Capítulo Nueve del Análisis

  “Las siete copas de oro, llenas

de la ira de Dios”

contienen

“Las siete plagas postreras”

Los Capítulos 15 y 16 de Apocalipsis

Las siete plagas postreras colocadas
en la línea del tiempo

Intervalos de gracia divina las separan

Manifiestos el amor de Dios por las almas,
su longanimidad y deseo de salvar a todas

 


 

Las siete copas-plagas colocadas en la línea del tiempo
en un esquema, a manera de orientación que ayude a
entender el tiempo, más o menos, del cumplimiento
de cada una, relativo a otros eventos y
circunstancias profetizadas en Apocalipsis.

Favor de estudiar cuidadosamente el esquema antes de
leer el análisis de cada copa-plaga.

 


 

 

Observaciones preliminares

Encontramos evidente una secuencia de tiempo referente al derramamiento de las siete copas llenas de las siete plagas. Consideremos:

See the source imageSatanás, suelto del abismo al finalizarse los “mil años” (el Milenio) (Apocalipsis 20:1-10), comienza a manifestarse cada vez más agresivamente en los asuntos de la humanidad, mediante los hombres y mujeres voluntariamente a disposición de él, especialmente, aquellos en puestos de influencia y poder (gobernantes, educadores, jueces, trabajadores sociales, etcétera).

Así, entra el mundo en una etapa de transición entre los “mil años” de libertad religiosa y el peligroso “poco de tiempo”. Ver el esquema arriba.

Suelto más, y todavía más, humo del pozo… del abismo(Apocalipsis 9:2-3), poco a poco, o quizás aceleradamente, el mundo pasa del tiempo de transición a entrar de lleno en el “poco de tiempo”.

Ejemplo del humo del pozo… del abismo: las acciones y escritos de la profesora Carol Christine Fair, de la Universidad Georgetown. http://www.editoriallapaz.org/fin-del-tiempo-mundo-2-Carol-Fair-humo-abismo.html

Creciendo la oposición a Dios y su pueblo, como, además, a todos los dioses y diosas del mundo, con sus adoradores, aumenta grandemente el porcentaje de poderosos en todos los entornos de autoridad y actividades humanas y en todos los rangos de potestades, principados y gobernadores de las tinieblas, con sus “huestes espirituales de maldad en las regiones celestes” (Efesios 6:12).

Acosados duramente Dios, Jesucristo y los suyos en la tierra por las multitudes de humanos ateos y los sumamente pervertidos en su diario pensar y vivir, el Todopoderoso determina vaciar sobre ellos seis copas llenas de plagas, que serán las postreras, en un último intento de detenerlos, hacerlos recapacitar, arrepentirse y reconciliarse con él.

El resultado no es el deseado. Lejos de arrepentirse, los malos recalcitrantes y rebeldes prestan oído a los tres “espíritus de demonios”, que son “tres espíritus inmundos a manera de ranas”. Entre los rebeldes agresivos se destacan los gobernantes “de la tierra en todo el mundo”, los que se dejan engañar por las “señales” que a Satanás se le permite hacer (Apocalipsis 13:13-14). See the source image

Al extremo de unirse y juntarse a Satanás, quien, por medio de sus caudillos fornidos, violentos y poderosos entre los humanos corruptos de entendimiento y conducta, conduce a la gran multitud rebelde en toda la tierra al encontronazo final entre el bien y el mal “en el lugar que en hebreo se llama Armagedón. Ver el esquema arriba.

Ya no habiendo remedio, Dios manda a derramar la séptima copa-plaga sobre el gran ejército de humanos opositores, así poniendo fin a la raza humana en el planeta Tierra. También destruye completamente esta habitación material de los seres humanos a causa de la tanta corrupción sobre su superficie.

Postulamos que las primeras seis Copas-Plagas no se vacíen seguidamente, una tras la otra, sin ningún intervalo entre ellas.

Que, más bien, se vacíe una, luego, al tiempo, otra, y así sucesivamente.

Dejando Dios tiempo, después de cada una, para que los humanos rebeldes impactados consideren, reflexionen, analicen. Preguntándose: ¿por qué esta terrible plaga está azotándonos a nosotros y no a esa gente que sirve a su Dios? ¿He de reconocer la existencia y el poder de ese “Dios” que he venido repudiando? ¿Debo arrepentirme y reconciliarme con él?

A causa de la primera plaga, no pocos rebeldes sufren muchísimo, falleciendo algunos, tal vez gran número. Entonces cesa la primera.

Pasan unos días, unas semanas, unos meses, dos o tres años. Y, lejos de arrepentirse los sobrevivientes opuestos a Dios, ¡se tornan aún más endurecidos y depravados! A manera de los sobrevivientes de las “tres plagas” de la Sexta Trompeta (el Segundo Ay)

“Y los otros hombres que no fueron muertos con estas plagas, ni aun así se arrepintieron de las obras de sus manos, ni dejaron de adorar a los demonios, y a las imágenes de oro, de plata, de bronce, de piedra y de madera, las cuales no pueden ver, ni oír, ni andar; y no se arrepintieron de sus homicidios, ni de sus hechicerías, ni de su fornicación, ni de sus hurtos.” Apocalipsis 9:20-21.

Fíjese, por favor, en el esquema arriba. Entre la primera flecha a la izquierda y la próxima, un intervalo, su duración determinada por Dios, dando oportunidad a los últimos pecadores en la tierra para que se arrepientan.

Y así, sucesivamente, con las demás flechas que representan las Copas-Plagas de esta visión profética.

Cada intervalo evidencia la longanimidad de Dios para con los pecadores, en espera paciente de su arrepentimiento (Romanos 2:4).

Cada intervalo testifica al amor de Dios por las almas, aun las más lejos de él.

Cada intervalo testifica a su deseo ardiente de lograr que todos los hombres [genérico por “varones y mujeres”] sean SALVOS y vengan al conocimiento de la verdad (1 Timoteo 2:4).

Eliminando Dios a los pecadores impenitentes SOLO cuando ¡ya no haya REMEDIO!

Y para él, tan triste desenlace que se aísla en su templo en el cielo, no permitiendo que ningún ser se acerque a él. Apocalipsis 15:7-8.

A propósito, al lector, a la lectora, perspicaz, no le escapará el paralelo notable entre este cuadro y la secuencia de las diez plagas traídas por Dios sobre el Faraón y el pueblo egipcio.

 

 


 

Próximo tema. La Primera Copa-Primera Plaga. Vino una úlcera maligna y pestilente. Acto 3 del Drama conmovedor de las siete plagas postreras.

 

Contenido completo del Capítulo Nueve

 

Lista del contenido completo del comentario Apocalipsis: análisis de las profecías y visiones, incluso las diapostivas.

Índice de SOLO los TEXTOS que componen el comentario Apocalipsis: análisis de las profecías y visiones

Archivos en PDF para el comentario Apocalipsis: análisis de las profecías y visiones 

 

Se recomienda BuscarTemas para encontrar, casi al instante,
temas en editoriallapaz. La búsqueda se limita a editoriallapaz.

 

Twittear Seguir a @editoriallapaz   

¿Le gusta esta página? Por favor, ayúdenos a difundir la información por medio de compartirla automáticamente con sus amistades de Facebook, Google+, LinkedIn, y Twitter pulsando en los botones arriba colocados.

Derechos reservados. Permiso concedido para hacer una copia, o múltiples copias pero ninguna para la venta.