertamente los unos a los otros, y casi todos compiten por almas, diezmos, ofrendas y títulos. La proliferación descomunal de iglesias quincuagésimas se debe no solo a lo atractivo de su culto avivado sino también en gran medida, opinamos, al empuje agresivo de tantos hombres y mujeres en el empeño de establecer cada uno su propio “quiosco”, donde cobra diezmos, ofrendas y otros dividendos. No que todos estos sean insinceros o mal motivados, pero las actitudes y los frutos de no pocos descubren intenciones no sanas. Esto, conforme a mis observaciones y experiencias.  

“En su estudio utiliza términos que no tienen base bíblica como: "Juicio cabal" ¿? ¡Cristo prometió salvación! y vida eterna; no "juicio cabal". 

¡Gran inquietud! ¿Quiere usted afirmar que no hace falta el juicio cabal para entender u obedecer al evangelio de Cristo? ¡Inconcebible que un siervo del Señor desprecie el juicio cabal!  Estimado siervo Ramón, al parecer, se le olvidara el caso del gadareno sanado por Cristo. Librado de demonios, lo hallaron “sentado a los pies de Jesús, vestido, y en su cabal juicio” (Lucas 8:35). ¿Con qué “cabal juicio” no tenga base bíblica, ni que lo prometiera Cristo? ¡Cuán equivocado está usted! Lograr tener “cabal juicio” es justamente lo que le hace falta a todos los quincuagésimos para que aprendan a discernir entre espíritus de engaño y el verdadero “Espíritu de verdad” que guía “a toda la verdad” (Juan 16:13). Juzgad con justo juicio” enseñó Cristo (Juan 7:24), pero cómo hacerlo si uno no está en sus cabales.  

“En cuanto a la música y forma de adoración en el libro de Salmos Capítulo 150: 3-6 dice" Alabadle con son de bocina, con salterio y arpa, con pandero y danza, con cuerdas y flautas, con címbalos resonantes, con címbalos de júbilo, todo lo que respira alabe a Jehová". La idea básica no se centra en los instrumentos en sí, sino en el gozo y júbilo de la adoración. 

Comentario. ¿Usted es maestro espiritual de almas faltas de conocimiento, y no sabe que el Antiguo Testamento en su totalidad fue abolido en la cruz, con todo y diezmos, sábados e instrumentos de música? ¿No ha estudiado detenidamente esta enseñanza divina claramente expuesta en 2 Corintios 3:6-17, y respaldado por numerosos pasajes parecidos?  

“Por último quiero decirle que hay una forma inequívoca de saber si en una iglesia se mueve el Espíritu de Dios 1a. Juan 4:2 "En esto conoced el Espíritu de Dios: Todo espíritu que confiesa que Jesucristo ha venido en carne, es de Dios". 

Comentario. Según este criterio, el Espíritu de Dios se mueve en congregaciones católicas romanas, mormonas y de los Testigos de Jehová, entre otras muchas, pues en todas ellas se confiesa que Jesucristo vino en carne. ¿Así cree usted?  

“Es muy importante estudiar la Biblia, estamos de acuerdo; pero no es indispensable para ser salvo. Cristo dijo "De cierto os digo, que el que no recibe el reino de Dios como un niño, no entrará en él" Lucas 18:17. Por lo tanto ¿que importancia tiene si unos adoran en forma más ruidosa que otros? Lo importante es que el Nombre del Señor sea predicado y se cumpla con la gran comisión de ir y predicar el Evangelio a toda criatura. Porque ¿qué aprovechará al hombre si ganare todo el mundo, y perdiere su alma? Marcos 8:36. Que Dios los bendiga grandemente. Ramón G.”  

“Estudiar la Biblia… no es indispensable para ser salvo”, apunta usted. He aquí, siervo Ramón, el por qué de todos los errores doctrinales regados mundialmente por el pentecostalismo. Precisamente, el de no estudiar la Biblia. Llevarla, sí, dondequiera, pero no estudiarla con entendimiento. No saber siquiera discernir entre mandamientos del Antiguo Testamento y los del Nuevo. ¡Qué vergüenza!

“La fe es por el oír, y el oír, por la palabra de Dios” (Romanos 10:17). No por señales o sentimientos religiosos sino “por la palabra de Dios”. Cualquier persona en su cabal juicio comprende la importancia de escuchar o leer esta “palabra de Dios” con entendimiento para lograr tener la fe que obra salvación. Dios, “de su voluntad, nos hizo nacer por la palabra de verdad(Santiago 1:18). “Habiendo purificado vuestras almas por la obediencia a la verdad …” (1 Pedro 1:22). “La verdad” se comprende estudiándola imparcial y asiduamente.  

Por no estudiar la Biblia con entendimiento, los pentecostales no cumplen la Gran Comisión. Usted dice: "Lo importante es que el Nombre del Señor sea predicado y se cumpla con la gran comisión de ir y predicar el Evangelio a toda criatura". Los pentecostales, ¿cumplen con la gran comisión? Esta es mi gran preocupación, pues entiendo que no lo hacen, ya que eliminan el bautismo "para perdón de los pecados" (Hechos 2:38) de la Gran Comisión, como emitida por Cristo mismo en Marcos 16:15-16. "El que creyere, y fuere bautizado, será salvo." En sus cultos y campañas evangelísticas, ¿cuántos predicadores pentecostales proclaman las condiciones exactas fijadas por el Señor y seguidas al pie de la letra por los apóstoles? Creer, arrepentirse y bautizarse. Creer y arrepentirse, sí, pero jamás he escuchado a ninguno añadir: “Bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados” (Hechos 2:38). Por este grave fallo pienso que serán llamados a cuentas en el juicio.

Le ruego no tropezar sobre la franqueza con la que suelo expresarse. De haber lastimado su espíritu, le pido perdón.  

Su servidor, 

Homero Shappley de Álamo

 

El pentecostalismo bajo la lupa

Archivos electrónicos de intercambios sobre doctrinas y prácticas del pentecostalismo

 

Twittear Seguir a @editoriallapaz   

¿Le gusta esta página? Por favor, ayúdenos a difundir la información por medio de compartirla automáticamente con sus amistades de Facebook, Google+, LinkedIn, y Twitter pulsando en los botones arriba colocados.

Derechos reservados. Permiso concedido para hacer una copia, o múltiples copias pero ninguna para la venta.