Dios y el Paciente Cero,
en el Laboratorio Nacional de Virología
en Wuhan, China

 


¿Culpable Dios por la existencia
y el esparcimiento global
del coronavirus?

 

05 de mayo de 2020

Cada vez más información respalda la tesis según la que la actual pandemia coronavirus sea la consecuencia de errores o descuidos cometidos por uno de los trabajadores en el Laboratorio Nacional de Virología en Wuhan, China.

Siendo aquel científico el primer ser humano que se infectara con el virus. Luego, saliendo él del laboratorio y mezclándose con el público, infectando, a su vez, a otros seres humanos.

Eventos que dieron lugar al rápido esparcimiento global del peligrosísimo virus.

Llaman “Paciente Cero” a aquel primero infectado.

Ejemplo de las últimas noticias: 02 de mayo de 2020. Titular y artículo de Fox News. El Dossier filtrado de los Cinco ojos sobre el alegado encubrimiento por China del coronavirus resulta consecuente con hallazgos de EEUU, dicen oficiales.

Los “Cinco ojos” son: las agencias de inteligencia de Canadá, el Reino Unido, Australia, Neo Zelandia y EEUU.

Noticia anterior sobre el mismo tema: 15 de abril de 2020. Artículo de Fox News. Fuentes creen que el coronavirus originara en un laboratorio de Wuhan a resultado de los esfuerzos de China para compartir con EEUU. 

Revelation 4:1-3 | Word Of God | Jesus christ images, Revelation 4 ...Desde su trono allá sobre el espectacular mar de vidrio celestial, con el arco iris de trasfondo, los siete Espíritus delante de él y tal vez millones de ángeles a su servicio en derredor de él, ¿se percataría el propio Dios, de los movimientos extremadamente peligrososdel Paciente Cero?

¿Lo vería ahí en el Laboratorio Nacional, en Wuhan, en los instantes antes de que el coronavirus, suelto accidentalmente, como se postula, entrara por su nariz o boca?

Asumiendo que Dios observara perfectamente lo que estaba ocurriendo, ¿por qué no intervino de inmediato?

Manipulando providencialmente al científico de manera tal que este no se descuidara; que no cometiera algún error en sus procedimientos.

O, de no actuar en el científico, al menos controlar el coronavirus, no permitiendo que penetrara el cuerpo de aquel científico. Haciendo morir el virus antes de que entrara o inmediatamente después de entrar.

Evitando así que aquel hombre, o mujer, se convirtiera en el Paciente Cero, o la Paciente Cero.

Tan fácil y sencillo para un Dios omnipotente, ¿correcto?

Y, consiguientemente, también evitando que alguna pandemia se iniciara siquiera.

No enfermándose 3,483,194 humanos, la cifra para 03 de 05 de 2020, 3:20 p.m., ni muriendo, para la misma fecha, 246,194 personas alrededor del planeta Tierra a causa del virus.

Cifras que siguen aumentándose a diario.

¡El serio DILEMA para Dios y los seres humanos
que en él creen!

Pudo haber intervenido. No intervino. Por lo tanto, la CULPA la tiene él por la plaga del coronavirus, con todos los cuantiosos estragos en los humanos y las economías del mundo entero.

En DEFENSA de Dios

Figurando este servidor entre aproximadamente el 20% de la población mundial que cree en el Dios Creador tal y como dado a conocer en la Biblia, me incumbe entender, para mi propia comprensión y tranquilidad, el papel de Dios en lo concerniente a la plaga del coronavirus.

Respetuosamente, comparto con la lectora, el lector, algunos de los frutos de mis reflexiones y análisis personales.

En sentido fundamental y absoluto, Dios es el Creador de todo lo visible e invisible (Colosenses 1:16), y, por consiguiente, él es el responsable primordial por la existencia de los virus, incluso, las leyes biológicas que hacen posible las mutaciones de ellos.

En el mismo sentido y por la misma razón, él es el responsable primordial por la existencia de plagas, en sentido genérico, teniendo poder sobre ellas (Apocalipsis 16:9).

Como, de igual manera, por todas las enfermedades y todos los fenómenos destructores de la naturaleza, tales como:

Inundaciones, tornados, huracanes, terremotos, irrupciones de volcanes, etcétera.

Por consiguiente, con razón atribuimos a Dios la existencia de todas estas fuerzas negativas y destructoras en el universo de materias inertes, como, al igual, en los reinos de vida vegetal y animal, no eximiéndose la raza humana. 

HD wallpaper: Good Vs Evil Fantasy Bird Version, 3d and abstract ...Con la misma razón atribuimos a él la existencia del concepto del “Bien”, y también el concepto del “Mal”.

Estos conceptos y poderes son, obviamente, componentes elementales de su Ser. Pero, también el componente del Autodominio, mediante el que Dios se hace a sí mismo el Dios de Amor, Bondad y Organización.

En vez de un dios de caos, emociones y acciones destructivas.

Además, Dios es el Autor primordial de los dos conceptos de “Obediencia justamente premiada” y “Desobediencia justamente castigada”.

Habiendo Dios determinado para sí mismo ser Dios de Amor, Bondad, Bienestar y Bendiciones para todo lo creado por él, desea, naturalmente, que los ángeles y los humanos sean como él.

Jamás deseaba traer sobre ellos, como creados originalmente por él, seres buenos y puros como él, ninguna fuerza negativa destructora.

“Porque yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dice Jehová, pensamientos de paz, y no de mal, para daros el fin que esperáis” (Jeremías 29:11).

Los creó inteligentes, con libre albedrío, para que fueran como él, esperanzado en que, tomando en cuenta su origen como linajes del Dios bueno y amoroso, y, en adición, lo idílico de los lugares creados para ellos (Génesis 2:7-15), jamás decidieran despreciar tan enormes privilegios y bendiciones, optando por rebelarse contra él.

Mas, sin embargo, sorprendente y lastimosamente, primero los ángeles, luego los humanos, se rebelaron contra su Dios Creador, Padre Amoroso.

Fue, entonces, que las fuerzas negativas destructoras Dios las desató, primero sobre los ángeles caídos que se atrevieron, bajo el liderato del ángel Lucifer-Satanás, dejar su lugar asignado (Judas 1:6).

Luego, sobre los humanos en el planeta Tierra que optaron por pisar los talones de aquellos ángeles.

Las plagas figuran entre las fuerzas negativas que azotan a los humanos.

Claro que Diostiene poder sobre las plagas (Apocalipsis 16:9).

Para traerlas cuándo y sobre quiénes quisiera, según sus propósitos en cada situación (Éxodo 9:14; Apocalipsis 9:20-21; 16:9).

O, permitir que algunos seres humanos las traigan sobre sí mismos, a causa de su ignorancia espiritual, empeños egoístas y depravaciones inmorales.

Multiplicando y exacerbando los castigos ideados por el propio Dios.

AIDS vaccine Archives - Desmond Tutu Foundation USAComo, por ejemplo, la plaga del SIDA, que los practicantes del sexo innatural y la promiscuidad rampante traen sobre sí mismos (Romanos 1:26-27) desde principios de los 1980.

Plaga que, pese a los billones de dólares gastados en medicamentos para contra arrastrarla y menguar el sufrimiento, sigue segando a cientos de miles de vidas anualmente.

En 2018, aproximadamente 37.9 millones de personas vivían con SIDA, resultando en 770,000 muertes. Se calculan en 32 millones de muertes las habidas entre temprano en los 1980 y 2018. Aún se considera una pandemia activa que sigue expandiéndose. www.wikipedia.org/AIDS

Como la plaga del coronavirus atribuida por los propios expertos humanos a descuidos o errores en el Laboratorio Nacional en Wuhan, China. Fallas humanas provocadas por competencias políticas-económicas-psicológicas entre potencias mundiales.

¿Atribuir esta plaga del coronavirus, en particular, directamente a Dios?

¿Alegar que él la planificara adrede, manipulando a personas, facilidades, procedimientos, etcétera, para desatarla sobre el mundo entero?

Personalmente, dudo de que lo hiciera Dios.

¿Permitir Dios que los humanos la desataran?

Me inclino fuertemente a creer que .

¿Por qué permitírselo?

Pues, para que a lo menos algunas almas pensantes y perspicaces comprendan que no son dioses sobre la tierra, en control absoluto de todas sus ejecutorias y de todas las repercusiones de estas.

Para que se arrepientan tanto los culpables de la tragedia como los pecadores impactados por ella. (Apocalipsis 9:20-21; 16:9)

De su incredulidad, materialismo, humanismo y puro sensualismo.

Procurando conocer al Dios que tiene poder sobre las plagas y todas las demás fuerzas negativas destructivas.

Para que se salven de las últimas y peores, es decir, de las siete plagas postreras. (Apocalipsis, los capítulos 15 y 16)

Además, para que los creyentes de verdad se manifiesten fuertes en medio de esta crisis, no perdiendo su fe, sino haciéndola brillar cada vez más, como el oro se purifica en el fuego, y brindando ayuda, tanto espiritual como material, a los sufridos.

¿Culpable Dios por la existencia y el esparcimiento global del coronavirus?

De mi parte, diría yo, sinceramente, dejándome llevar por hechos y razones de peso: más bien, culpable, fundamentalmente, nuestra propia raza humana, por nuestra comprobada inclinación fuerte de ir por los tangentes y senderos oscuros.

Por la avaricia.

Por querer sobreponernos los unos a los otros, individual, social y políticamente.

Por ingerir lo inmundo, tanto de carnes de animales y aves, como de creencias religiosas y filosofías de vida.

Experimentar con lo peligroso y potencialmente fatal, tanto en términos materiales y carnales, como en estilos de vida y conductas contra naturaleza; contra el sentido común y natural de lo correcto y lo incorrecto, del Bien y del Mal.

¿Culpable Dios?

¡Nunca quiso él que sufriéramos lo que sufrimos, no exceptuándose la muerte física!

¡No quería que tuviéramos el conocimiento del Bien y del Mal!

Quiso sí que nos desenvolviéramos en el Paraíso terrenal que él preparó para nuestra raza.

Optamos por despreciar sus buenos deseos, consejos y designios para nosotros.

¿Quién tiene la culpa por las penosas y desastrosas consecuencias de semejante decisión?

Culminando las mismas, terrenalmente, en la muerte del cuerpo físico; espiritualmente, en la del alma-espíritu.

New Heavens and New Earth - Life, Hope & TruthSin embargo, tanto nos ama Dios, y tan bondadoso es él, que ofrece nuevo cuerpo espiritual eterno y nuevo mundo perfecto a todo ser humano

 Que salga de las tinieblas, buscando la verdadera luz.

Que confiese haber decidido creer en Dios, y también en Jesucristo como el Hijo de Dios.

Que dé la espalda a las tinieblas, arrepentido de haber andado en ellas.

Que dé constancia indubitable de su decisión y compromiso, sumergiéndose en agua para perdón de sus pecados.

Y que ande el resto de su vida en conformidad con la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta(Romanos 12:1-2).

Personalmente, por estas razones elementales, he decidido no repudiar a Dios por la plaga del coronavirus, ni por cualquier otro mal material, social, secular, político o espiritual sobre la faz de este planeta atribulado, sino seguir procurando conocer a Dios más amplia y perfectamente, esperando confiadamente “cielos nuevos con tierra nueva” perfectos en todos sus maravillosos parámetros, y, además, ¡eternos!

¿Qué esperas tú?

Si te interesa leer algunos de los textos de la Biblia que respaldan, con sencillez y diáfana claridad, las afirmaciones hechas arriba, comenzando con el párrafo que dice: Sin embargo, tanto nos ama Dios, y tan bondadoso es él…, a continuación, algunos.

Nuevo cuerpo espiritual: 1 Corintios 15:42-58.

Nuevo mundo perfecto: Hebreos 2:5; 2 Pedro 3:9-14; Apocalipsis, los capítulos 21 y 22.

Salir de las tinieblas, buscando la luz de la verdad divina: Juan, el capítulo 1; Juan 8:32.

Adquirir y confesar fe en Dios el Padre y el Hijo Jesucristo: Romanos 10:17; Hebreos 11:1; Marcos 16:15-16; Hechos 8:26-40.

Dar espalda a las tinieblas, arrepentido: Hechos 2:37-38; Hechos 17:30-31; 1 Pedro 4:1-3.

Sumergirse (bautizarse) en agua para perdón de los pecados: Hechos 2:37-47; 8:26-40; Juan 3:1-7; Marcos 16:15-26; Gálatas 3:27; 1 Pedro 3:21; Romanos 6:3-7.

 


 

¿Trajo Dios la plaga del coronavirus
sobre la humanidad?

 

The horrors of coronavirus on display at hospital on Brooklyn ...

 

Decisiones por la Deidad

 


 

¡Dios tiene el control!

¿De todo? ¿Todo el tiempo?

¿En toda la tierra?

Entonces, ¿también está él en control de este
maligno COVID-19 (coronavirus) del año 2020?

 

Pacientes infectados con el coronavirus

 

Réquiem para un informante

 

 

 

Las pandemias(plagas) más mortíferas de la historia moderna

Las tres plagas

Las siete plagas postreras

 

 

Twittear Seguir a @editoriallapaz   

¿Le gusta esta página? Por favor, ayúdenos a difundir la información por medio de compartirla automáticamente con sus amistades de Facebook, Google+, LinkedIn, y Twitter pulsando en los botones arriba colocados.

Derechos reservados. Permiso concedido para hacer una copia, o múltiples copias pero ninguna para la venta.