Capítulo Nueve del Análisis

  “Las siete copas de oro, llenas

de la ira de Dios”

contienen

“Las siete plagas postreras”

Los Capítulos 15 y 16 de Apocalipsis

Acto 3

La Primera Copa-Primera Plaga

Vino una úlcera maligna y pestilente

 


  

A. La Primera Copa de ira (Primera Plaga) se describe de la manera siguiente: 

“Vino una úlcera maligna y pestilente sobre los hombres que tenían la marca de la bestia, y que adoraban su imagen (Apocalipsis 16:2).

1. Así que, terribles enfermedades a manera de epidemias se profetizan para los pecadores endurecidos de las postrimerías del “poco de tiempo”.

a) “…una úlcera maligna, es decir, cancerosa. 

“Maligno”: “Se aplica a las enfermedades peligrosas o graves. Específicamente, a los tumores cancerosos”.

Diccionario de uso del español, Tomo II, Página 318.

b) pestilente”, o sea, que pudre la carne, haciéndola apestar. 

“Se aplica a lo que huele muy mal.” “Pestilente” se deriva del vocablo “pestilencia”, la que significa “peste”, sinónima de “epidemia 

Diccionario de uso del español, Tomo II, Página 723.

See the source imagec) Esta plaga es similar a una que Jehová trajo sobre los egipcios (Éxodo 9:8-12). Habiendo Dios castigado con tal plaga a aquel pueblo endurecido, no es de extrañarse que aflija de la misma manera, o peor, a los pecadores igualmente endurecidos del final del “poco de tiempo”.

2. Las víctimas de esta plaga se identifican, en particular, como “los hombres que tenían la marca de la bestia, y que adoraban su imagen”.

La “bestia”, su “marca” y su “imagen”, ya las hemos identificado al analizar los textos apocalípticos relevantes, y también identificamos a “los hombres” que reciben “la marca de la bestia”. Recapitulando:

a) La segunda “bestia” de Apocalipsis 13 es el cristianismo apóstata, representado principalmente por los “dos cuernos” de “la bestia que subía de la tierra”, los que simbolizan la Iglesia Católica Romana y la Iglesia Ortodoxa Griega, según la interpretación desarrollada en el Capítulo Seis de este Análisis.

www.editoriallapaz.org/apocalipsis_Capitulo6_contenido.htm

(1) Esta segunda “bestia” también se presenta en Apocalipsis como “la gran ramera… gran ciudad”.  

Ahora bien, ya hemos aprendido que los “los diez cuernos” (países, naciones, reinos), llegando a aborrecer a “la gran ramera”, la atacan, dejándola “desolada y desnuda” (Apocalipsis 17:16). Sin embargo, pese a la pérdida de gran parte de sus “tantas riquezas”, ella se las arregla para seguir adelante.

Continúa en la tierra durante el Milenio, despojada de la autoridad y los poderes que pretende tener sobre reyes, presidentes, cancilleres, primeros ministros, en fin, sobre todos los gobernantes seculares-políticos de toda la tierra.

Permanece durante el “poco de tiempo”, retratada en la visión de la Primera Plaga de las “siete plagas postreras”. Representada acertadamente por “los hombres que tenían la marca de la bestia, y que adoraban su imagen”.  

Por cierto, en el día de hoy (el siglo XXI), tiene una presencia muy fuerte en el mundo mediante “los hombres” y mujeres que tienen su “marca” y que la adoran.

(2) Simbolizada esta segunda “bestia-gran ramera-gran ciudad” también por el “falso profeta” de Apocalipsis 16:13 y 19:20, ella hace alianza, durante el “poco de tiempo”, con el “gran dragón escarlata” y la primera “bestia” (Apocalipsis 13:1-10), la que tiene “siete cabezas y diez cuernos”, para engañar de nuevo a las naciones.

See the source imageEste “falso profeta”, sinónimo del “hombre de pecado, el hijo de perdiciónaquel inicuo” del texto profético en 2 Tesalonicenses 2:1-12, permanece en la tierra hasta el fin del universo y del tiempo

 “Y entonces se manifestará aquel inicuo, a quien el Señor matará con el espíritu de su boca, y destruirá con el resplandor de su venida” (2 Tesalonicenses 2:8).

Por lo tanto, desde la aparición de la segunda “bestia” (Apocalipsis 13:11-18) hasta el fin del mundo nunca faltan en la tierra seres humanos que tengan “la marca de la bestia”. En la actualidad, cientos de millones la despliegan de una que otra forma.

b) La “imagen” de la “bestia” en Apocalipsis 15:2.

See the source image(1) Durante la Edad Media, y hasta el año 1806 d. C., la “imagen” de la “bestia” era, conforme a nuestra interpretación, el Sacro Imperio Romano, imperio secular-material-político casado, en fornicación espiritual-material, con la Segunda Bestia, con sus dos cuernos, uno en el Vaticano y el otro Constantinopla.

(2) Durante los “mil años” (el Milenio) de libertad religiosa, proyectados proféticamente en Apocalipsis 20:1-10, tiempo cuando las naciones seculares-materiales-políticas no estarán engañadas por la Segunda Bestia, la “imagen” de la Primera Bestia existe solo en los dogmas, ilusiones y agendas de la jerarquía católica romana.

(3) Durante el “poco de tiempo” entre el fin del Milenio y el fin del universo material-temporal, la “imagen” de la “bestia” se materializa de nuevo en la conglomeración de naciones engañadas que se unan bajo el estandarte de Satanás para pelear en la batalla de Armagedón. Apocalipsis 20:1-10

Estas naciones seculares-políticas engañadas y reunidas por Satanás para “la batalla de aquel gran día” (Apocalipsis 16:13-14) son representados en conjunto como el “octavo” rey (Apocalipsis 17:11), y como el “cuerno pequeño” visto por Daniel en sus visiones (Daniel 7:7-28).

Así que, de la manera que el “Convenio Diabólico” entre la religión falsa y el poder político engañado regía durante la Edad Media, asimismo volverá a tramarse durante el “poco de tiempo” que transcurre después de los “mil años” de libertad religiosa.

Cesada la Primera Plaga, le sigue, postulamos, un intervalo de gracia divina, esperando Dios, en su longanimidad admirable, que se arrepientan los pecadores. Frustrado en su propósito benigno, procede a tomar otra medida.

 


 

Próximo tema. La Segunda Copa-Segunda Plaga. El mar convertido en sangre como de muerto. Muere todo ser vivo que había en el mar. Acto 4 del Drama conmovedor de las siete plagas postreras.

 

Contenido completo del Capítulo Nueve

 

Lista del contenido completo del comentario Apocalipsis: análisis de las profecías y visiones, incluso las diapostivas.

Índice de SOLO los TEXTOS que componen el comentario Apocalipsis: análisis de las profecías y visiones

Archivos en PDF para el comentario Apocalipsis: análisis de las profecías y visiones 

 

Se recomienda BuscarTemas para encontrar, casi al instante,
temas en editoriallapaz. La búsqueda se limita a editoriallapaz.

 

 

Twittear Seguir a @editoriallapaz   

¿Le gusta esta página? Por favor, ayúdenos a difundir la información por medio de compartirla automáticamente con sus amistades de Facebook, Google+, LinkedIn, y Twitter pulsando en los botones arriba colocados.

Derechos reservados. Permiso concedido para hacer una copia, o múltiples copias pero ninguna para la venta.