APOCALIPSIS

Capítulo Uno de

 Análisis de las profecías y visiones

 

Parte 5 

Viaje en Naves del Tiempo a través
de la Era Cristiana para adquirir
perspectivas sobre eventos
y personajes importantes. 

Primera Parada

El tiempo de los siglos XX y XXI

 

El estado de la religión en el presente. En el hemisferio occidental, Europa y Asia. Del catolicismo, el protestantismo, el mahometanismo, las religiones orientales y las autóctonas. Libertad religiosa. Diapositiva con gráficas y datos.

 

1. Primera Parada. La fecha del despegue es el día de hoy. Anotemos la fecha del presente día en nuestro récord de este viaje sin precedentes.

En un instante, nuestras Naves del Tiempo se elevan a una gran altura sobre el hemisferio Occidental, permaneciendo  inmóviles en el espacio para que observemos detenidamente las condiciones morales y espirituales que predominan allá abajo.

a) Para que nos ubiquemos en el lugar exacto que ocupamos en la Línea del tiempo y se nos grabe indeleblemente en nuestra mente la fecha del presente, aparecen sobre el horizonte del planeta Tierra los números gigantescos del corriente año.

Al extremo reducido del Túnel del Tiempo, allá en la lejanía, discernimos el “Año 30”, fecha para la muerte y resurrección de Cristo.

Calculando el tiempo transcurrido desde aquel año hasta el presente, nos damos cuenta de que han pasado más o menos mil novecientos noventa años.

Desde las revelaciones apocalípticas recibidas por el apóstol Juan, en la isla de Patmos, en el año 95 d. C., han transcurrido más o menos mil novecientos diez años.

b) Concentrando nuestra mirada hacia abajo, en los países del hemisferio Occidental, hacemos las observaciones y apuntes siguientes:

(1) Se ven óptimas en grado sumo las condiciones para el esparcimiento del evangelio.

(2) En todos los países, “libertad de culto” es un derecho respaldado por leyes constitucionales. Desde las congeladas tierras de los esquimales de Alaska y el Canadá hasta Tierra del Fuego, en el extremo sur de Sud América, las constituciones de los gobiernos garantizan libertad religiosa, pautando penalidades para violadores.

Esto significa que las iglesias del cristianismo, no importando su credo o práctica, son protegidas por los gobiernos seculares, siempre y cuando no violenten estatutos aplicados a organizaciones sin fines pecuniarios. Se hace extensiva esta protección a las demás religiones.

(3) Además, vemos que están disponibles varios medios muy sofisticados de comunicación en masa, los que facilitan la pronta predicación a grandes multitudes en poco tiempo. Por ejemplo: radio, televisión, prensa e Internet.

Asombrosamente, aun aquí arriba en el espacio, pasan cerca de nosotros satélites de comunicación. Programados a funcionar en cadena, hacen factible la transmisión casi instantánea de mensajes a gran parte de los habitantes del globo terráqueo.

Por ejemplo, en marzo del 1995, el renombrado evangelista Billy Graham predicó una campaña en el Estadio Hiram Bithorn, localizado en San Juan, Puerto Rico, y sus mensajes fueron transmitidos por estos satélites a una audiencia potencial de un billón (mil millones) de almas.

Órbita geoestacionaria de satélites de comunicación. Un satélite en órbita geoestacionaria se mantiene en una posición fija sobre un punto del ecuador terrestre. Esto es debido a que el satélite describe una trayectoria circular (a unos 35.800 km de altitud) en el sentido de rotación de la Tierra sobre su eje, y completa la órbita en un día sidéreo (23 horas, 56 minutos y 4 segundos). La mayoría de los satélites de comunicaciones están situados en este tipo de órbitas. (Enciclopedia Encarta © Microsoft Corporation. Reservados todos los derechos. Microsoft ® Encarta ® 2007. © 1993-2006 )

(4) Contemplando y evaluando las escenas allá abajo en el hemisferio Occidental, vemos gran prosperidad materialparticularmente en los países desarrollados tales como el Canadá, Estados Unidos de América, Puerto Rico, Brasil, Argentina y Chile. Esta condición significa que los religiosos cuenten, potencialmente, con caudalosos recursos económicos para efectuar la evangelización.

(5) Examinando con más atención el ámbito religioso del hemisferio Occidental, observamos, intrigados, que cada año millones de almas abandonan a la Iglesia Católica Romana, como también a las sectas protestantes tradicionales (por ejemplo, la Presbiteriana, Episcopal, Luterana y Metodista), y además, a las religiones autóctonas.

La inmensa mayoría se enfila para iglesias pentecostales o evangélicas.

Claramente, ha disminuido sustancialmente el dominio del Vaticano.

Tal cual las neblinas mañaneras quemadas por el sol, se está disipando rápidamente el miedo de “cambiar de iglesia”.

Este “nuevo despertar religioso” significa que muchos campos espirituales del hemisferio Occidental son terreno fértil para los sembradores de simientes espirituales, ya incorruptibles, ya corruptibles.

(6) Nos dedicamos a observar muy de cerca las actividades de las muy populares y atestadas iglesias pentecostales y evangélicas, escuchando sus mensajes. Pues, nuestra tecnología muy avanzada también hace factible tal hazaña.

Vemos que algunas están aprovechando astutamente los medios de comunicación en masa.

Tristemente, la crasa mercadería que practican en el empeño agresivo de mantener sus “ministerios, proyectos, programas o agendas” supera por mucho la de los mercaderes judíos a quienes Cristo echó del templo en Jerusalén.

Prestamos especial atención a sus mensajes y captamos, enseguida, que su contenido principal gira en torno a superación personal, prosperidad, sanidad física, restauración de la familia, en fin, de una vida terrenal libre de estrés, penuria o sufrimiento.

En esencia, se trata de un mensaje existencial, básicamente motivacional, del tipo que eleva los sentimientos religiosos del individuo por encima de la razón y el conocimiento de la sana enseñanza de Cristo.

Parafraseado, su mensaje se destila en pocas palabras: “Lo que siento en mi corazón, ¡eso es lo importante para mí! Mi Señor es poderoso y rico. Me ama y quiere que yo sea como él: jubiloso, poderoso, triunfante, saludable, en paz y rico. ¡Aleluya! ¿Doctrina? ¿Qué doctrina? Eso es secundario”.

(a) ¿Qué significa esta evolución religiosa para el futuro espiritual del hemisferio Occidental? ¿Cuáles fuerzas se juntaron para dar nacimiento a tan gran número de iglesias, concilios, ministerios y movimientos independientes, los que compiten entre sí por feligreses, dinero y otros recursos? En el libro de Apocalipsis, ¿se presagia esta revolución religiosa? ¿No es sumamente preocupante el uso de tan grandes recursos para esparcir muchísimas semillas espirituales de composición tan variada, las que producen creyentes igualmente variados?

(b) Más preocupante aún es el estado de una iglesia, en particular, que vemos ahí abajo. Nos llama la atención porque alega ser la continuación legítima de la verdadera iglesia de Cristo establecida en Jerusalén, en el día de Pentecostés del año 30. . La enfocamos con poderosas cámaras digitales de video, y vemos que muchos de sus ancianos, diáconos, evangelistas y maestros simplemente ¡no aprecian el tiempo oportuno que viven!

¿Acaso carezcan de la perspectiva histórica que procuramos obtener a través de este viaje?

Muchos están rezagados en cuanto al uso de los medios de comunicación en masa.

No pocos malversan fondos considerables en proyectos y programas que producen pocos frutos, o ninguno.

Otros invierten fortunas en ministerios dedicados más bien al entretenimiento o causas sociales que al fortalecimiento espiritual de los miembros.

Las medianas y grandes suelen gastar enormes sumas en la manutención del “personal a sueldo”, ocupando no pocos de estos posiciones eclesiásticas carentes de precedente o autorización bíblica. Por ejemplo: “ministro de púlpito”, “ministro de la juventud” o “ministro de alabanzas”.

¿Les faltaría fuerte sentido de identidad religiosa propia? ¿Acaso se estén confundiendo con las demás iglesias del cristianismo? ¿Por qué están cediendo, casi sin competir, muchos campos a los grupos sectarios o demás religiosos?

¿Contribuyen a la decadencia moral y espiritual de su época por carecer del necesario valor para proclamar la pura Verdad?

¿Acaso estén colaborando, por vía de su inacción, en la preparación del mundo para la batalla de Armagedón, la cual será el último gran conflicto entre el bien y el mal?

¿Qué futuro forjan para sí mismos y para los que vengan después de ellos?

(7) Escrutando entornos allá abajo, miramos, con no poca consternación, cómo se acumulan y se expanden espantosamente muchas nubes negras y espesas por todo el hemisferio Occidental.

Estas simbolizan la flagrante inmoralidad, vicios y violencia de multitudes de personas, particularmente, las de las nuevas generaciones, en cuyas filas hay mucha gente que ignora voluntariamente a Dios, viviendo conforme a filosofías y criterios puramente humanos.

Callados y un tanto estupefactos, nos preguntamos: este crecimiento vertiginoso de la maldad, ¿qué augura para el futuro de la humanidad? ¿Contiene Apocalipsis profecías sobre lo que estamos presenciando?

c) Poniendo en marcha nuestras Naves del Tiempo, maniobramos hacia el hemisferio Oriental. Las detenemos en el espacio y desde nuestro observatorio ventajoso alto en los cielos hacemos los siguientes apuntes acerca de condiciones actuales.

(1) En la mayoría de los países de Europa, Asia y África, también se garantiza la preciosa libertad religiosa, la que permite anunciar el evangelio de Cristo sin trabas legales o intervenciones policíacas.

(2) Enfocamos a Rusia en particular y los países que formaban, hasta el año 1991, la inmensa Unión Soviética de Repúblicas Socialistas.

RUSIA. Caso muy intrigante para el estudioso de los escenarios espirituales de esta época y las profecías de Apocalipsis.

En parte, por la razón de que, antes de la desintegración de la Unión Soviética en 1991, infinidad de pastores, predicadores, evangelistas y maestros de distintas confesiones religiosas identificaban a RUSIA como “la gran Babilonia”, la primera "bestia" de Apocalipsis 13, o, al menos, un contrincante principal en la batalla de Armagedón.

Sorprendente, para ellos, ¡todo aquel escenario cambió repentinamente! Se desintegró la Unión Soviética. Entonces, la nueva Rusia cesa de perseguir las religiones de todo tipo, aun permitiendo que líderes religiosos extranjeros invadan sus tierras. Enseguida, contingentes fuertes de evangelistas y ministros del extranjero aprovecharon las puertas abiertas, introduciéndose en Rusia y conquistando para sus iglesias a no pocos rusos, como también a personas de otras nacionalidades de la ya extinta Unión Soviética de Repúblicas Socialistas.

(3) En cuanto al enorme país de la China, se informa que entre 100 y 130 millones de sus ciudadanos, quizás aún más, aceptan a Cristo como el Hijo de Dios. www.cfr.org/backgrounder/christianity-china   

Para el 31 de enero de 2020, la población total de aquel país alcanzaba 1,435,000,000 www.worldometers.info/world-population/china-population

(4) Viramos nuestras potentes cámaras hacia los países musulmanes, en el área de Egipto, Arabia Saudita, Jordán, Iraq, Irán, Afganistán, Paquistán, Indonesia, etcétera.

El panorama religioso cambia drásticamente, pues, los mahometanos resisten tenazmente cualquier incursión de culturas o religiones de otros pueblos o países, vehementemente denunciando a estos como "satánicos".

¿La preciada “libertad religiosa”? Casi inexistente en estos países.

Esta actitud beligerante e intolerante de los mahometanos hacia las demás religiones, ¿cómo impactará el futuro del mundo? ¿Se vaticina cualquier desenlace al respecto en Apocalipsis?

(5) Ahora, giramos nuestras cámaras hacia la antigua ciudad de ROMA, en Italia, y el Vaticano.

Según algunas fuentes de información, el Vaticano es la entidad más rica de todo el mundo.

Lo cierto es que sus oficiales han tramado Concordatos con varios países del tiempo presente.

También se sabe que más de 300,000 sacerdotes y otros empleados de la Iglesia Católica Romana son sostenidos económicamente, al menos en parte, mediante los fondos públicos de algunos países tales como Italia y España. Solo en Italia, más de 30,000 clérigos católicos romanos se benefician de los fondos estatales.

Siguiendo nuestro escrutinio del Vaticano, tomamos nota del vaivén de los embajadores que no pocos países envían al Vaticano, no faltando siquiera Estados Unidos de América, país de abrumadora mayoría protestante (más del 70%). También de los emisarios papales quienes cumplen la función de embajadores del Vaticano a otros países.

En nuestros archivos sobre el Vaticano, encontramos una edición de la revista Time en la que los editores informan al mundo haber seleccionado al Papa Juan Pablo II como "El hombre del año", para el año 1995.

En Minilla, Filipinas, un millón de filipinos se dieron cita para escuchar una ponencia de este mismo Papa.

Nos enteramos que la Iglesia Católica Romana es representada en más ciudades, pueblos y aldeas del mundo que cualquier otra iglesia o religión.

¿Qué significa para el futuro espiritual del mundo este poderío religioso, también material, tan extenso y arraigado? ¿Este resurgimiento económico, también político, de la Iglesia Católica Romana?

¿Se encuentran profecías sobre semejante fenómeno en el libro de Apocalipsis?

(6) Reflexionando sobre estos tiempos modernos de extensa industrialización y estupenda tecnología, pensamos en las muchas guerras ocurridas.

Primera Guerra Mundial, Segunda Guerra Mundial, Corea, Vietnam, dos guerras del Golfo Pérsico, Afganistán e Irak, más otras de menos impacto.

Además, traemos a memoria los holocaustos, los pogromos y el terrorismo que han segado incontables millones de vidas.

También en los terremotos, pestilencias, plagas, hambrunas, huracanes, inundaciones y otros muchos desastres naturales que han dejado un saldo grandísimo de destrucción, sufrimiento y muerte.

¿Acaso figuren muerte y destrucción de tal magnitud en las profecías de Apocalipsis? 

¿Dejaría el sabio y justo Dios Creador a las enormes masas de seres humanos de los siglos XX y XXI sin profecías en el Apocalipsis? Realmente, ¡inconcebible!

La población del mundo en 1900 era de 1,600,000,000.

La población del mundo en 2020, para enero 31, es de 7,794,793,739.

https://www.worldometers.info/world-population/world-population-by-year/

O sea, ¡más de toda la población del mundo desde Adán y Eva hasta el presente! ¿Sin profecías?

¿Dejaría Dios a tan vasta multitud de almas sin profecías en el Apocalipsis?

¿Apocalipsis solo para la pequeña población de la sexta década del siglo I?

¿Apocalipsis solo para los 200 millones, aun 300 millones, de los siglos II, III, IV y hasta el 476 después de Cristo?

Traeremos, con el favor del Altísimo, abundantes evidencias en contra de semejantes hipótesis.

 


 

Próxima Parada Dos

Índice del contenido del Capítulo Uno

 

Apocalipsis: análisis de las profecías y visiones. Archivos en PDF para el comentario

Apocalipsis: análisis. Índice de solo los textos que componen el comentario

Apocalipsis: análisis. Lista del contenido completo del comentario, incluso las imágenes

 

Twittear Seguir a @editoriallapaz   

¿Le gusta esta página? Por favor, ayúdenos a difundir la información por medio de compartirla automáticamente con sus amistades de Facebook, Google+, LinkedIn, y Twitter pulsando en los botones arriba colocados.

Derechos reservados. Permiso concedido para hacer una copia, o múltiples copias pero ninguna para la venta.