Suscríbase para recibir notificaciones de nuevos artículos.

Estado CATÓLICO Independiente de CROACIA persigue y mata a multitudes, apoyada por la Iglesia Católica Romana

Gran ramera-Gran ciudad. Historia de la Iglesia Católica Romana. Esta iglesia en las profecías de Apocalipsis.

La verdadera iglesia, según Dios 

 

Cientos de miles de albigenses y valdenses
perseguidos y muertos por la
Iglesia Católica Romana.

"Ébria de la sangre de los santos"

 

3.  FRANCIA.  

a)  Año 1179. Referente a los albigenses y otros grupos parecidos, “para el año 1179, los seguidores de la nueva doctrina eran tan numerosos, especialmente en el sur de Francia, que Alejandro III propuso el plan de aplastarlos físicamente. Inocente III organizó una guerra religiosa sistemática contra ellos, utilizándose universalmente las inquisiciones episcopales” (La nueva enciclopedia Schaff-Herzog, Tomo VI, Página 2).

“Valdense amarrado a una estaca y quemado por católicos”

Pintura por Joe Maniscalco.

b)  Año 1209. Sesenta mil  personas fueron ultimadas por mandato de la Iglesia Católica Romana en Beziers, Francia (B, 124; C, 256).

c)  Año 1211. Cien mil albigenses (protestantes) fueron muertos en un solo día in Layaur, Francia y los pueblos aledaños. El gobernador del área fue ahorcado. Muchos ciudadanos fueron quemados vivos. Tantos fueron traspasados por espada que la sangre corría por las calles. Los católicos que perpetraron esta masacre celebraban misas solemnes en medio de la carnicería y glorificaban a Dios por la “victoria de la iglesia”, aun componiendo un himno en honor del evento (B, 124).

d)  En Merindol, Francia quinientas mujeres valdenses fueron quemadas en un establo donde se habían refugiado de los católicos. Muchas mujeres fueron ultrajadas a la mira de todos. Los hijos de los valdenses fueron asesinados en presencia de sus padres. Algunos fueron tirados desde peñascos. Otros fueron arrastrados desnudos por las calles (B, 124).

“Masacre de valdenses en el Monte Castalluso”

Por Joe Maniscalco http://biblical-illustrations.com

e)  Año 1487. El Papa Inocente VIII (1484-1492) levantó una cruzada contra los valdenses (vaudois) en Francia prometiendo “la remisión de todos sus pecados a todo aquel que matara a un hereje” (C, 257). “Representantes del papado siguieron devastando pueblos y villas hasta mediados del Siglo XVI. … El rey francés Francis I armó una cruzada contra los valdenses de Provence, desembocando en una genocida que los exterminó en Francia para el año 1545 (http://en.wikipedia.org/wiki/Waldenses).

“Valdense a punto de ser decapitado”

Por Joe Maniscalco. http://biblical-illustrations.com

El hombre detrás del verdugo es un sacerdote católico.

f)  Año 1562. En la ciudad de Orange, Francia los católicos mataron a muchos protestantes (B, 124).

g)  Año 1572. Agosto 17 a September 17. “El masacre del día de San Bartolomé.” “Los católicos mataron a muchos hugonotes en París; masacres similares tomaron lugar en otros pueblos durante las siguientes semanas, calculándose en 70,000 el total de muertos. Los perpetradores fueron protegidos por una amnistía." Celebrando el evento, e l Papa Gregorio XIII hizo una moneda conmemorativa. Asombrosamente, ¡en un lado de la moneda aparece una mujer sosteniendo una copa de oro en su mano! ¿Semejanza de la “gran ramera” de Apocalipsis 17, “ebria con la sangre de los mártires” , con el “cáliz de oro” en su mano, lleno de sus “abominaciones” e “inmundicias” ? (B, 124-125) “Hugonote” fue nombre dado a los protestantes en Francia, siendo estos seguidores de Juan Calvino. En su apogeo, a mediados del Siglo XVII, había unos dos millones de hugonotes en Francia, mientras sumaban aproximadamente dieciséis millones los católicos.

“El masacre del día de San Bartolomé”, por François Dubois (Siglo XIX)

www.wikipedia.org

 

"Salid de ella, pueblo mío."

     Historia tan terrible y trágica la de la Iglesia Católica Romana! Escrita en sangre durante gran parte de su trayectoria. La sangre de quienes se negaban a respaldar u obedecer a los oficiales autoritarios de la Santa Sede, que de "Santa" muy poca tenía. La sangre de personas que desaprobaban varios ritos de la "iglesia madre", que denunciaban los atropellos del clero, que criticaban la secularización y politización de la Iglesia Romana. Ningún católico romano honesto niega esta historia. Ninguno en sus cabales espirituales intenta justificar los penosos sucesos desastrosos que ella cuenta. Ni siquiera la suma total de obras caritativas realizadas por la Iglesia Católica borra la historia de sus atrocidades contra incontables millones de seres humanos. No todos los hospitales, clínicas, programas de bienestar social, retiros para fortalecer el matrimonio y el hogar, etcétera, de la Iglesia Católica Romana en todo el mundo nivelan la balanza. El tan enorme mal hecho no es posible rectificarlo.

     ¿Cuántos católicos romanos conocen esta historia de su iglesia? De seguro, no se la cuentan sus sacerdotes, pues no les conviene enunciar ni una palabra al respecto. No obstante, el sentido común dicta que es deber de todo ser humano investigar la procedencia, trayectoria e historia de su fe.

     Muy distinta a la de la Iglesia Católica Romana es la historia de la verdadera iglesia de Jesucristo , auténticamente apostólica y bíblica . Esta iglesia jamás ha manchado su vestimenta con la sangre de persona alguna. Jamás se seculariza o politiza. Jamás se embrolla en mercaderías. Jamás ostenta lujos mundanos, ni reclama autoridad sobre los gobernantes seculares de las naciones. "Mi reino no es de este mundo... no es de aquí", aclaró Cristo a Pilato (Juan 18:20), y la verdadera iglesia de él entiende esta verdad fundamental, procediendo de acuerdo a ella. La tergiversación inexcusable de ciertos textos bíblicos tales como Mateo 16:18 contribuyó, y contribuye aún, a la formación de un un reino o dominio "cristiano" diametralmente opuesto al verdadero reino de Cristo.

     Al leer el católico inteligente y honesto la historia de su iglesia, contrastándola con la de la verdadera iglesia, dejará de ser católico romano, pasando a la auténtica iglesia fundada por Cristo. Ciertamente, lo hará si ama la verdad por encima de todas las cosas, aprecia la transparencia y verticalidad en asuntos espirituales y valúa el innato derecho divino de cada individuo de creer y practicar religiosamente lo que quisiera sin ser perseguido o muerto. ¡SALDRÁ de la Iglesia Romana! ¿Cómo quedarse en su seno, tratando vanamente de justificarla? ¿Suavizar o encubrir la historia? ¡Eso no es honesto! ¿Perdonarle sus persecuciones, torturas y matanzas? Perdonar a los muertos que en vida derramaron tanta sangre, ¿cómo hacerlo o qué sentido tendría? De todos modos, "perdonar", o "pedir perdón", no cambia los hechos, ni cambia las doctrinas o pretensiones, vigentes hasta el día de hoy, que trajeron tantísimo sufrimiento escalofriante y muchos millones de muertes crueles en extremo. Por lo tanto, la única opción sabia es ¡SALIR! · "Salid de ella, pueblo mío, para que no seáis partícipes de sus pecados, ni recibáis parte de sus plagas" (Apocalipsis 18:4). "¡SALID!"   "¡SALID!" "¡SALID de ella!"     

     ¿Tiene usted suficiente "conocimiento..., sabiduría e inteligencia espiritual" para discernir el significado de " ébria de la sangre de los santos, y de la sangre de los mártires de Jesús" ? Si usted ama la verdad...

...por encima de toda lealtad o nexo religioso,

...si la ama más que cualquier tradición cultural o de familia,

...si la ama más que a padre o a madre,

...si la ama más que a su propia vida material,

...si usted busca con sinceridad absoluta la salvación de su alma,

...entonces ¡usted es "pueblo" de Dios! Es decir, usted es de los que Dios busca para que le "adoren en espíritu y en verdad" (Juan 4:24). Gente recta de corazón, imparcial en sus juicios, de raciocinio sano, y sobre todo, amante de la verdad divina tal cual revelada en la Biblia. Pero, usted no será verdadero "pueblo" de Dios hasta no SALIR de los terribles engaños de la "gran ramera". ¿Cómo salir?

-Informarse. Educarse. Mediante fuentes de información como la de esta Página.

-Llegando a convicción propia, renunciar el culto a la diosa madre "Virgen María", creación de la tradición Católica Romana.

-Romper las cadenas de todas las tradiciones religiosas, pues "las tradiciones de los hombres" engañan (Colosenses 2:8), invalidando el mandamiento de Dios, como enseña Cristo mismo en Mateo 15:7-9.

-Arrepentirse de sus errores y bautizarse por inmersión "para perdón de los pecados" (Hechos 2:38 ; Romanos 6:1-7).

-Integrarse a una congregación regida por el Nuevo Testamento (2 Corintios 3:6-17), y no a una iglesia cualquiera. Ser "cristiano", nada más, y no "pentecostal, evangélico, protestante", o de cualquier otro nombre no bíblico. Orientarse al respecto, analizando los estudios básicos en " Fundamentos de la fe".

     Tenga presente, se lo suplicamos respetuosamente, que a los que no reciben "el amor de la verdad para ser salvos... Dios les envía un poder engañoso, para que crean la mentira, a fin de que sean condenados todos los que no creyeron a la verdad, sino que se complacieron en la injusticia" (2 Tesalonicenses 2:10-12). Pues, "¡salid!" Sin demorar, teniendo por más excelente y necesario "el amor de la verdad" que cualquier otro "amor" .

 

"Salid de ella, pueblo mío."

¿Acaso le hechiza la magnificencia material de las grandes catedrales? ¿La pompa, la ostentación, las ricas vestimentas, los ritos, las tradiciones antiguas, la jerarquía sacerdotal? Pues, ¡sepa que nada de todo esto tiene sostén en el Nuevo Testamento de Jesucristo! “Mi reino no es de este mundo… no es de aquí”, apuntó él ante Pilato Juan 18:20).

Fundamentos del evangelio puro de Cristo y la iglesia que el Señor estableció

Estado CATÓLICO Independiente de CROACIA persigue y mata a multitudes, apoyada por la Iglesia Católica Romana

 

 

 

  

¿Le gusta esta página? Por favor, ayúdenos a difundir la información por medio de compartirla automáticamente con sus amistades de Facebook, Google+, LinkedIn, y Twitter pulsando en los botones arriba colocados.

Derechos reservados. Permiso concedido para hacer una copia, o múltiples copias pero ninguna para la venta.