Suscríbase para recibir notificaciones de nuevos artículos.

-Nueve páginas

-Formato para acetatos (transparencias), o PowerPoint
-Texto en Ariel ennegrecido, de 14 puntos
-Fotografías incluidas en el Texto

 

Joyce Meyer –rica y famosa

Joyce Meyer Ministries
Fenton, Missouri, Estados Unidos de América

Casa de $2.000.000.00 de dólares. Casa de veraneo -$500.00.00. Jet privado -$10.000.000.00. Automóviles lujosos. Mesa para conferencias -$48.000.00. Presupuesto anual -más de $100.000.000.00.

“Estilos de vida de los laodicenses ricos y famosos
–Joyce Meyer”

Por
Steve Lumbley  
www.apostasywatch.com

Una parodia
(Steve Lumbley presenta hechos sobre Joyce Meyer y su ministerio como si la Señora Meyer misma los relatara. Toda la información divulgada fue tomada de una serie en el periódico St. Louis Post Dispatach intitulada From Fenton to Fortune in the Name of God –De Fenton a fortuna en el nombre de Dios. www.stltoday.com Traducción por Homero Shappley de Álamo)

 

 
Joyce Meyer. Doy gracias a Dios que soy más rica que toda esa gente.

 

“Hola. Yo soy Joyce Meyer, ¡y soy rica! De hecho, soy rica y famosa. Soy tan rica y famosa que el periódico St. Louis Post Dispatch publicó una serie de reportajes acerca de mí intitulada From Fenton to Fortune in the Name of God –De Fenton a fortuna en el nombre de Dios.

Apuesto que todos ustedes quisieran saber cómo llegara yo a ser tan rica. Pues bien, les digo que la primera cosa que hiciera era hacerme de un buen esposo obediente. Aquí, una fotografía de mí y mi esposo Dave. [Nota del traductor. Dave es el segundo esposo de Joyce. Ver el artículo “Divorcios y nuevas nupcias entre tele evangelistas” en www.editoriallapaz.org/tele_evangelistas_divorciados.htm ]

 

Dave es un gran esposo. Pese a que la palabra de Dios dice que el varón es cabeza de la mujer, a Dave no le importa ocupar una posición segundaria a la mía. Eso pudiera ser porque yo soy tan rica que le compró un Mercedes Benz S55 AMG valorado en $100.000.00, como el que aparece en esta fotografía.

Cualquiera que sea la razón, Dave es una maravillosa ayuda idónea para mí.

A veces, algunas personas me critican por ser tan rica. Me dicen que Jesús dijo que no atesoráramos riquezas en la tierra. Pero, yo sé que eso no me aplica. Yo he progresado más allá de eso. Ve usted: estoy desfrutando mi recompensa en el presente. Yo he llegado al punto en mi vida donde puedo amar las cosas de esta vida y, a la vez, tener el amor por Dios en mi corazón. A eso se debe que doy de mi tiempo alimentando a niños hambrientos de África.


Este en particular, pues caray, no parece estar pasando hambre, pero tenía ganas de comer algo. De todos modos, cuando viajo a África y tomo fotografías como esta, mis colaboradores se animan a darme más dinero. Les digo que si no fuera por niños hambrientos como este, yo no podría pagarme a mí misma y a Dave $1.300.000.00 de dólares anual.

Ahora bien, antes de que usted se ponga todo alterado por nuestros ingresos, quiero que sepa que nuestros salarios son fijados por una Junta independiente de directores. Referida Junta, componiéndola yo misma y unos pocos amigos y familiares, determina la compensación para todos los empleados principales del Ministerio Joyce Meyer.

(En el siguiente gráfico, en la esquina superior izquierda, dice, en letras mayúsculas "ROLES DUALES EN POSICIONES CLAVES", aludiéndose a la "Junta" supuestamente "independiente" de Joyce Meyer Ministries. Debajo del título, dice: "La junta de directores de Joyce Meyer Ministries, la que establece la póliza sobre cómo opera el ministerio y gasta dinero, tiene muchos miembros que también figuran en la nómina como administradores. El IRS -Servicio de Rentas Internas de EEUU- mira con ceño a roles duales en organizaciones sin fines de lucro".)

-Joyce Meyer, Presidenta/Directora

-Dave B. Meyer (esposo), Vice presidente/Director

-David L. Meyer (hijo), Director

-Paul Schermann (amigo), Director

-Laura Holtzmann (hija), Directora

-Dan Meyer (hijo), Director

-Sandra McCollom (hija), Directora

-Delanie Trusty (amiga), Secretaria y Tesorera

-Joy “Shelly” Meyer (nuera), Administradora de Alcance Mundial

-Doug Holtzmann (nuero), Coordinador en sitio de Conferencias

-Charity Meyer (nuera), Directoria del Ministerio Juventud

-Steve McCollom (nuero), Administrador de Publicidad

-Roxanne Schermann, Directora

-Pennie Shephard (amiga), Directora

-Reverendo Rick Shelton (mentor y amigo), Director

-Dick Clowers (amigo), Director

Confío enteramente en que todos estos miembros de la Junta siempre se conduzcan de manera justa e imparcial. A eso se debe que yo comprara a Roxanne y Paul Schermann, miembros de la Junta, una casa valorada en $334.000.00. De hecho, pensándolo bien, casi todo miembro de la Junta posee una casa comprada por mí. Me agrada mucho ser tan rica que pueda ayudar a otras personas. ¡Especialmente a personas que puedan ayudarme a mí!

Para los que son tan ricos y famosos como yo, la seguridad se vuelve un asunto preocupante. Sé que la Biblia dice que Dios es mi escudo, pero, digo yo, ¿por qué arriesgarse? Así que, al proponerme comprar una casa, decidí no comprar una sola casa sino todo un recinto.

¿Ve usted? Compré casas para todos mis hijos. La mía es la mansión de diez mil pies cuadrados, valorada en $2.000.000.00 de dólares, ahí en el centro, con un garaje para ocho automóviles.

 

-(1)  Residencia de Joyce y Dave Meyer. Comprada el 27 de abril de 1999. Costo: aproximadamente $795.000.00 de dólares. Mejoras: $1.100.000.00 de dólares. Seis habitaciones, cinco baños, garaje, con calefacción y aire acondicionadol, para ocho vehículos. Pequeño campo de golf.

-(2)  Residencia de la hija, Sandra McCollom, y su esposo, Steve. Comprada el 12 de febrero de 2002. Costo: $400.000.00 de dólares. Mejoras: aproximadamente $250.000.00 de dólares.

-(3)  Residencia del hijo, David Meyer, y su esposa, Joy. Comprada el 18 de junio de 2001. Costo: $725.000.00 de dólares.

-(4)  Residencia de la hija, Laura Holtzmann, y su esposo, Doug. Comprada el 7 de marzo de 2001. Costo: $350.000.00.

-(5)  Residencia del hijo, Dan Meyer, y su esposa, Charity. Costo: aproximadamente $200.000.00. Mejoras: $33.000.00. 

Como dijera, la seguridad es muy importante, y hay que tomar toda precaución. Por eso, mis oficiales de seguridad portan armas. Así que, que no se le ocurra hacer algo fuera de orden en presencia de ellos. Y siempre están presentes. Hasta compré a mi jefe de seguridad una casa por $145.000.00 para tenerlo cerca y a mis órdenes las veinticuatro horas del día.

Le voy a confiar un pequeño secreto. Con la IRS (Servicio de Rentas Internas) tengo exención por tener mi ministerio registrado como “iglesia”, pero, en realidad, no tenemos iglesia. Solo tenemos un cuarto en nuestras oficinas que llamamos “capilla”. Lo que hago yo es viajar por dondequiera, dando seminarios motivacionales en todo el mundo. Viajar así era fuerte cuando tenía que volar en aviones comerciales con todo ese gentío. Pero ahora, todo eso pasó, pues usé una porción del dinero de mis colaboradores para comprar un jet privado Canadair CL-600 Challenger, por $10.000.000.00 de dólares, tal como el que se ve en esta fotografía.

 

Dios me dijo que comprara el jet para no tener que pasar yo tanto tiempo de espera en aeropuertos. Esto hace posible que regrese más pronto para disfrutar mi casa de veraneo, la que me costó $500.000.00 de dólares, en Lake of the Ozarks (Missouri, EEUU). Nos gusta tomar tiempo libre de los tantos compromisos del Ministerio y relajarnos en nuestro bote Crownline, de $105.000.00 de dólares.

 

A decir la verdad, ha sido un viaje emocionante pasar de ama de casa, con tan solo escuela superior, toda la distancia hasta llegar a ser una celebridad cristiana internacional, y tener un ministerio con un presupuesto anual de $100.000.000.00 de dólares. Lo más difícil ha sido decidir cómo gastar tanto dinero. Pero, con la ayuda de Dios, estamos decididos a hacerlo.

A eso se debe que contratáramos a Messner Construction la construcción del nuevo complejo para nuestro ministerio. Luego, me dediqué a llenar aquel edificio de 148.000 pies cuadrados con el mobiliario más fino. Cosas tales como:

-Una mesa malachite, de $30.000.00 de dólares.

-Un inodoro antiguo, con tope de mármol, el que costó $23.000.00.

-Un par de envases Dresden, por $19.000.00.

-Seis envases franceses de cristal, por $18.500.00 (A mi me gustan los envases).

-Una mesa de conferencia, con dieciocho sillas, por $49.000.00.

No fue fácil, pero logré gastar $5.700.000.00 (5.7 millones de dólares) en muebles y accesorios para nuestras nuevas oficinas.

Ahora bien, sé que, a lo mejor, algunos de ustedes estén teniendo dificultad en comprender compras de esta categoría. Estoy segura que algunos de ustedes no ganan en todo un año lo que gasté en aquella mesa de conferencia. Pero, la palabra de Dios dice que demos y nos será dado. Así que, con tal de seguir ustedes enviándome dinero, quizás, un día de estos, Dios los bendiga con una buena mesa.

Pues, recuerden, gente, cuando dan a Dios a través de los Ministerios Joyce Meyer, a mi me toca gastarlo. Hoy, estoy retando a todos mis colaboradores a que hagan más arduo mi trabajo.

En la actualidad, contamos con más de 100.000 (cien mil) colaboradores quienes me permiten extraer dinero directamente de sus cuentas bancarias cada mes. Estoy confiando en Dios que él duplique ese número el próximo año. ¿Será usted uno de esos siervos humildes que me permiten extraer dinero directamente de su cuenta bancaria? Le ruego orar acerca de ello a ver si Dios le guíe a informarme su número de cuenta bancaria. Con la ayuda de Dios, y el dinero de [todos mis colaboradores], eventualmente tendré tanto dinero que jamás pudiera yo gastarlo todo. ¡Y usted tendrá la satisfacción de saber que fuera participante en hacer realidad ese sueño!”

Por Steve Lumbley. Año 2006.  www.apostasywatch.com 

 

(Información para este reporte, con todas las cifras dadas, fue tomada del St. Louis Post Dispatch Series, del artículo From Fenton to Fortune in the Name of God –De Fenton a fortuna en el nombre de Dios, por Carolyn Ruft y Bill Smith. http://www.stltoday.com/stltoday/news/special/joycemeyer.nsf/0/18C14871599F61AC86256DDD0081B42B?OpenDocument)

“Desde la publicación de la serie de artículos en el periódico Saint Louis Post Dispatch, alegadamente, Meyer ha hecho unos cambios en sus operaciones. Ella ha puesto en venta algunas de sus propiedades y reducido su salario de aproximadamente $900.000.00 anual a $250.000.00 anual. Mas sin embargo, ahora ella recibe todas las ganancias por sus libros y producciones digitales, dinero que anteriormente fue entregado a su ministerio. Ya que su ministerio sigue siendo clasificado con el IRS como iglesia, ella no está obligada legalmente a divulgar la compensación total que recibe ella, su esposo o los demás miembros de la familia, o personal.

Nuestra convicción fuerte es que Joyce Meyer sigue siendo el epítome de los que tienen mentes corruptas, enseñando que la piedad es ganancia (1 Timoteo 6:5). Se nos manda a apartarnos de tales maestros.”

Steve Lumbley   www.apostasywatch.com

 

 

 

  

¿Le gusta esta página? Por favor, ayúdenos a difundir la información por medio de compartirla automáticamente con sus amistades de Facebook, Google+, LinkedIn, y Twitter pulsando en los botones arriba colocados.

Derechos reservados. Permiso concedido para hacer una copia, o múltiples copias pero ninguna para la venta.