Suscríbase para recibir notificaciones de nuevos artículos.

 

Ateos en el huerto del Edén

Evolución, ateísmo, escepticismo y creacionismo. Muchos estudios e intercambios en esta Web.

Darwin en el estrado

El reloj molecular. Diez diapositivas (slides), con textos y gráficas.

 

El Reloj molecular

Cuestiones del origen de los humanos modernos

Este esquema de un reloj molecular ilustra el estudio intitulado El reloj molecular, en editoriallapaz.

Relojes moleculares

Explicación de lo que es, o se supone que sea, un Reloj molecular

Traducción de la explicación encontrada en el Sitio de Internet de la Universidad de California, en su recinto de Berkeley, California

www.evolution.berkeley.edu

“Durante los últimos cuarenta años, los biólogos que sostienen la evolución darwiniana han estado investigando la posibilidad de que cambios evolutivos ocurran regularmente, a la manera de un reloj. A través del transcurso de millones de años, es posible que en un trozo dado de ADN las mutaciones acumulen a un paso uniforme. Por ejemplo, el gene que codifica para crear la proteína alfa-globina (un componente de hemoglobina) experimenta cambios en sus bases a razón de .56 cambios por cada pareja de bases durante mil millones de años*. Si esta cifra es correcta, el gene pudiera usarse como un reloj molecular.

Cuando un trozo de ADN actúa, de verdad, como un reloj molecular, se convierte en una herramienta poderosa para estimar las fechas para eventos de separación de linajes. Por ejemplo, imagínese que un trozo de ADN hallado en dos especies tenga diferencias en cuatro bases (de acuerdo con el diagrama) y que sepamos que este trozo entero de ADN cambie a razón de aproximadamente una base cada 25 millones de años. Esto significa que hay una diferencia de 100 millones de años de evolución y que su ancestro común vivió 50 millones de años atrás. Dado que cada linaje experimentó su propia evolución, las dos especies deberían de haber descendido de un ancestro común que vivió al menos 50 millones de años atrás.

Más o menos esta misma técnica ha sido usada para investigar unos cuantos asuntos importantes, incluso el origen de humanos modernos, la fecha para la divergencia entre chimpancés y humanos, y la fecha para la “explosión Cambriana”.

El uso de relojes moleculares para estimar fechas de divergencia depende de otros métodos de fechar. A fin de calcular con qué frecuencia un trozo de ADN cambia, los biólogos han de usar fechas estimadas mediante otras técnicas relativas o absolutas de fechar.”

* Este número indica los cambios que afecta la estructura de la proteína.

[Los trasfondos de distintos colores indican incertidumbres, suposiciones o afirmaciones fundamentadas en suposiciones. Planificamos añadir notas, preguntas, etcétera, que faciliten el uso de estos temas en clases o conferencias.]

El experimento de Johannes Krause, paleo-genetista, y sus colegas

www.nature.com

Este esquema que presenta supuestas divergencias entre los precursores de humanos modernos, en particular de denisovas y neanderthals, se encuentra en el estudio El reloj molecular, en editoriallapaz.

“Krause [Johannes Krause, paleo-genetista] y sus colegas usaron el reloj molecular para comparar secuencias de mitocondria ADN de humanos modernos, los Neanderthals y el homínido Denisova. El reloj molecular utiliza la frecuencia de la acumulación de mutaciones en un trozo de ADN como medio para fechar los puntos de bifurcación en un árbol evolutivo. Su análisis muestra que el linaje que produjo el homínido Denisova se separó, hace un tanto más que un millón de años, del linaje que produjo a los humanos modernos y los Neanderthals. Los humanos modernos y los Neanderthals compartieron un linaje común durante los próximos 550,000 años antes de que sus dos linajes se divergieran más o menos 466,000 años atrás.”

 

Darwin en el estrado

Por Phillip E. Johnson

Capítulo Siete

La evidencia molecular

El reloj molecular

“El reloj molecular fue usado efectivamente por Allan Wilson y Vincent Sarich, de Berkeley [la Universidad de California, recinto de Berkeley], y tuvo un impacto importante sobre las nociones aceptadas de la descendencia humana. Los antropólogos que se amparaban en la evidencia de fósiles habían estimado que los linajes de simios y humanos se habían separado hace al menos 15 millones de años, pero los cálculos moleculares indicaban un periodo de entre 5 y 10 millones de años. La fecha de alrededor de 7 millones de años ha llegada a ser ampliamente aceptada, mayormente a causa de la influencia de la data molecular.

Más recientemente, Wilson y otros han estudiado la descendencia dentro de la especie humana mediante analizar la ADN mitocondrial, la cual se transmite solamente por el lado femenino, es decir, de madre a hija. Su conclusión es que todos los humanos contemporáneos son descendientes de una mujer que vivió en África hace menos de 200,000 años. Sin embargo, algunos antropólogos no aceptan esta conclusión, en parte porque implica que todos los fósiles de Homo erectus hallados fuera de África que tienen más de 200,000 años de edad no podían figurar en la línea de descendencia que produjera humanos modernos.

Se está desarrollando un conflicto entre expertos en fósiles y biólogos moleculares en torno a cuál disciplina tenga la autoridad de resolver disputas relacionadas con el curso de la evolución humana. Los darwinianos citan regularmente hallazgos producidos por el reloj molecular como prueba decisiva al efecto de que “la evolución es un hecho”. El reloj es justamente el tipo de cosa que intimida a los que no son científicos: es prohibitivamente técnico, parece funcionar como la magia y provee cálculos numéricos impresionantes por su precisión. Proviene de una nueva rama de ciencia que Darwin desconoció, como tampoco la conocen siquiera los fundadores de la nueva síntesis darwiniana, y los científicos afirman que confirma independientemente lo que ellos vienen diciéndonos hace tiempo. Esta exhibición de precisión altamente técnica desvía la atención del hecho de que la hipótesis del reloj molecular asume la validez de la tesis de una descendencia ancestral común, la cual se supone confirme.

Información adicional relativa al reloj molecular

Orientaciones hechas por la facultad de genética de la Universidad de Harvard acerca de fósiles y el reloj molecular, las que resaltan incertidumbres características de estas ciencias.

http://genetics.med.harvard.edu/reich/Reich_Lab/Publications_files/2013_Fu_CurrBiol.pdf

“Las diferencias en las secuencias de ADN corresponden a sustituciones de nucleótidos que se han acumulado desde su separación de su más reciente ancestro común (MRAC), cual sea. Cuando sea posible determinarse el número promedio de sustituciones por unidad de tiempo, puede estimarse el índice de cambio en el ‘reloj molecular’. Partiendo de una suposición de índices constantes de cambio entre linajes, relojes moleculares han sido usados para estimar tiempos de divergencia entre especies estrechamente relacionadas o entre poblaciones. La evidencia fósil ha sido usada frecuentemente para estimar la fecha para el más reciente ancestro común de dos grupos relacionados, proveyendo así un punto de referencia de calibración para el reloj molecular. Sin embargo, lo parco del record fósil presenta limitaciones en lo concerniente a la confiabilidad de semejantes estimaciones. Por ejemplo, referente a la evolución humana, aún no se ha identificada fósil alguna que represente, indisputablemente, el más reciente ancestro común para humanos y chimpancés u otras especies de primados estrechamente interrelacionados. Consecuentemente, los patrones nucleares y mitocondriales para el linaje humano han sido debatidos ardientemente.”

El “Adán” y la “Eva” científicos

https://en.wikipedia.org/wiki/Recent_African_origin_of_modern_humans

“Estudios genéticos y evidencia fósil indican que humanos arcaicos evolucionaron hasta ser, anatómicamente, humanos modernos solamente en África entre 200,000 y 60,000 años atrás. Este concepto fue especulativo hasta no ser corroborado en los 1980 por el estudio de ADN mitocondrial de tiempos actuales, combinado por evidencia basada en la antropología física de ejemplares arcaicos. El origen de humanos modernos, reciente y de una sola mujer, es la posición predominante sostenida por la comunidad científica.

http://www.livescience.com/38613-genetic-adam-and-eve-uncovered.html

“Casi todo hombre vivo en la actualidad puede rastrear sus orígenes a un solo hombre que vivió hace 135,000 años, sugieren investigaciones nuevas. Y muy probablemente aquel hombre antiguo compartiría el planeta con la madre de todo ser humano.”

¡Su genoma tiene 3.2 mil millones de bases y hasta 25,000 genes distintos!

“Se calcula que el genoma humano haploid de veintitrés cromosomas tenga 3.2 mil millones de bases y que contenga de 20,000 a 25,000 genes distintos que codifican proteínas.” https://en.wikipedia.org/wiki/Base_pair

 

El reloj molecular. Diez diapositivas (slides), con textos y gráficas.

Ateos en el huerto del Edén

Evolución, ateísmo, escepticismo y creacionismo. Muchos estudios e intercambios en esta Web.

Darwin en el estrado

 

  

¿Le gusta esta página? Por favor, ayúdenos a difundir la información por medio de compartirla automáticamente con sus amistades de Facebook, Google+, LinkedIn, y Twitter pulsando en los botones arriba colocados.

Derechos reservados. Permiso concedido para hacer una copia, o múltiples copias pero ninguna para la venta.