Suscríbase para recibir notificaciones de nuevos artículos.

 

Mucho miedo ante pensamientos malos. ¿Qué hacer? Dilema de una dama ya bautizada.s

ARCHIVO de intercambios sobre perturbaciones mentales-emotivas-espirituales

En Socorro y bálsamo para el alma sufrida: temas, estudios y otros recursos que infunden ánimo y esperanza, fortaleciendo a la mente y al corazón, se hallan muchos temas relacionados. Una lista de noventa y nueve, con enlaces, aumentándose a menudo el número.

 

“De gran manera impactante”

un escrito sobre los

 

“MALOS PENSAMIENTOS”

 

Una dama sentada sobre un peñasco alto, en silueta, con el mar de frente, ilustra el tema De gran manera impactante un escrito sobre los Malos Pensamientos, en editoriallapaz.

 

 

"Quiero darle las gracias por compartir sus conocimientos a través de este medio.

Yo busqué un tema en específico y era los malos pensamientos: que si estos eran, o no, pecado. Y encontré una explicación muy emotiva y clara.

Lo entendí muy bien porque su lenguaje es claro y reconfortante.

La explicación fue de gran manera impactante para mí porque entendí muy bien.

Estaba muy confundida porque yo he pasado por mucho tiempo con este problema que me hacía sentir culpable, pero ahora me siento mejor. Día con día es una lucha, pero con una visión diferente.

Yo me sentía muy mal por tener malos pensamientos en contra de la Divinidad y creo que el darle mucha atención me obsesioné al grado de pensar que tenía algún trastorno psicológico, pero la obsesión de sentirme culpable era lo que me atormentaba y los pensamientos los seguía teniendo, obviamente porque les había dado toda mi atención al sentirme culpable y desear que jamás los hubiera tenido.

Pero ahora comprendo que es algo totalmente normal en todo ser humano.

El simple hecho de pensar que pecaba con mis pensamientos me entristecía y no sé qué me dolía más: que si Dios los viera y se ofendiera con ellos o tener yo una eternidad desafortunada.

Pero ahora me doy cuenta de que es algo totalmente normal y que ni es el Diablo que mete esos pensamientos en mi mente, ni tengo un espíritu malvado dentro de mi mente, sino es mi propio YO que tiene los dos conocimientos: el del bien y el del mal.

Gracias, muchas gracias. Me alegro haber encontrado esta Página y leer su mensaje. Incluso, ¡guardé el texto de manera que lo tenga para leerlo cuando lo necesite!!!

Que Dios le bendiga y lo guarde." KZ

 

A continuación, el permiso dado para la publicación de esta evaluación en editoriallapaz.

“Buen día... Sí, con gusto puede usted publicarlo, incluso si es de manera anónima, está bien La idea es ayudar a todas las personas porque estoy segura que no son unas sino que todas de una o de otra manera.” KZ

 

NOTA. KZ no identifica cuál de los artículos o intercambios sobre malos pensamientos leyera. Por ciertas expresiones en su escrito, deduzco que sería el siguiente.

 

“No entiendo qué me pasa.”

A. G., creyente en Jesucristo 

 

Esta fotografía de un varón con su cabeza inclinada hacia abajo, ojos cerrados y sosteniendo su cabaza con la mano derecha sobre la frente, ilustra el tema No sé lo que me pasa, tengo pensamientos malos hacia Dios, en Editorial La Paz.

 

“…lo que hago, no lo entiendo…”

Pablo de Tarso, apóstol de Jesucristo

 

No entiendo qué me pasa.”, lamenta el hermano Desconsolado, creyente en Jesucristo. “…lo que hago, no lo entiendo…”, escribe el apóstol Pablo, algo atribulado.

El hermano Desconsolado dice que su cabeza genera pensamientos negativos y palabras desagradables contra Dios, y que no logra controlarlos, pidiendo ayuda.

El hermano Homero responde que se trata de manifestaciones naturales e inevitables atribuibles al depósito del conocimiento del Mal que es herencia común de los humanos, no tratándose del pecado original, como tampoco de pecados actuales, ni de posesión demoníaca.

Explica que toda alma espiritualmente responsable ante Dios posee el conocimiento del Bien y del Mal y que la mente presenta, naturalmente, ambos como opciones.

Advierte contra confundir la presentación del Mal con el pecado actual, sintiéndose culpable por la mera presentación y obsesionándose con ella.

Presenta los casos de Job y su mujer, y también el del apóstol Pablo, analizándolos.

Análisis de porciones de Romanos 7:14-25.

 

En Socorro y bálsamo para el alma sufrida: temas, estudios y otros recursos que infunden ánimo y esperanza, fortaleciendo a la mente y al corazón, se hallan muchos temas relacionados. Una lista de noventa y nueve, con enlaces, aumentándose a menudo el número.

 


 

Mucho miedo ante pensamientos malos. ¿Qué hacer? Dilema de una dama ya bautizada.s

ARCHIVO de intercambios sobre perturbaciones mentales-emotivas-espirituales

 

  

¿Le gusta esta página? Por favor, ayúdenos a difundir la información por medio de compartirla automáticamente con sus amistades de Facebook, Google+, LinkedIn, y Twitter pulsando en los botones arriba colocados.

Derechos reservados. Permiso concedido para hacer una copia, o múltiples copias pero ninguna para la venta.