Suscríbase para recibir notificaciones de nuevos artículos.

Basilio de Cesarea  

Basilio de Cesarea (ca. 330 - 1 de enero , 379 ), llamado San Basilio o Basilio el Grande (Griego: Μέγας Βασίλειος), fue Obispo de Cesarea , y preeminente clérigo del siglo IV . Es santo de la Iglesia Ortodoxa y uno de los Tres Sagrados Jerarcas, junto con Gregorio Nacianceno y Juan Crisóstomo . Basilio, Gregorio Niazanceno, y Gregorio de Nisa (hermano de Basilio) son denominados Padres Capadocios . Es santo y doctor de la Iglesia Católica . http://es.wikipedia.org/wiki/San_Basilio  

Siglo IV d.C. “Homilía sobre el Salmo 32:2” 

“Es preciso alabar al Señor primero con la cítara , es decir, hacer armoni­osamente las obras hechas por medio del cuerpo ... Entonces, después de esta confesión, sería digno usted de alabar (psallein) a Dios con el salterio de diez cuerdas . Pues, antes que nada, es preciso hacer obras justas con el cuerpo para así actuar armoniosamente con la palabra divina, y de esta manera ascender a la contemplación de cosas espirituales. Así, porque la mente que busca las cosas de arriba se llama el salterio , ya que en la compostura de este instrumento el poder del sonido proviene de sus partes superiores. Aquel que guarda todos los manda­mientos y hace de ellos una sinfonía es el que alaba (psallei) a Dios con el salterio de diez cuerdas, pues diez era el número de los mandamientos escritos cuando primero fue dada la ley. ‘Cante al Señor cántico nuevo’. Es decir, obedece a Dios, no conforme a la letra vieja, sino de acuerdo con el espíritu nuevo. Aquel que recibe en su cuerpo la ley, entendiéndola espiritualmente, es el que canta el cántico nuevo.”  

“En la antigüedad, durante los tiempos cuando los de la circuncisión adoraban con símbolos y tipos, no fue impropio hacer ascender a Dios himnos con el salterio y la cítara, y hacerlo los sábados... Mas nosotros para nuestros adentros nos hacemos judíos conforme a lo que dice el apóstol (Romanos 2:28). Ren­dimos el himno nuestro con un salterio viviente y una cítara viviente , o sea, con cánticos espirituales . Mucho más aceptables a Dios serán las voces unidas de los cristianos que cualquier instrumento músico . Por consiguiente, en todas las iglesias de Dios, unidas en alma y actitud, con una mente, y acorde en cuanto a la fe y la piedad, levantamos todos unidos una melodía mediante las palabras de los salmos. Solemos usar tales salmodias y cítaras espirituales porque el apóstol enseña esto diciendo: ‘Con salmos e himnos y cánticos espirituales’. De otro modo la cítara podría ser el cuerpo entero , mediante cuyos movi­mientos y obras el alma rinde a Dios un himno apropiado. El salterio de diez cuerdas podría ser el culto que hace el Espíritu Santo mediante los cinco sentidos del cuerpo, equivalentes a los cinco poderes del alma (PG23:1172D).

-Estudios adicionales sobre la " Música cristiana ".

 
Twittear Seguir a @editoriallapaz   

¿Le gusta esta página? Por favor, ayúdenos a difundir la información por medio de compartirla automáticamente con sus amistades de Facebook, Google+, LinkedIn, y Twitter pulsando en los botones arriba colocados.

Derechos reservados. Permiso concedido para hacer una copia, o múltiples copias pero ninguna para la venta.