Suscríbase para recibir notificaciones de nuevos artículos.

Intercambios sobre doctrinas y prácticas del pentecostalismo. Muchísimos en esta Web.

Origen del pentecostalismo. Teología pentecostal. Culto pentecostal. Señales y profecías de pentecostales. Personajes pentecostales. Evangelio de prosperidad, del dominionismo y otros evangelios de pentecostales. Gran cantidad de material en esta Web.

 

Pablo Y., de Chile, dice:
“El Señor me dijo que los contactara”.



Fotografía añadida por Homero S. de Álamo. Pentecostales alaban a viva voz.

 

[Nota de Homero S. de Álamo. Amado lector pentecostal, respetuosamente le animamos a leer cuidadosamente el siguiente mensaje enviado por Pablo Y., copiado electrónicamente, reflexionando objetivamente sobre sus observaciones y análisis. El número sobre escrito que sigue cualquier expresión u oración corresponde a “Notas breves” encontradas después del mensaje.]

 

  “Estimado hermano en Cristo, yo sí creo que una persona puede decir con convicción y autoridad "así ha dicho el Señor" [1], pero, fuera de eso, comparto casi cada idea que he visto tan culta e inteligentemente explayada en este sitio web. Pertenezco a una iglesia pentecostal que adolece de algunos de los males que se mencionan en el enlace "Pentecostalismo bajo la lupa" [2] y el Señor me ha dado un mensaje para ellos mismos [3], que tanto aman esa clase de manifestaciones. El Señor ha elegido a la corporación a la que pertenezco para que realicen un cambio radical en la iglesia en Chile, porque El me ha dicho algo que me costó digerir, que tomé en un principio como inspirado por algún espíritu de error: Que el pentecostalismo ha expirado, que es un odre viejo que se perderá cuando El derrame nueva unción (capacitación del Espíritu Santo) y visión sobre su iglesia, sobre su única iglesia. Todo ministerio o corporación que no acepte esa realidad, será disuelto [4]. Ese es el mensaje que recibí de parte del Señor para mis hermanos del ministerio Cruzada de Poder, que es el nombre con que se identifican, y creo que los ha elegido a ellos porque tienen algo que es fundamental: Aman a Dios, creen en Jesucristo y en su obra redentora, y consideran que la Biblia es la palabra revelada de Dios para la humanidad y por lo tanto la única fuente autorizada para hablar en su nombre, por lo que la estudian con especial celo y dedicación, cosa que no es común entre los pentecostales [5]. En lo tocante al Espíritu Santo, su punto flaco es que creen que si no hay mucho ruido, gritos y gente "danzando" en una reunión, El no estuvo presente o la iglesia está fría o insensible a su dirección, y menosprecian a todo otro hermano o congregación que no demuestre de la manera más efusiva posible que está bajo esa dirección y ese "poder". Otra de las ideas que el Señor implantó en mi consciencia (nunca he oído su voz audible ni lo he visto físicamente, pero me ha hablado tan claramente de miles de otras formas que no puedo dejar de reconocerlo en todos mis caminos) es que mis hermanos del ministerio Cruzada de Poder deben elegir qué aman más, si sus tradiciones pentecostales o al Señor que los salvó, que los redimió y que los dio por luz a las naciones, y la manera de demostrarlo sería, según me dijo el mismo Señor, cambiándole el nombre a su corporación a la de simple "Iglesia de Cristo". Como usted sabiamente expresó en su respuesta al e-mail de un señor que se hace llamar Lucio R., de Tehuacán, Puebla, México, las "profecías" (yo prefiero llamar "pre-anuncios" a esta clase de manifestaciones, que para mí son tan reales como las verdades reveladas en la Biblia) no son para creerse sino para examinarse, y todo anuncio de ese estilo, aún saliendo de boca de alguien que ya ha sido usado por el Señor para ello antes, debe cumplirse primero para entender que provino de Dios [6]. Aún así, Dios dice que puede a veces probar a su pueblo permitiendo que alguien anuncie de antemano algo que ocurre finalmente, y dejando que tal persona se alce luego en medio de la congregación como un "iluminado", afirmando que ha recibido verdades ocultas o acápites adicionales a lo escrito en la Biblia, como que hay que guardar los sábados como "días de reposo" o guardar el Yom Kipur, por decir algo [7]. Así que archivé tales mensajes que recibía como del Señor, orando a El por que me guiara y me enseñara a reconocer qué cosas son de El y qué son sólo "paja", basura. Antenoche el Señor me dijo en sueños (tal y como le habló al rey Salomón) que quien buscara sinceramente hacer su voluntad sería guiado hacia la verdad ("Te alimentarás de la verdad", fue lo que se me dijo), por ello el haber encontrado este sitio web, el conocer la doctrina y la inteligencia con que se exponen los temas en el mismo y el saber que sienten que la iglesia de Jesucristo es una sola, por lo que quienes colaboran con este movimiento se hacen llamar simplemente "Iglesia de Cristo", me ha confirmado como verdaderas varias de las cosas que habían llegado a mi corazón como de parte del Señor Jesucristo.

  Escribo a usted este e-mail solamente para hacerle partícipe del gozo que me produce encontrar cristianos que piensan no como yo, sino como piensa Jesús, porque la Biblia dice que quienes creemos en El pensamos como El, tenemos su mente. Por ello vuelvo a afirmar lo que en el asunto de este e-mail escribí: El Señor me dijo que los contactara, aunque, como usted intuirá, busqué las palabras más llamativas para que se motivara a leer mi carta. Lo más adecuado habría sido escribir: El Señor me ha guiado a ustedes, en respuesta a mis peticiones de que me enseñara lo verdadero, lo sustancial del evangelio y de la obra del Espíritu Santo en el mundo en estos días, en que hay tantas corrientes cristianas, religiosas, en que hay tanta confusión y liviandad [8].

  Voy a hacer de este sitio web uno de mis favoritos, y doy gracias al Señor por haberme respondido y por seguirme guiando hacia "toda verdad y hacia toda justicia".

  Que el Señor los bendiga, los guarde y los prospere en todo sentido, así como prospera sus almas.”

 

Notas breves por Homero Shappley de Álamo

[1]  Personalmente, apruebo que se diga “con convicción y autoridad ‘así ha dicho el Señor’”, siempre y cuando se citen las palabras del Señor tal y como encontradas en el Nuevo Testamento.

[2]  El autor se refiere a gran cantidad de recursos para el estudio del pentecostalismo encontrada en www.editoriallapaz.org/salon_pentecostal.htm.

[3]  En lo concerniente al significado que el escritor Pablo Y. da a la expresión “el Señor me ha dado mensaje”, es importante leer todo su escrito, particularmente el párrafo que sigue este.

[4]  O “…disuelto”, o evolucionará hasta perder casi toda similitud al “pentecostalismo” regado por el mundo desde 1906 hasta más o menos la década de los 1980. Desde los 1980 hasta el presente (segunda década del Siglo XXI), grandes segmentos del pentecostalismo han evolucionado hasta el extremo de convertirse en otro tipo de “religión”, dominada por tipos y organizaciones  “independientes” –mujeres, varones, jóvenes, movimientos- no sujetos a concilio alguno, comercializados, extravagantes, imitadores de empresas seculares, de los medios mundanos de promoción; sensacionalistas, plagados de escándalos sexuales, explotados por los proponentes del “evangelio de prosperidad” y de diezmos, desacreditados por auto nombrados profetas, profetisas, falsos “apóstoles” de ambos sexos, cuyos pronunciamientos proféticos no se cumplen. Comparar, por ejemplo, la mujer pentecostal típica del presente, especialmente, las pastoras, “reverendas” y “apóstoles”, con la mujer pentecostal de las décadas de los 1950 y 1960. Su vestimenta, recortes, adornos, maquillaje, etcétera. La “santidad” una vez predicada insistentemente por pentecostales se ha esfumado como neblinas mañaneras en sus tantas iglesias y movimientos modernizados.

[5]  ¡Qué bueno saber que al menos una organización pentecostal se dedique mucho al estudio de las Sagradas Escrituras, “con especial celo y dedicación, cosa que no es común entre los pentecostales”! Esta última observación confirma mi percepción personal, a saber, que el grueso de los pentecostales, pese a cargar ostentosamente una Biblia, no la estudia asiduamente ni la lee objetivamente, prefiriendo prestar más atención a “sueños, supuestas revelaciones sobrenaturales, profecías no fundadas en la Biblia, sentimientos y emociones” que en la “doctrina de los apóstoles” (Hechos 2:42), “la doctrina de Cristo” (2 Juan 9-11; Hebreos 6:1), registrada con exactitud en el Nuevo Testamento. Qué los pentecostales se salven de sus propias tradiciones fuertes desarrolladas en torno a su peculiar forma desordenada de alabar a Dios, “rapto”, “manifestaciones del Espíritu Santo”, etcétera, etcétera, descansa, postulamos, en su voluntad de estudiarlas imparcialmente a la luz de la Palabra verdadera, eliminando doctrinas y prácticas contrarias a esta Palabra infalible.

[6]  El que tales “profecías” o “pre-anuncios” sean “…tan reales como las verdades reveladas en la Biblia…” ciertamente está en tela de juicio, y de hecho, no los tengo como de la misma categoría, pero que “no son para creerse sino para examinarse” es una gran verdad fundamental dada por el Espíritu Santo, pues este exhorta “Amados, no creáis a todo espíritu, sino probad los espíritus, si son de Dios; porque muchos falsos profetas han salido por el mundo(1 Juan 4:1). “…y todo anuncio de ese estilo, aún saliendo de boca de alguien que ya ha sido usado por el Señor para ello antes, debe cumplirse primero para entender que provino de Dios…” Mientras la última cláusula de esta oración expresa una verdad axiomática, de nuevo cuestionamos lo de ser usada “por el Señor” cualquier persona del tiempo presente para divulgar nuevas profecías en adición a las de la Biblia, por la razón de que el don sobrenatural de profecía ya cesó, conforme a la profecía y explicación del apóstol Pablo en 1 Corintios 13:8-13 y Efesios 4:9-16.

[7]  Por cierto, cualquier enseñanza, afirmación, doctrina o supuesta profecía traída en el presente que no armonice con la “sana doctrina” del Nuevo Testamento (1 Timoteo 4:16; Tito 2:1), lógico y necesario es identificarla como tal, rechazándola como no proveniente de Dios.

[8]  Y nosotros también nos alegramos muchísimo al saber que usted haya encontrado de valor algunos de los temas tratados en nuestro sitio de Internet. Su forma de expresarse la hallamos tan interesante y original. Le felicitamos por haberse asignado la noble tarea de intentar lograr que creyentes autodenominados “pentecostales” amen más la “sana enseñanza” (Tito 1:9) del Nuevo Testamento que sus “tradiciones”, deseando fervientemente que Dios colme de gran éxito sus esfuerzos.

 

Intercambios sobre doctrinas y prácticas del pentecostalismo. Muchísimos en esta Web.

Origen del pentecostalismo. Teología pentecostal. Culto pentecostal. Señales y profecías de pentecostales. Personajes pentecostales. Evangelio de prosperidad, del dominionismo y otros evangelios de pentecostales. Gran cantidad de material en esta Web.

  

¿Le gusta esta página? Por favor, ayúdenos a difundir la información por medio de compartirla automáticamente con sus amistades de Facebook, Google+, LinkedIn, y Twitter pulsando en los botones arriba colocados.

Derechos reservados. Permiso concedido para hacer una copia, o múltiples copias pero ninguna para la venta.