Suscríbase para recibir notificaciones de nuevos artículos.

Apocalipsis: análisis de las profecías y visiones. Índice de todo el contenido, incluso gráficas

Índice de solo los textos que componen el comentario sobre Apocalipsis

Sr. Hombre Profesional Joven, me parece haberle visto en escenas de Apocalipsis.

Esta imagen de un hombre adulto joven, vestido de traje, parado en un prado de hierbas verdes, sosteniendo en sus manos su laptop abierta y contemplando el espacio azul identifica el artículo Sr. Hombre Profesional Joven, me parece haberle visto en Apocalipsis, en editoriallapaz.org.

 

Permítame especular que usted sea profesional típico.

Un mínimo de cuatro años universitarios. Desplegados en su despacho diplomas que certifican sus hazañas académicas. Mucho saber acumulado como fruto admirable de sus estudios, disciplina, entrega, perseverancia, aun sacrificio.

Equipado para el éxito. Cara positiva frente al futuro. Confiado en sí mismo.

Un tanto extraño encontrarle parado en un prado verde, contemplando el espacio azul. Pero, no me sorprende que haya traído su laptop, pues observo que suele ser su acompañante de rigor. ¿Acaso estaría usted ahí en esos contornos tan bellos para despejar la mente un poco de tanta tecnología y presiones de su profesión? ¿O intentar discernir lo que le depare el futuro?

Disculpe que interrumpa sus meditaciones. Solo quisiera decirle que me parece haberle visto en algunas escenas de Apocalipsis. No me refiero a ninguna obra cinematográfica o teatral sino al último libro de la Biblia.

¿No tiene idea de lo que se trate, ni le interesa Biblia, mucho menos Apocalipsis? Comprendo, ya que esta reacción es típica de profesionales jóvenes en todo el mundo, conforme a mis percepciones. Pero, concédame, por favor, siquiera un momentito de su valioso tiempo, pues en mis estudios de Apocalipsis, quizás tan profundos como los suyos en las materias que domina usted con excelencia, le vi haciendo unos papeles interesantísimos.

Por ejemplo, ¿tiene usted el sello de Dios? ¿Conqué tampoco sabe de lo que se trata, ni le interesa tenerlo? En tal caso, le veo, potencialmente, como integrante de una multitud de la misma mentalidad, la que, precisamente por no tener el sello de Dios, será perseguida y atormentada durante cinco meses. Esto ocurre al escenificarse lo profetizado en Apocalipsis 9:1-11, cuando el “humo del pozo del abismo”, referencia obvia a enseñanzas, filosofías, criterios y agendas de índole dañina, envenene corazones, oscurezca intelectos, ciegue la razón, haga desplomarse el sentido común y sofoque la justicia, como además, derechos personales y la libertad religiosa.

Se intuye que usted sea hombre secular. A lo mejor, irreligioso. Tal vez aun ateo, o al menos, escéptico. ¿Aboga la tesis o agenda de “aldea global” –cultura y economía globales, mundo sin fronteras, sin restricciones sociales-religiosas o imponencias morales? Interesantemente, Apocalipsis, y otros textos bíblicos proféticos, proyectan tal mundo, cuando las naciones, vueltas de nuevo mayormente ateas e intolerantes de religión, se unirán en contra de Dios, diciendo entre sí “Paz y seguridad”. De ser usted como le he percibido –hombre secular, irreligioso, etcétera- le veo en escenas apocalípticas, participando en la preparación de escenarios donde predominarán fuerzas ateas. Si me he equivocado en esta apreciación, le pido perdón. De todos modos, a los de su género –“Homo sapiens profesionales jóvenes”- les convendría saber que el Creador del universo no tolerará por mucho la existencia de naciones ateas engañadas por fuerzas malignas y opuestas belicosamente a sus designios para el universo y la humanidad. Unas cuantas profecías de Apocalipsis sostienen esta afirmación, especialmente las encontradas en Apocalipsis 16:13-16, Apocalipsis 19:11-21 y Apocalipsis 20:1-10.

Utilizando su laptop, usted puede leer el Análisis de las profecías y visiones que este servidor ha preparado sobre Apocalipsis. Muchísimas evidencias, informaciones fidedignas relevantes, la razón y la lógica respaldan interpretaciones y aplicaciones tanto de profecías como de visiones. Nada de explicaciones puramente subjetivas, emotivas, infundadas, pueriles o disparatadas. Reitero, con todo respeto: ¡le veo retratado en algunas escenas de Apocalipsis! Y lo que veo me hace preocuparme por usted y los demás de su género. A este sentir obedece mi atrevimiento de dirigirme a usted de esta manera. Ojalá se preocupe usted por sí mismo, tomando los pasos indicados para orientarse adecuadamente.

Atentamente, su servidor, Homero Shappley de Álamo

 

Apocalipsis: análisis de las profecías y visiones. Índice de todo el contenido, incluso gráficas

Índice de solo los textos que componen el comentario sobre Apocalipsis

  

¿Le gusta esta página? Por favor, ayúdenos a difundir la información por medio de compartirla automáticamente con sus amistades de Facebook, Google+, LinkedIn, y Twitter pulsando en los botones arriba colocados.

Derechos reservados. Permiso concedido para hacer una copia, o múltiples copias pero ninguna para la venta.