Suscríbase para recibir notificaciones de nuevos artículos.

El Papa emérito Benedicto XVI comienza su retiro

Recursos en esta Web relacionados con la Iglesia Católica Romana

Documentos sobre la iglesia verdadera edificada por Jesucristo

Ex cardenal escoses Keith O’Brien admite mala conducta sexual, retirándose de la vida pública de la Iglesia Católica Romana.

El Arzobispo y Cardenal Keith O’Brien, de Escocia, luce sus vestimentas clericales ricamente adornadas y báculo pastoral dorado antes de renunciar su posición en la Iglesia Católica Romana a causa de una mala conducta sexual testimoniada por otros sacerdotes.
El Arzobispo y Cardenal Keith O’Brien, de Escocia, luce sus vestimentas clericales ricamente adornadas y báculo pastoral dorado antes de renunciar su posición en la Iglesia Católica Romana a causa de una mala conducta sexual testimoniada por otros sacerdotes.

 

Publicado 03 de marzo de 2013

Prensa Asociada

www.FoxNews.com

LONDRES- El domingo [03 de marzo de 2013], el cardenal que había servido, hasta recientemente, como el líder católico de más alto rango de Bretaña, confesó ser culpable de mala conducta sexual no especificada y prometió no despeñar “ningún papel adicional” en la vida pública de la iglesia, una confesión que se hace en una hora incómoda para el Vaticano.

El Cardenal Keith O’Brien se renunció el lunes de su posición como arzobispo de San Andrés y Edimburgo después de que un diario publicara los relatos de sacerdotes no identificados sobre una mala conducta no detallada.

Inicialmente, O’Brien rechazó las alegaciones, diciendo que se renunciaba porque no quería distraer del cónclave próximo a comenzar el proceso de escoger un Papa nuevo. Sin embargo, el domingo, la Iglesia de Escocia hizo una proclamación en la que citó expresiones  de O’Brien al efecto de que este había dicho que hubo ocasiones “cuando mi conducta sexual ha estado por debajo de los estándares esperados de mí como sacerdote, arzobispo y cardenal”.

“A los que he ofendido, pido disculpas y su perdón”, continuó la declaración. “A la Iglesia Católica y a la gente de Escocia, también pido disculpas. Ahora, pasaré el resto de mi vida en retiro. No desempañaré ningún papel futuro en la vida pública de la Iglesia Católica en Escocia.”

Esta confesión fue corta de detalles –O’Brien no ofreció ninguna pista en lo concerniente a precisamente qué tipo de mala conducta sexual se trataba- pero se divulga justamente cuando la Iglesia Católica Romana se prepara para elegir a un sucesor para Benedicto XVI, quien renunció el papado el jueves [28 de febrero de 2013].

El tiempo que O’Brien sirvió como cardenal llegó a su fin tal cual había comenzado –en medio de controversias.

En 2003, comenzó en medio de circunstancias escabrosas cuando fue obligado, como condición para ser nombrado cardenal, a emitir un compromiso público de defender la enseñanza de la iglesia sobre homosexualidad, el celibato y la contracepción. Fue presionado a comprometerse al respecto después de haber llamado él a una “discusión completa y abierta” sobre tales asuntos.

En aquel tiempo, O’Brien dijo haber sido malentendido and quería esclarecer su posición. Más sin embargo, declaraciones hechas la semana pasada, antes de que estallara el escándalo sobre su conducta, indicaron que, en realidad, nunca había cambiado de parecer. En una entrevista con la BBC [British Broadcasting Comapany], O’Brien dijo que el celibato debía ser reevaluado, ya que no se basa en doctrina sino más bien en la tradición eclesiástica y que “no es de origen divino”.

[Traducción por Homero Shappley de Álamo]

Comentarios

Publicar esta noticia en nuestra Web no nos trae placer alguno. Entonces, ¿por qué divulgarla? Sencillamente, para resaltar de nuevo un enorme mal en la Iglesia Católica Romana que debería eliminarse, a saber, el maldito celibato obligatorio para el clero católico. El ex Cardenal y Arzobispo Keith O’Brien afirma que el celibato no se basa en doctrina sino en la tradición eclesiástica y que “no es de origen divino”. ¡Muchísima razón tiene! En 1 Timoteo 4:1-5, el propio Espíritu Santo identifica al celibato obligatorio como una de las “doctrinas de demonios”. “…en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios, por la hipocresía de mentirosos que, teniendo cauterizada la conciencia, prohibirán casarse…” La jerarquía católica romana prohíbe al clero casarse, y por lo tanto, se ha apostatado de la fe. Ha escuchado “a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios”. Sus integrantes que imponen el celibato tienen “cauterizada la conciencia”, no importándoles la clara enseñanza del Espíritu Santo sobre el origen diabólico del celibato obligatorio, ni la que establece “marido de una sola mujer” como requisito “necesario” para servir como obispo (1 Timoteo 3:1-7; Tito 1:5-10), ni, al parecer, el increíble sufrimiento humano que causan decenas de miles de violaciones del voto de celibato, sobretodo, las incontables violaciones sexuales de menores. Altaneros e intransigentes en su oposición a mandamientos explícitos de Dios, gran número de ellos, aun de los más altos rangos clericales, también son puros hipócritas, pues satisfacen sus pasiones sexuales de varias formas, incluso pedofilia y homosexualismo, hecho comprobado por infinidad de testimonios y casos legales sonados. Así que, no solo el ex Cardenal Keith O’Brien debería decir públicamente que el celibato obligatorio “no es de origen divino” sino que todos los cardenales que se reúnen en el actual cónclave para elegir al próximo Papa deberían llegar a la misma conclusión, votando para eliminarlo.

Llamado a la abolición del celibato obligatorio

Todo este horrendo escándalo sexual global del clero católico romano inmoral desprestigia grandemente, no solo a la Iglesia Católica Romana sino también al cristianismo en general, es decir, a todas las iglesias y movimientos que componen el total del “cristianismo”, sin tomar en cuenta cuál o cuáles sean los más bíblicos. Esto es así porque ateos, escépticos, humanistas, paganos, mundanos y burladores de toda calaña ridiculizan a “los religiosos hipócritas sinvergüenzas que pretenden santidad y pureza sexual mientras clandestinamente satisfacen sus pasiones carnales sexuales, aun de formas aberrantes y dañinas en extremo”. Por esta razón, entre otras, decimos “¡Alto al celibato obligatorio! ¡Ya basta! ¡Eliminarlo de los dogmas de la Iglesia Católica Romana! “…no es de origen divino”. Pertenece a las “doctrinas de demonios”. Cardenales católicos romanos, ¿no saben ustedes lo que dice el Espíritu Santo en 1 Timoteo 4:1-5? ¿No saben que, según el Espíritu Santo, “es necesario” que el obispo sea “marido de una sola mujer”? Tanto que saben, supuestamente, pero no saben estas doctrinas básicas de la Biblia. ¡Qué vergüenza! ¡Inexcusable! Todo el cristianismo está pagando caro por su ignorancia bíblica y espiritual. Incluso, la iglesia verdadera de Jesucristo, la cual no es católica romana, ni tampoco protestante, evangélica o pentecostal, sino bíblica en su doctrina, organización y práctica –iglesia cuyos obispos (sinónimo de pastores o ancianos) son hombres casados conforme a la exigencia de Dios. Sacerdotes, arzobispos, cardenales y Papas católicos romanos, si rehúsan eliminar el celibato obligatorio, toda la feligresía católica romana debería levantarse en contra suya, demandando que lo hagan, y si esto no tiene resultados positivos, debería abandonar a la jerarquía católica romana como incorregible. “Salid de ella, pueblo mío, para que no seáis partícipes de sus pecados, ni recibáis parte de sus plagas…”  (Apocalipsis 18:4).

El Papa emérito Benedicto XVI comienza su retiro

Recursos en esta Web relacionados con la Iglesia Católica Romana

Documentos sobre la iglesia verdadera edificada por Jesucristo

  

¿Le gusta esta página? Por favor, ayúdenos a difundir la información por medio de compartirla automáticamente con sus amistades de Facebook, Google+, LinkedIn, y Twitter pulsando en los botones arriba colocados.

Derechos reservados. Permiso concedido para hacer una copia, o múltiples copias pero ninguna para la venta.