Suscríbase para recibir notificaciones de nuevos artículos.

 

“Conocimiento espiritual”

versus

“Ignorancia espiritual”

 

 

Contenido  

-Introducción.

-La parábola de la prenda falsa.

-El conocimiento espiritual: su importancia según la Biblia.

Las palabras claves son: conocimiento, conocer, entendimiento, entender, sabiduría e inteligencia espiritual.

-Textos de la Biblia citados en contra del conocimiento.

-La ignorancia espiritual: advertencias y ejemplos.

 


 

Introducción

 

-¿Son inteligentes Dios, Cristo y el Espíritu Santo? _______

-¿Es lógico que sean inteligentes también sus seguidores en la tierra? ____

-Dios, Cristo, y el Espíritu Santo ¿están llenos de todo conocimiento, entendimiento y sabiduría espiritual? _______

-¿Deben sus seguidores en la tierra anhelar alcanzar el mismo conocimiento, entendimiento y sabiduría espiritual? ______

-¿Favorece la Deidad la ignorancia, las torpezas o los desatinos? _____

-¿Conviene que sus seguidores en la tierra demuestren ignorancia, torpezas, desatinos, desprecio por el conocimiento o desdén hacia quienes tienen preparación académica y espiritual? ____

-¿Cuál prefiere usted: saber o no saber, ser sabio o necio, ser inteligente o crudo de entendimiento?

 

Todo cristiano cabal y sabio desea proyectarse ante el público como enteramente racional, bien informado, conocedor de todo tema relacionado con su fe, disciplinado, intelectualmente superior por sus conocimientos espirituales pero, a la vez, humilde y respetuoso, presentando “defensa con mansedumbre y reverencia ante todo el que” le “demande razón de la esperanza que hay en él” ( 1 Pedro 3:15 ), no dando ocasión para que le señalen de “torpe, cerrado, ignorante o loco”.

            Extrañamente, hay “cristianos” que, al parecer, desprecian el conocimiento de la “sana enseñanza” de la Biblia, en particular, del Nuevo Testamento. En su búsqueda de salvación eterna, no se dedican a recoger el oro, las perlas y los diamantes del “Depósito abierto de verdades divinas” , enriqueciendo su propio tesoro de conocimiento, entendimiento y sabiduría espiritual, sino que permanecen, o se meten, en las “Cuevas oscuras de ignorancia espiritual” donde “no todo lo que brilla es oro” de verdad. Esta conducta no luce racional. ¿A qué se debe? ¿Acaso a sus primeras experiencias con “lo espiritual”? Reciben como tesoro espiritual legítimo lo que es, en realidad, “oro de embuste”, pero resisten, con tenacidad alarmante, someter a pruebas independientes su “primer tesoro”, insistiendo, hasta con terquedad agresiva, que lo que poseen es auténtico, ignorando advertencias o evidencias indicativas de lo contrario. ¿Mejor no verificar que verificar; mejor no saber que saber? ¿Más cómoda y reconfortante la ignorancia que el conocimiento? De cierto, a casi nadie le gusta ser engañado. Admitir haber sido engañado hay que ser valiente y honesto para hacerlo.

 


 

La parábola de la prenda falsa

-“Mire. Me vendieron esta preciosa prenda y ¡cuánto me gusta!”

-“Sí, es linda. Pero, ¿la calidad? Fíjese bien: como que es demasiado flojo el material, y los detalles no armonizan. ¿Será legítima?”

-“¡Ay, me engañaron! Me metieron gato por liebre.”

-“Pero, ¿por qué se dejó engañar?

-“¡Ah! Porque no la miré bien de cerca. ¡Caramba! No la examiné con detenimiento. Brillaba. Parecía legítima, y me apresuré a comprarla. ¡Que torpe! Ni siquiera tomé el tiempo para verificar las características de la legítima.”

-“¿Qué piensa hacer?”

-“Pues, bendito, me siento algo abochornado. ¿Qué dirán mis familiares y amigos? No voy a devolverla. Ya gasté mi dinero en ella. Me quedo con ella. Comoquiera, se parece mucho a la legítima y me gusta.”

-“¿No va a cambiarla por la legítima? ¿Quiere decir que se queda con la engañosa, la inferior, la falsa? ¡No le creo! Parece mentira.”

-“¡Que va! Me costaría demasiado trabajo cambiarla. Esta se ve bien. Casi como el original.”

 

            Si bien no es fácil aceptar haber sido engañado por falta de conocimiento y astucia, todavía más difícil y trabajoso es repudiar lo engañoso, echando mano de lo verdadero, de lo legítimo.

            Entre estos “cristianos” que desprecian el conocimiento, siendo engañados y engañando, no faltan quienes se burlan de los cristianos que se afanan por el conocimiento espiritual . Quizás por envidia , o por la vergüenza de haber “comprado” ellos mismos el engaño espiritual , los señalan con el dedo acusatorio, diciéndoles “¡legalista, fariseo, soberbio, sabe lo todo, juez!” y nombres aún más duros. En este renglón se destacan, particularmente, se lo indicamos por amor a la verdad y amor a sus almas, un número sustancial de pentecostales . Nacido su movimiento en la cuna de la ignorancia espiritual que fabricó William J. Seymour , en Azusa Street , Los Ángeles, California, Estados Unidos de América, no es cosa extraña que aquella misma contagiosa ignorancia viral haya sido transmitida, lamentablemente, a los hijos, nietos y biznietos espirituales de Seymour en todo el mundo. No obstante, el Espíritu Santo alaba el conocimiento, llamando atención repetidas veces a su importancia vital e instando a los cristianos a adquirirlo . Veamos.


 

El conocimiento espiritual: su importancia según la Biblia. Las palabras claves son: conocimiento, conocer, entendimiento, entender, sabiduría e inteligencia espiritual.

A.  “No cesamos de orar por vosotros, y de pedir que seáis llenos del conocimiento de su voluntad en toda sabiduría e inteligencia espiritual , para que andéis como es digno del Señor… creciendo en el conocimiento de Dios” ( Colosenses 1:9-10 ).

B.  “Porque esto es bueno y agradable delante de Dios nuestro Salvador, el cual quiere que todos los hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad ( 1 Timoteo 2:3-4 ).

C.  “No mentáis los unos a los otros, habiéndoos despojado del viejo hombre con sus hechos, y revestido del nuevo, el cual conforme a la imagen del que lo creó se va renovando hasta el conocimiento pleno ( Colosenses 3:9-10 ).

D.  “Añadid a vuestra fe virtud; a la virtud, conocimiento ( 2 Pedro 1:5 ).

E.  “Pues aunque sea tosco en la palabra, no lo soy en el conocimiento ( 2 Corintios 11:6 ).

F.  “Por revelación me fue declarado el misterio… leyendo lo cual podéis entender cuál sea mi conocimiento en el misterio de Cristo ( Efesios 3:3-4 ).

G.  “Para que… el Padre de gloria, os dé espíritu de sabiduría y de revelación en el conocimiento de él , alumbrando los ojos de vuestro entendimiento ( Efesios 1:17-18 ).

H.  “Que hizo sobreabundar para con nosotros en toda sabiduría e inteligencia , dándonos a conocer el misterio de su voluntad ( Efesios 1:8-9 ).

I.  “De aclarar a todos cuál sea la dispensación del misterio… para que la multiforme sabiduría de Dios sea ahora dada a conocer por medio de la iglesia” ( Efesios 3:9-10 ).

J.  “Hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo; para que ya no seamos niños fluctuantes , llevados por doquiera de todo viento de doctrina” ( Efesios 4:13-14 ).

K.  “Mi pueblo fue destruido, porque le faltó conocimiento . Por cuanto desechaste el conocimiento , yo te echaré del sacerdocio” ( Oseas 4:6).

L.  “Transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento , para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta” ( Romanos 12:2 ).

M.  “Prefiero hablar cinco palabras con mi entendimiento , para enseñar también a otros, que diez mil palabras en lengua desconocida” ( 1 Corintios 14:19 ).

N.  “Para que sean consolados sus corazones, unidos en amor, hasta alcanzar todas las riquezas de pleno entendimiento , a fin de conocer el misterio de Dios” ( Colosenses 2:2 ).

O.  “Ceñid los lomos de vuestro entendimiento ( 1 Pedro 1:13 ).

P.  “Y todos los que le oían, se maravillaban de su inteligencia y de sus respuestas” ( Lucas 2:47 ). Desde su niñez Cristo era inteligente, y no torpe o ignorante.

Q.  “Bienaventurado el hombre que halla la sabiduría , y que obtiene la inteligencia ; porque su ganancia es mejor que la ganancia de la plata” ( Proverbios 3:13-14 ).


 

Textos citados en contra del conocimiento.

A.  La “sabiduría” y el “conocimiento” que se censuran en 1 Corintios 1:18-31 son los “del mundo” , como dice el versículo veinte, y no, huelga decir, los que son de Dios, aclarando el apóstol Pablo: “Sin embargo, hablamos sabiduría entre los que han alcanzado madurez ; y sabiduría, no de este siglo, ni de los príncipes de este siglo, que perecen. Mas hablamos sabiduría de Dios ( 1 Corintios 2:6-7 ).

B.  “El conocimiento envanece, pero el amor edifica” ( 1 Corintios 8:1 ).

1.  Denunciar a los cristianos que procuran el grado máximo de entendimiento espiritual, apoyándose en estas observaciones concisas de Pablo, es obviar el contexto . El apóstol no está despreciando el conocimiento, ni está regañando, indirectamente, a los que lo tienen o lo buscan. Sin duda, envanece el conocimiento no acompañado por amor sincero para los débiles, para los que no tienen conocimiento. Pero, el amor no acompañado por el conocimiento espiritual ¿de qué clase es? Pertenece a la categoría de “amor” que tiene el ateo para sus seres queridos, o el “amor” que manifiesta el pagano hacia familiares y amigos. El “amor” de ateos y paganos también edifica, pero no para salvación eterna. En cambio, el amor guiado y motivado por el conocimiento correcto y pleno de la voluntad de Dios edifica para salvación.

2.  “No en todos hay este conocimiento ( 1 Corintios 8:7 ), o sea, el conocimiento acerca de lo sacrificado a los ídolos. Y por no contar con el “este conocimiento” que debían tener, pero que no tenían, eran débiles, tropezando donde no debieran tropezar (8:7-12). Deducción: cristianos débiles son el fruto del desconocimiento. El conocimiento fortalece. “Porque si alguno te ve a ti, que tienes conocimiento …” (8:10). “Y por el conocimiento tuyo…” (8:11). Claramente, el apóstol Pablo reconoce a los cristianos que tenían conocimiento como superiores a los “débiles” en fortaleza y madurez.

3.  Todo cristiano que ama la verdad, deleitándose en el conocimiento y el entendimiento de la voluntad divina, evita envanecerse haciendo suyo el consejo de Pablo: “Y si alguno se imagina que sabe algo, aún no sabe nada como debe saberlo” ( 1 Corintios 8:2 ).

 


 

La ignorancia espiritual: advertencias y ejemplos.

A.  “Esto, pues, digo y requiero en el Señor: que ya no andéis como los otros gentiles, que andan en la vanidad de su mente, teniendo el entendimiento entenebrecido , ajenos de la vida de Dios por la ignorancia que en ellos hay , por la dureza de su corazón” ( Efesios 4:17-18 ).

B.  “No os conforméis a los deseos que antes teníais estando en vuestra ignorancia ( 1 Pedro 1:14 ).

C.  “Para que se  muestre paciente con los ignorantes y extraviados” ( Hebreos 5:2 ).

D.  “¿ No erráis por esto, porque ignoráis las Escrituras , y el poder de Dios?” ( Marcos 12:24 ).

-La ignorancia de las Escrituras resulta en errores.

E.  “Estos ignoran voluntariamente , que en el tiempo antiguo fueron hechos por la palabra de Dios los cielos…” ( 2 Pedro 3:5 ).

F.  “Pero el entendimiento de ellos se embotó ; porque hasta el día de hoy, cuando leen el antiguo pacto, les queda el mismo velo no descubierto, el cual por Cristo es quitado” ( 2 Corintios 3:14 ).

-En la actualidad, ¿cuántos cristianos insisten el seguir el Antiguo Pacto porque tienen el entendimiento embotado?

G.  “No dejes que tu boca te haga pecar, ni digas delante del ángel, que fue ignorancia ( Eclesiastés 5:6 ).

Escribe Homero Shappley de Álamo.


Quien desea aportar enseñanzas o información edificante sobre estos temas puede hacerlo mediante los correos electrónicos siguientes: ; . Las críticas y denuncias subjetivas, sin argumentos, sin textos bíblicos que las respalden, no edifican a nadie.

 

  

¿Le gusta esta página? Por favor, ayúdenos a difundir la información por medio de compartirla automáticamente con sus amistades de Facebook, Google+, LinkedIn, y Twitter pulsando en los botones arriba colocados.

Derechos reservados. Permiso concedido para hacer una copia, o múltiples copias pero ninguna para la venta.